Daytona, una de las cunas de la velocidad

Jueves 19 de enero de 2017
Comentá (0)

MUY CERCA DE LA PLAYA.

Te hablamos del Daytona International Speedway, escenario de múltiples carreras que encabezan por prestigio y tradición, las 24 Horas y las 500 Millas de NASCAR. Justamente en esa ciudad del Estado de La Florida, fue donde alumbró el NASCAR. Algunos sabrán que carreras iniciales, se hicieron en las playas.

 

Una postal de uno de los circuitos más famosos del mundo.

 

A una hora de Orlando y del parque más famoso en el mundo, Disneyworld, todos los eneros, Daytona recibe a las 24 Horas. El  circuito fue construído en 1959 por el empresario William “Bill” France, uno de los que dejaron una huella en el automovilismo estadounidense, dispone de una capacidad para 168.000 espectadores.

En la edición 2017 de las 24 Horas correspondiente a las Series IMSA, habrá una presencia argentina; Ezequiel Pérez Companc compartirá la conducción de un Lamborghini.

Los participantes están divididos en estas categorías: GT Daytona; GT Le Mans, y Prototipo.

Daytona cuenta con dos pistas principales, el óvalo de 4023 metros con forma de trióvalo y 31 grados de peralte en las curvas, en el que tienen lugar las espectaculares 500 Millas de NASCAR (febrero), la cita más importante del calendario del NASCAR. Y por otro lado, el trazado mixto de 5730 metros donde tienen lugar las 24 Horas (este año entre el 28 y 29 de enero). En el mismo circuito también hay carreras de motos durante la temporada.

 

La noche, un condimento muy especial en las 24 Horas.

 

La fama de Daytona como circuito, te dijimos, comenzó antes de la existencia del “speedway”. En la arena probaban y desarrollaban motores para autos, incluso para aviones de guerra que combatieron en la 2ª Guerra Mundial, y hubo reiterados intentos para lograr nuevos récords de velocidad.

La primera carrera en el circuito hecho por Bill France, tuvo lugar el 22 de febrero de 1959 y concurrieron más de 41.000 espectadores. Un dato curioso, muy conocido en el automovilismo del país del norte, en 1958 France no disponía de todo el dinero necesario para construir el circuito. Fue así que se reunió con ejecutivos de Coca-Cola para solicitarle que patrocinaran a la nueva pista, sin embargo obtuvo una negativa como respuesta. Sin perder tiempo, France cruzó de vereda y fue a hablar con Pepsi-Cola con idéntico fin. Pepsi le dio una respuesta positiva, eso llevó a que en los circuitos de NASCAR de la familia France, sólo se vendiera Pepsi. Así hasta 2008, cuando Pepsi dejó de patrocinar.

 

Por Carlos Saavedra

Fotos:  gentileza motorsport.com

 

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

0 comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS