NI EL GENIAL FELLINI HUBIERA IMAGINADO UNA PELÍCULA ASÍ

Martes 06 de diciembre de 2016
Comentá (14)

EL SÉPTIMO TÍTULO de Guillermo Ortelli ha deparado un vendaval.

Desde ya, originado en el choque propinado por Mariano Werner a Matías Rossi, cuando el de Del Viso, se encaminaba a su segundo campeonato con la cuadriculada en el Mouras, aguardando ahí nomás.

Sin embargo y de repente, como si se tratara del final de una película que te mantiene sentado al borde de la butaca, el Falcon de Mariano (¡que año el de los entrerrianos, remeber el Gurí), como cortadora de pasto por lo verde, se le fue encima a la Chevy del Misil y el golpe, milésimas después, cambió la historia del campeonato argentino de TC de 2016. Guillermo Ortelli, muy agradecido.

La batería de bombas que explotaron el aire, cuando terminó la carrera, le agregaron confusión al momento más esperado por la multitud que invadió todo los lugares del Mouras, los habilitados y los vedados. Una práctica censurable, por la falta de responsabilidad de esos aficionados y ante la carencia de controles o inacción de los encargados de preservar la seguridad. Mirar el gentío asentado en la calle de boxes, mientras se corría la carrera, erizó la piel y puso al espectáculo en alerta rojo. Sí, el de Arriba como cual drome celestial, sobrevoló y evitó una tragedia. Alguna vez, El se va a volver a cansar…

El Turismo Carretera, emparentado con el caos; ni hablar más aún luego de aquella profecía del mandamás Oscar Aventin (“sino hay caos no hay TC”) en sus épocas doradas y monárquicas, hizo indeseado “honor” a esa cita ya acuñada. Y lo peor, reabrió el debate en torno a la falta de transparencia y abundancia de suspicacias que ha venido jaqueando al TC desde tiempos lejanos.

El rol de periodista, obliga a uno, a no perder el equilibrio, reforzar el razonamiento, mantener la calma y ejecutar un análisis que incorpore la mayor cantidad de variables, hechos, datos e incluso versiones. Sí, versiones, aunque a algunos directivos del automovilismo, responsables de equipo, incluso corredores y pseudos periodistas, lleven a denostar a un cada vez más reducido sector del periodismo dedicado al automovilismo, porque se inmiscuye en terrenos incómodos, conflictivos, y ventila temas que pueden no dejar bien parados a más de uno. Allá ellos; zapatero a tus zapatos…

La fiesta que iba a explotar en su máximo esplendor, a la que dio vida la multitud agolpada en La Plata, no tuvo el final feliz merecido. La piedra del escándalo fue el golpe inexplicable, sin sentido, de Werner a Rossi, que tuvo la consecuencia más grave en el terreno deportivo claro: le hizo perder el campeonato al de Del Viso.

Después, habrás leído, escuchado y visto, se sucedieron una serie de hechos que no hicieron más que abonar la frase del Duque de Morón. Para lo cual, hubo aportantes desde las distintas veredas que, no precisamente actuaron con sensatez. Por lo alto y en el off the record infaltable, tiñieron de dudas y plantaron las tan indeseadas suspicacias que acompañan al TC, de las que no puede desprenderse.

 

El inolvidable cineasta Federico Fellini, extravagante, provocador, pintor de historias inigualables. El TC le hubiera venido como anillo al dedo, para tejer algunas de sus geniales películas.

 

¿Ha sido acaso o es, el heptacampeón Guille Ortelli de Salto, el “protegido” de la ACTC y “beneficiado” para ganar el título que en 2015 se le escapó a manos del Gurí Martínez, de tan empobrecida imagen luego de transgredir este año el reglamento en Concordia?. ¿Cumplió Werner su rol en el guión felinesco por la locura que pudo encerrar, de ser el encargado de impedir el acceso de Rossi al bicampeonato?. ¿El Misil fue partícipe necesario? de tan alucinante ¿fábula?, al no levantar su voz como acostumbra, justo cuando debía hacerlo porque era el campeonato lo que se le escurría de las manos?. ¿Qué ocurrió realmente en ese pasaje difuso en que, una vez finalizada la carrera, en medio del desconcierto, la clasificación final quedó “congelada” en el sistema, antes de que reanudado, reflejó el cambio en la posición de Rossi quien del 21º cayó al 24º lugar, lo que derivó en la corona bailoteara en su cabeza, para ir a encenstarse en la de Ortelli.

Semejantes, tamañas elucubraciones, se han disparado y no hicieron más que profundizar una polémica cuya estela, vaya a saber cuando se dispersará o, como todo hace suponer, va a perdurar abierta hasta que las “velas ardan”. Y por si fuera poco y acá el efecto menos deseado, lo vivido reavivó sospechas y dudas, sobre las que en la  ACTC aseguran trabajar paso a paso para dejarlas a un costado, pero que ante sucesos como los vividos, producen un indudable retroceso en la credibilidad del soberano, que es quien más importa, o debe importar.

Quedó evidenciado que la obtención de un campeonato de TC llega en la previa y se desarrolla, rodeado de un cúmulo de factores e imprevistos potenciales, a los que podría rotularse de inimaginables.

¿Pudo Werner ir a pegarle a propósito a Rossi?, ¿Qué llevó al Misil a exponerse tanto a riesgos que evitaba con dejarlo pasar a Mariano, quien ni así conseguía el título?. Laureano Campanera, dueño del Donto Racing que ha integrado Rossi, señaló a quien esto te cuenta, que el equipo avisó por radio a Matías para que lo dejara pasar a Werner, y que restaba una vuelta cuando el Misil creía que debían cumplimentar dos o tres más. Lo cierto que el malentendido o confusión también indició para que el precio pagado fuera muy caro. A su vez, por otro lado, la cada vez mas gélida y distante relación mutua entre Rossi y Werner, producto de desencuentros de antaño y actuales, pudo influir en ese momento crucial en la última curva.

Veamos, se puede suponer que entre la intencionalidad incompresible de Werner y la cuota de arrogancia de Rossi, que pudo no llevarlo a actuar con la frialdad mental que lo ha caracterizado, y lo ha hecho marcar diferencias respecto a sus rivales, pueda encontrarse la punta del ovillo para comenzar a entender. ¿O no se entenderá jamás, y menos se conocerán las verdaderas razones, que quedarán archivadas en la mente insondable de cada uno de los protagonistas de esta película, con ribetes y especulaciones como para catalogarla de ciencia ficción, más allá que la ficción pueda convertirse en realidad…


Por Carlos Saavedra
Foto:.

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

14 comentarios

06.12.16

Señor Carlos Saavedra muchas gracias por su relato, debo aclarar que es el circulo periodístico es el que alimenta historias que no pueden ser corroboradas.
El ACTC ha entendido que para estar en boca de todos sin esfuerzo debe usar el escándalo como método y lo usan a su favor, otro es cambiar el reglamento a mediados de año y no al principio del torneo, y lo hacen para el mismo propósito.
Werner hizo una maniobra que no te lo permiten ni los simuladores actuales, UNA BURRADA , entonces debe ser sancionado duramente, lo que creo que no pasara.
Rosi; he escuchado que debía dejarlo pasar, ¿Porque?, desde que los autos se pusieron en pista el viernes NUNCA fue mas rápido Werner que Rosi, tampoco en la serie, Werner llega a posición de disputa porque le regalan puestos.
Ortelli, es un gran campeon , y lo construyo durante un año, no en este cabaret que provoco Werner no hay otro, solo el en su cabeza sabe que carajo quiso hacer.
GRACIAS SALUDOS

Responder
06.12.16

Hace unos pocos días Mariano Werner y Guillermo Ortelli compartieron un evento de Peugeot, quizás allí “hablaron” algo……
https://twitter.com/FYannantuoni/status/801078020371058688

Responder
06.12.16

El tema es mas simple que la novela que pretenden armar en este articulo.
Rossi lo habia sacado de pista en accion previa y en la maniobra final lo tapa corriendo el auto a la izquierda, cuando Werner saca el auto para adentro ya estan sobre la curva y como no tiene lugar la unica posibilidad de no embocarlo, de no pegarle de lleno es tirarse al pasto.
Una vez que el auto esta en el pasto puede pasar cualquier cosa y si Rossi levantaba un poquito nada mas no pasaba nada porque Werner pasaba a integrar el paisaje sin enganchar a la Chevy.
Asi de simple.

Responder
06.12.16

Cuanto palabrería al dope…. nadie busco los audios de estos dos pibes hablando con sus equipos? Ahí está la verdad!

Responder
06.12.16

es mas simple me parece. ortelli fue perjudicado en toay por ugalde. y rossi en la plata por werner. terminaron el campeonato con dos puntos de diferencia. le toco a ortelli. aprendimos que werner no es digno porta estandarte de ford, van a necesitar un piloto de fuste que defienda la marca, que rossi declara para las cámaras como estrella de teatro de revistas y que la ACTC sigue teniendo algunos problemitas para armar espectáculos. el año que viene seguirá el circo y nosotros seguiremos discutiendo estas cosas que estan por demás de claras.

Responder
06.12.16

no hay mas dudas para la gente inteligente q no se deja chamullar fácilmente esta mas q claro q esto estaba todo armado p cagarlo a rossi y regalarle otro campeonato a ortelli mas claro echale agua………….

Responder
08.12.16

Y la gente inteligente donde está???

Responder
17.12.16

Q LA GENTE INTELIGENTE SABE Q TENIA ARREGLADO C WERNER Q SI LO TENIA A MANO LO PARTIERA COMO UN QUESO Y QUE ESTA PELICULA ES DE TERROR 100% LA PEOR DEFINICION DE CAMPEONATO MAS SUCIA DE LA HISTORIA DEL TC SUPERO EL MISMO CAMPEONATO Q LE GANO AL GURI CON AYUDA DE LEDESMA Y MARCOS DI PALMA DOS CAMPEONATO CHOREADOS X CHOQUES Q SON MANDADOS DESDE LA ACTC………………….

Responder
28.12.16

No se entiende

Responder
09.12.16

Lo que no está para nada claro es como, una vez terminada la carrera se corrigió (?) el clasificador para pasarlo a Rossi del puesto 21º al 24º.
Y con eso… perdió el campeonato.
Jamás supe de algo así en ninguna categoría del mundo.
Cheee…!

Responder
11.12.16

yo pienso lo mismo! porque no nos muestran las imagenes de la llegada para que podamos ver a ROSSI llegar 24….

Responder
17.12.16

pq fue todo una mentira nunca se contaron uno x uno los autos q cruzaron la meta al no andar el sensor y los q cuentan son los veedores q son de la actc y q paso dijeron rossi 21, como salía campeón rossi hubo algo en el medio q el mismo veedor dijo corrijo 24 es de locos no se dan cuenta si quieren le doy el nombre del veedor y van a su casa a preguntarle sino fue así el recibió oreden de q cambiara el puesto de rossi es tc esto muchachos los peores dirigentes de la historia ya se los vengo diciendo hace tiempo…………….

Responder
28.12.16

No se entiende. Un traductor , por favor.

Responder
28.12.16

ortelli… estimado. la nota alude al sarcasmo, ironía, satira que utilizaba entre otras genialidades, el inolvidable director federico felini

Responder

ARTICULOS RELACIONADOS