LA AVENTURA NO ES INÉDITA.

Sí, claro, te hablamos de la anunciada participación de Agustín Canapino en las 24 Horas de Daytona.

SpeedAgro

Hace más de medio siglo que los pilotos argentinos compiten en el ya legendario óvalo mixto de Daytona, y en ocasiones con buenos resultados. Aquí tenés, en diez apostillas, esa historia condensada.

1. No fueron 24 horas sino 1000 kilómetros los disputados el 5 de abril de 1959, y los vencedores resultaron dos argentinos, el ex F1 Roberto “Bitito” Mieres y Anton Von Dory, a bordo de un Porsche 550A. Recibieron 4 mil dólares de premio por el triunfo.

2. Completó el podio Oscar Rubén Larrauri. El santafesino fue segundo en 1987, compartiendo un Porsche 962 con Gianfranco Brancatelli y Massimo Sigala; y llegó tercero en 1989, a bordo de un 962C, esta vez con Hans Stuck y Walter Brun como copilotos.

3. Otro arrecifeño como Canapino tuvo una destacada actuación en las 24 Horas. Néstor Jesús García Veiga fue a la carrera de 1971 como campeón argentino de Sport Prototipo, y corrió una Ferrari 312P modelo 1969, de 3 litros de cilindrada y 400 HP, contra los Porsche 917 que dominaron. El arrecifeño y sus copilotos, Luigi Chinetti Jr. y Alain De Cadenet, terminaron quintos en la general y ganaron la clase prototipos. Al año siguiente, el Nene insistió pero su Lola T280 no consiguió largar.

4. Guillermo ”Yoyo” Maldonado corrió las 24 Horas de 1983 gracias a una gestión de la Organización de Estados Americanos (OEA), sobre un Nimrod-Aston Martin. Lo curioso es que uno de los tripulantes de ese auto era el mítico A.J. Foyt; cuando el coche se paró, Foyt pasó a manejar un Porsche 935 que terminó ganando…

5. El último argentino en tomar parte de las 24 Horas fue Ezequiel Pérez Companc, a bordo de un Lamborghini Huracán de la Clase GT Daytona: en 2017 fue 37° (15° en su clase) y este mismo año llegó 33° (13° en la clase).

6. Juan Manuel Fangio II tiene al menos seis participaciones en las 24 Horas, pero casi todas acabaron en abandono: solo consiguió llegar 11° en 1992, a bordo del Eagle Toyota GTP. Pese a ello, a fin de año se coronó campeón de la categoría IMSA.

7. 1993 fue el año de mayor participación nacional, con la Misión Argentina del TC. Dos tripulaciones teceístas (Jorge Oyhanart-Emilio Satriano-Fabián Acuña-Eduardo Ramos y Oscar Aventín-Juan Manuel Landa-Cocho López-Osvaldo Morresi) llegaron 25° y 35°, respectivamente, a bordo de los Oldsmobile Cutlass GTS del equipo de Dale Kreider, 8° y 11° en su clase.

Que Misión!, la del TC en el ´93, la más recordada con los mejores de la categoría por entonces, los Oldsmobile y un sinnúmero de anécdotas.

8. Hugo Mazzacane, actual titular de la ACTC, fue piloto suplente esa vez, pero no llegó a competir. Ese año, además, corrieron Fangio II y un argentino afincado en EE.UU., Daniel Urrutia: ambos abandonaron. A diferencia de su padre Hugo, Gastón Mazzacane sí llegó a correr, en 2007, y fue con un resultado inesperado: se estrelló con su Fabcar-Porsche contra un muro de contención, se fisuró dos costillas y sufrió una lesión cervical.

9. Sobre padres e hijos: Gastón Aguirre, el padre de Valentín, actual rival de Canapino en el TC, y también arrecifeño, corrió dos veces las 24 Horas. En 1998 compartió un Cutlass con otros cuatro pilotos nacionales: Facundo Gil Bicella, Horacio Paolucci, Gabriel Castillo y Daniel Dopazo. Llegaron 35°. En el 2000, en cambio, fue el único argentino en su tripulación y abandonó.

10. Gil Bicella y Luis Delconte habían encarnado otra Misión Argentina en 1995 y 1996; en la primera ocasión sumaron a Spinella y Fabián Hermoso, para llegar 42° (15° en su clase); al año siguiente, con Edgardo Lavari y el malogrado Raúl Petrich arribaron 36° (11°).

 

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre