“NO TENGO LA PRESIÓN DE GANAR”

Viernes 30 de diciembre de 2016
Comentá (0)

¿EL CANDIDATO?

Y si…, viendo las ausencias de los hermanos Marcos y Alejandro Patronelli y el chico Jeremías González Ferioli en los cuatriciclos, la baja por lesión del ascendente  Kevin Benavides entre las motos y la inferioridad del Mini  de Orly Terranova, con relación a los poderosos y numerosos Peugeot  entre los autos. Viendo todo esto queda Federico Villagra como la gran esperanza de un triunfo argentino en el inminente Dakar 2017, a ponerse en marcha el primer día del año en Asunción, Paraguay.

Villagra con Adrián Yacopini y Ricardo Torlaschi, sus nuevos compañeros, junto a inmenso Iveco, su "hogar rodante" en las próximas dos semanas.

 

Para esto habrá seguir con atención la carrera de los camiones, esos que salvo por su tamaño pasaban casi inadvertidos para los argentinos hasta que el año pasado en su primera incursión, Villagra ganó una etapa, peleó por la victoria y terminó en el tercer escalón del podio. Un auspicioso debut, cuyo recuerdo a casi un año de distancia, lo potencia para ser gran protagonista sobre uno de los Iveco Power Star Cursor del Team De Rooy, que tendrá como otros pilotos, al propio Gerard De Rooy, dueño del equipo, y  Tom Van Genugten. Ambos son holandeses.

“El camión es el mismo del año pasado con algunos cambios en el motor y la suspensión” le contó Villagra a Visión en el umbral de su partida a Asunción. A diferencia  del año anterior, el Coyote llegará a su nueva participación en el Dakar sin el “entrenamiento” de una carrera anterior en Marruecos, pero si, con una serie de  pruebas en Holanda. “No pude ir a correr a Marruecos, porque coincidía con una carrera que tenía en Argentina…” explicó.

“Sé que por mi actuación del año pasado se despertaron muchas expectativas pero pero no tengo la presión de ganar. Por supuesto que me gustaría ganar pero es el Dakar, la carrera más difícil del mundo. Además tendremos grandes rivales como los Kamaz, el Renault, los MAN que estrenarán una caja secuencial que puede beneficiarlos en la altura” advirtió Villagra, quien con un “perjudicará muchos a los pilotos y los vehículos” extendió su opinión sobre las etapas de altura (llegarán  a los 5000 metros) que  durante  cuatro jornadas tendrá este Dakar 2017 en su paso por Bolivia.

"En la primera semana de carrera tendré libertad de accion, luego se verá..." anticipó Villagra sobre la estrategia del equipo De Rooy con sus tres pilotos.

 

La locuacidad de Villagra tocó el freno a  la hora de hablar del costo económico de este proyecto.  Se mostró esquivo sobre el tema. Igual VA averiguó que el costo inicial rondaba entre los 350.000 y 400.000 dólares, a los que hay que sumarles otros gastos del desarrollo de la carrera, como por ejemplo las roturas. Así se llega al medio millón de verdes.

“Cambié amigos por amigos…”, explicó Villagra con una sonrisa sobre el cambio de sus dos tripulantes.”Ya lo tenían decidido y al término del Dakar pasado ambos me dijeron, hasta aquí llegamos…”, comentó sobre las ausencias de Jorge Pérez Companc y Andres  Memi, sus laderos en la destacada actuación en el Dakar 2016. Adrián “Chino” Yacopini y Ricardo Torlaschi serán sus  reemplazantes. Ambos cuentan con gran experiencia en el Dakar y Cross Country Nacional.”Es importante entender que uno no corre solo y necesita de sus compañero. Por eso  hay momentos en los que seré yo quien le tenga que pedir cosas y otros en los que ellos me las pedirán a mi…” agregó sobre la importancia de una buena relación y coordinación entre toda la tripulación. Otro punto clave en una carrera donde también corre la convivencia.

 

Por Miguel Sebastián

Fotos: Mónica Paz

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

0 comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS