EL TOP ENTRE LOS TOPS DEL 2016

Miércoles 28 de diciembre de 2016
Comentá (3)

UNA BUENA COSTUMBRE

Es la que ante cada fin de año tenemos en Visión para juntarnos, intercambiar opiniones, discutir un poco, y finalmente elaborar el ranking de quienes pensamos fueron  los diez pilotos más destacados del automovilismo nacional y entre ellos quién fue el mejor. Es lo que opinamos. Podés coincidir o no. Lee y contanos.

10º RUDY BUNDZIAK

 

Este misionero, de Puerto Iguazú, de nombre y apellido extraños, consecuencia de sus antepasados polacos, combinó alta efectividad (seis triunfos) y regularidad para con toda justicia llevarse el título de una Fórmula Renault que recién en la segunda parte de la temporada insinuó una recuperación tras un comienzo complicado con los nuevos motores. Pese a sus 18 años, Bundziak, con importantes antecedentes  en el karting argentino y brasileño, mostró una madurez, no sólo conductiva sino también personal que lo diferenciaron del resto. Su idea de cumplir los pasos necesarios para afianzarse en el automovilismo nacional, tendrá su próxima escala en el TC 2000.

 

9º MARCOS LIGATO

 

Este experimentado cordobés de 39 años se mantuvo en la cima de la actividad nacional al prevalecer por tercer año consecutivo en el particular y clásico duelo  con Federico Villagra. Navegado por el doctor Rubén García, otro con muchas horas de vuelo en el  rally, sobre el Chevrolet Agile de su equipo, el Tango  Competición, Ligato construyó con la base de cuatro triunfos una efectiva campaña que le permitió coronarse con una fecha de anticipación. Asimismo, con el Tango Competición, Ligato tuvo la alegría del título conquistado por David Nalbandian en el Maxi Rally. También Marcos corrió un par de fechas (Argentina y Finlandia) en la case mayor del Mundial de Rally con un Citroen  particular y en los caminos cordobeses cumplió al terminar séptimo.

 

 8º MARTÍN MOGGIA

 

Confirmó que es otro chico para mirar con atención con su destacada participación en el campeonato de TC 2000 que en su primera temporada completa le permitió llegar a la carrera final con chances de lograr el título. Quedó segundo de Antonino García , pero esto no le restó méritos, que incluso se potenciaron por haber soportado el duro golpe personal de la súbita muerte de su padre, principal  impulsor de su campaña deportiva. Este auspicioso futuro que este bonaerense (nació en Isidro Casanova) de 19 años tiene el en automovilismo nacional lo percibió Citroen al incorporarlo como uno de sus pilotos en su ingreso al Súper TC 2000. Otro gran paso adelante en la trayectoria deportiva de quien como Moggia es  una de las principales promesas del automovilismo nacional.

 

7º EMANUEL MORIATIS

 

A diferencia de su colega de la clase 2, Alfonso Domenech, salvó el orgullo de campeón de la clase 3 de Turismo Nacional, con al menos una victoria. La obtuvo en  la segunda fecha y a partir de ese momento su capacidad, experiencia y conocimiento de la categoría le permitieron aplicar esa receta tan práctica y efectiva en el TN como lo es la regularidad.  Esto junto con los infortunios de sus rivales, especialmente de Leonel Pernía, le dieron una anticipada coronación y su segundo título en la categoría  Todo esto respaldado por un equipo de vasta experiencia como el Martos Competición y un Focus, que algunos miraron con cierto recelo por la dimensión de sus alerones, Mas errática fue su participación en el TC, donde sólo en la parte final, con su llegada al equipo del Gurí Martínez, tuvo algún protagonismo.

6º MARIANO WERNER
La carrera del Millón, en Rafaela, o la carrera más atractiva del año en La Pampa, fueron postales de gran valor conductivo que, al cabo, se hundieron en un olvido relativo frente a la indudable muestra de comportamiento antideportivo que el entrerriano desplegó en el colofón del año. Sonó demasiado a justicia por mano propia como para creer que la maniobra que enlodó el cierre del TC se produjo imbuída de argumentos deportivos, de ansias de campeonato. La dureza de la suspensión que le aplicaron (reducida de un año a seis carreras y de una multa de 1.000.000 de pesos a 500.000 por obra de la apelación) exime de mayores justificaciones. Podrían haber sido dos o tres en el balance, por todo lo que produjo en el 2016 como carta ganadora de Ford; tiró mucho más que cuatro ruedas al pasto.

 

5º MARIANO ALTUNA
Alejado del SuperTC2000, sin tanto protagonismo en el TC, fue el TRV6 el que le permitió recuperar brillo y los recuerdos de aquel pibe de 17 años que hace 17 años le mojaba la oreja a todos en el TC2000… Con su carga de agresividad conductiva, acabó por acomodarse a la perfección a las exigencias de los autos de la categoría, que piden rigor por momentos y delicadeza en otros. Ese remozado estilo Altuna lo llevó no sólo a conquistar cinco triunfos (tanto en circuitos rápidos como lentos), sino también a volver a despertar la atención sobre su manejo. Pícaro como pocos en el automovilismo nacional, se la jugó al final, sin tanta grosería. El título no habría cambiado mucho para esta clasificación.

4º FACUNDO ARDUSSO

 

El santafesino ronda tanto el podio que seguramente algún día terminará por conquistarlo… tanto en el análisis de VA como en el asfalto. Era número puesto para ser campeón de Súper TC2000, pero curiosamente le jugó en contra la abundancia de recursos del equipo Renault, que sin reglas del todo claras y con algunas actitudes poco profesionales acabó rifando un título que a mitad de temporada parecía seguro. Siempre da gusto verlo conducir pero este año le faltó el cachito de contundencia que hace la diferencia entre un éxito y un muy buen resultado. En el TC también ganó (la primera carrera de Termas de Río Hondo) pero acabó sacrificado en función de las ambiciones que el JP Racing tenía establecidas en torneo a Ortelli. No fue un mal año el suyo, pero pudo haber sido mucho mejor.

 

3º GUILLERMO ORTELLI
Lo hace tan sencillo que, a esta altura, un título de Turismo Carretera más o menos no le cambia la valoración. No siempre le funciona cuando tiene que pisar otros pastos pero en el TC su jerarquía histórica lo hace sentirse a sus anchas. Y se potencia en un equipo que lo interpreta al pie de la letra. Con dos triunfos en el año (Paraná y Concepción del Uruguay), vivió dos paradojas: se consagró campeón un poco después de haber cruzado la meta de la última carrera del año (y se enteró mucho más tarde); y su performance más destacada del 2016 no tuvo lugar en el TC sino en la única presentación que hizo con el SuperTC2000, cuando dio cátedra bajo la lluvia, recuperó al Guille más agresivo de otros tiempos y le regaló en bandeja el triunfo en los 200 Km de Buenos Aires a su admirador Agustín Canapino.
2º MATÍAS ROSSI
Si las carreras duraran 500 metros menos, el Misil tendría hoy un campeonato y un subcampeonato más en su haber. En general, los resultados no deben ensombrecer lo que canta el rendimiento. Está claro que, desde los éxitos, hubo quién acumuló más mérito. Pero en todo caso Rossi no pierde allí el primer puesto: su tono fue levemente menos protagonista en el transcurso del año de lo que suele serlo. A muchos los contrarió el alto perfil que quiso tener fuera de la pista: quizás cuando la situación más le reclamaba esas ínfulas, se guardó. Peleó los tres campeonatos en los que intervino (cuatro triunfos en TC, tres en STC2000) pero acaso no fue el piloto incontestable de otros momentos. Aún así, le alcanzó para el podio.
1º AGUSTÍN CANAPINO      
Conquistó el ansiado título de Súper TC 2000 y recuperó el del Top Race V6, sumando su sexta  corona en dicha categoría. Además llegó con chances matemáticas a la definición del TC pese a que su Chevrolet no fue tan contundente como los de Rossi y Ortelli. Es decir que peleó los campeonatos en las tres categorías en las que corrió. Fue el máximo vencedor del año (9) en categorías nacionales y entre esas victorias se contaron dos de las fechas  (200 Km de Buenos Aires y las carreras en el callejero de Santa Fé)  más emblemáticas de la temporada. Fueron determinantes en la conquista del título del Súper TC 2000 que le ganó al numeroso pero desorganizado equipo Renault, el gran candidato, y que encima rubricó a lo gran campeón con una pole y un triunfo de punta a punta que no necesitaba. Asimismo reiteró su alto espíritu competitivo y orgullo que si bien le trajo algunas polémicas también sirvió para ponerle pimienta a algunas carreras
Por Miguel Sebastián y Pablo Vignone.
Fotos: AIF, Prensa Super TC 2000, ACTC, TRV6, Fórmula Renault, TC 2000 y Rally Nacional

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

3 comentarios

30.12.16

Porque 4to al facu ardusso?….si no gana nada…soy hincha del facu pero no ganó nadaaaaa…no quiero pensar mal pero mucha publicidad de Renault jajajajajajaaa…
Feliz año a la gente de visión y a todos los q comentan en la pagina…..Darío de mar de ajo

Responder
30.12.16

No incluída pilotos arg en el exterior?…para mi nicolas dapero, Tatiana mercado y el mismo pechito López merecen mas q el facu ardusso…..

Responder
04.01.17

creo que Ortelli deberia ser al menos el 2 y Rossi el 3, campeones son los ganadores importantes y mas protagonistas.
sin tener nada en contra de Rossi en particular, lo considero en el grupo de los 3 mejores en el ambito local ,quedo como mucho ruido y pocas nueces,

Responder

ARTICULOS RELACIONADOS