EL SANDERO R.S 2.0 TE DA RESPUESTAS

Martes 31 de mayo de 2016
Comentá (2)

SI TE GUSTA un auto picante…

 

 

 

 

En cada oportunidad, que se tiene la posibilidad de manejar un auto en un autódromo como el Oscar y Juan Gálvez, no vale la pena para nada desecharla.

El nuevo Renault Sandero R.S 2.0, era la herramienta para acelerarla después que los primeros giros, al volante a mi lado estuviera Facundo Ardusso, uno de los pilotos oficiales del Rombo en Súper TC2000 y uno de los top 10 del país.

Un placer, fugaz por cierto pero placer al fin, oficiar de acompañante de Facundo que aceleró y dobló muy rápido, prolijo como suele hacerlo cada vez que se sube al Fluence o bien al Dodge de Turismo Carretera.

El Sandero R.S aunque desde ya con menos potencia que los mencionados, deparó una buena impresión; Renault le puso fichas como un deportivo picante, con 145 burros de potencia, frenos, suspensiones, asimiladas a un coche para correr.

A los que disfrutan de sentarse en un auto con algo más de resto que las versiones convencionales, el auto viene muy bien perfilado y amigable a simple vista, y con tecnología incorporada que lo llevan a conseguir un rendimiento más que interesante.

 

En el autódromo, Facu al volante del nuevo Sandero R.S con Visión como navegante. ¡A fondo!.

Motor con 145 burros, 200 km/h de velocidad final y de 0 a 100/h en 8s5.

  • El interior muestra también la onda deportiva; tiene tres modos de manejo

El motor, 2.0 litros, 16 válvulas, 145 CV.

Paragolpes que siguen los lineamientos de Renault Sport, luces LED, llantas de aleación en 17 pulgadas.

 

Diseñado y desarrollado por Renault Sport (R.S) en forma exclusiva para Latinoamérica, es el primer R.S. fabricado en la región (Brasil). Más brioso y ágil que el Sandero conocido, con muy buena respuestas a la hora de acelerar, frenar y doblar sin vicios como pude comprobarlo primero con Facundo al volante, y luego cuando me llegó el turno de empuñar el volante y pisar el acelerador en mi caso.
En muchos casos al decidir la compra de un cero kilómetro, se priorizan distintos aspectos, que podrán modifican en caso de apuntar la mirada hacia el Sandero R.S (cuesta 302.700 pesos). Quien maneja un auto al que si le pide respuestas, las obtiene, considera que vale priorizar la performance por sobre el mejor consumo.

Por espíritu y funcionamiento genera adrenalina y placer al comprobar que “obedece” a los deseos del conductor que puede manejarlo como desee merced al R.S. Drive, botón que traen otros modelos del Rombo en el mundo. ¿De que se trata?, permite seleccionar entre tres tipos de conducción: 1.“Normal”: el control de estabilidad (ESP), se mantiene conectado y el régimen del motor está programado para optimizar el consumo. 2.“Sport”:el ESP sigue encendido, pero se altera el mapeo de la inyección, se eleva el régimen de rpm y se nota al acelerarlo y el motor se pone más “nervioso” al girar 1000 rpm plus. 3. “Sport+”, desactiva el ESP, y posibilita manejarlo a full, bien como un deportivo.

Como comprobé conduciéndolo en el autódromo, hay que prestar mucha más atención a las maniobras y menor atención a los indicadores. Dispone del shifter sound, al activar esta alarma alerta que nos estamos excediendo en rpm, y que es momento de pasar de cambio. La alerta aparece cercana a la zona roja del cuentavueltas (6500 rpm), pero muy lejana a los requerimientos que podemos solicitarle a diario.

Está equipado por el motor F4R de quinta generación, 2.0 litros, 16 válvulas y 145 CV; al que le fue modificada la presión de inyección un 20%, aumentada la dimensión del colector de admisión y le cambiaron la posición al ducto de aire frio. A su vez, el software fue recalibrado por Renault Sport, para entregar las buscadas prestaciones deportivas.

El nuevo sistema de escape libera más presión, por lo que la sección de su diámetro aumentó desde el múltiple hasta el silenciador, que hace que la perdida de presión sea menor. Se acopla a la nueva caja de velocidades con seis marchas, con un escalonamiento ajustado y preciso que, claro, hace al carácter deportivo que permite una remarcable capacidad al acelerarlo sin que el motor caiga en “vueltas”, en tanto el control de estabilidad (ESP) cuenta con un programa deportivo.

Renault con sus versiones R.S de distintos modelos que produce, ha establecido un patrón, una imagen específica en el mundo. Ese patrón lo sigue desde ya, el Sandero R.S, fijate: paragolpes delantero con las mismas características de otro familiar cercano como el Clio IV R.S. o Megane R.S.,replica las líneas y además trae luces con LED. La deportividad, suma puntos con los spoilers delantero, trasero y laterales, el centro de gravedad más bajo, doble salida del escape cromada y llantas color negro de aleación en 17 pulgadas y neumáticos de perfil bien bajo 205/45 R17 ideales para andar en una pista, pero no tanto para transitar tantas calles y rutas con indeseables como se suelen padecer.

El interior remarca el espíritu deportivo, desde Renault Argentina sostienen que lo pensaron para asemejarlo a un cockpit de un auto de alguna de las categorías de Turismo que compiten en la región. Las butacas con tapizado específico R.S sirven como ejemplo, junto al volante regulable en altura permiten una posición de manejo óptima a lo que se suma la palanca de cambios en cuero con costuras rojas, el logo R.S. en el volante y la pedalera de aluminio como suele equiparse a autos de competición.

La suspensión con nuevos reglajes acorde afirma la esencia deportiva, deja entreveer hacia donde hay que apuntar al Sandero R.S. Los amortiguadores tienen apoyos de impacto en poliuretano, y los espirales delanteros son 92% más rígidos, y los traseros un 10%. Para evitar el indeseable rolido en las curvas a altas velocidades, las barras de torsión son 17% más rígidas adelante y 65% atrás. El despeje del piso es 40 mm inferior a un Sandero convencional

Los frenos, claves más más aún cuando se trata de un deportivo, disponen de discos delanteros de 280 mm y mayor espesor y en forma adicional, los traseros de 240 mm. Cuenta con dos airbag delanteros en el interior, suma el sistema ABS con distribución electrónica de la fuerza de frenado (EBD), control electrónico de estabilidad (ESP), de tracción (ASR) y asistencia para arranques en pendientes (HSA). La dirección (nuevo sistema Electro-hidráulica progresiva) fue recalibrada para una mayor asistencia en maniobras a baja velocidad y tornarla más rígida y precisa.

 

Por Carlos Saavedra
Fotos: Prensa Renault Argentina

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

2 comentarios

04.06.16

Interesante para el TN, ante el fracaso del Fluence

Responder
07.06.16

Que lindo yo me compre EL SANDERO por este medio http://www.autofoco.com poco tiempo y la verdad es que un gran auto con el tiempo espero prepararlo para hacer algunas carreritas amateur. Excelente blog, gran fanático del TC.

Responder

ARTICULOS RELACIONADOS