MATTIAS IRÁ A LA FIESTA

Martes 29 de noviembre de 2016
Comentá (0)

DESEO CUMPLIDO

     
“Siempre quise ir a una ceremonia de entrega de premios de la FIA y este año podré darme el gusto…”

Sin ruborizarse y hasta con simpatía, Mattías Ekström reconoció una de las especiales satisfacciones que se ganó con la conquista del título de RallyCross Mundial. Llegó con esa tranquilidad y alegría a Rosario, porque la asistencia a esa fiesta se la había asegurado una fecha antes al ganar en Alemania. Una fecha que coincidía en la agenda con una del DTM Alemán, la otra categoría en la que este sueco da rienda suelta a su pasión  por la velocidad heredada de su padre Bengt, un expiloto de RallyCross Europeo.

Duelo de campeones. El Audi de Ekström y el Peugeot de Loeb disputan con todo una posición.

 

“Agradezco  al gente de Audi el haberme permitido correr en el RalyCross para así  tener la posibilidad de asegurarme el título” repitió durante  su paso por Rosario, donde en la fecha final y  también con su equipo, el EKS, obtuvo el Trofeo de Equipos. La marca Audi está íntimamente ligada a la campaña de Ekstrom, ya que fue la que permitió ser una de las figuras del DTM Alemán, con sus picos más altos en el 2004 y 2007 con las conquistas de sendos campeonatos.

“Tuve buenos momentos en el DTM con Audi, pero éste en el Rallycross es el mejor de todos en mi campaña, porque empezando de cero llegamos a ser campeones. Recuerdo que en octubre del 2013 cuando llegué al RallyCross Mundial no tenía nada” contó Ekstorm, nacido en Falu, Suecia, el 14 de juio de 1978, y que este año elevó a 6 su haber de victorias en el Mundial. Y lo más importante, conquistó el título que le valió la invitación a la fiesta tan deseada.

 

Por el equipo de VA (Especial desde Rosario)

Fotos: Mónica Paz

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

0 comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS