SANTERO CAMBIÓ, ESPERÓ Y TUVO SU PREMIO

Domingo 19 de febrero de 2017
Comentá (3)

“OJALÁ PUEDA TENER REVANCHA…”

Sin alterar su habitual tranquilidad Julián Santero le confió a Visión su deseo poco antes de subir al Torino del  Dole Racing para largar desde la pole su segunda carrera en el TC. El pedido del desquite tenía la fresca antiguedad de una semana por esa carrera de la clase 3 de Turismo Nacional en el Mouras que fue suspendida por la lluvia y donde con otra pole, Julián era el gran candidato a la victoria.

Santero aguantó en la largada y los relanzamientos los ataques de Nicolás Gonzalez.Fueron maniobras clave para su triunfo.

-Y finalmente tuviste revancha…., le recordó VA, cuando un par de horas después. Julián ocupaba el centro del panel  de la conferencia de prensa como flamante ganador 209 en la historia del TC. “Y todavía me queda una espinita por lo del Turismo…”, contestó sin arrogancia y si, como una muestra de ese espíritu ganador que este mendocino, nacido en Guaymallén el 21 de octubre de 1993, mostró desde que comenzó a asomar su talento en la Fórmula Renault. “No vengo a divertirme, eso lo hago con mis amigos y fuera de los circuitos ,acá vengo a ganar…” , contestaba cuando se le remarcaba su extrema seriedad en sus épocas de dominio en la Fórmula Renault.

Sólo puede sorprender  a los desprevenidos y desinformados  esta victoria de Santero por encima que haya sido en segunda carrera en el TC y la primera como piloto titular. Y el tema no pasa por ese único antecedente de podio (segundo en  los 500 Km de Olavarría como invitado de Mauricio Lambiris) sino por un talento superior que captó en el 2014 el equipo Peugeot de Súper TC 2000 pero que por motivos que excedieron lo deportivo no supo conservar. A fin de año de ese año lo cambió por un piloto aportante sin recordar no sólo la gran capacidad conductiva de Santero ,sino su colaboración para la conquista del título de su compañero Néstor Girolami.al cederle posiciones que significaron muchos puntos.

El campeón Guillermo Ortelli no estrenó de la mejor manera el número 1. Un toque de Ugalde dejó asi su Chevrolet y lo obligó a abandonar en la vuelta 19.

 

Sin lugar en el Súper TC 2000 pareció que su estrella se apagaría y máxime cuando su idea de encarar por el lado del TC y buscar el TC Pista como primer escalón encontró la inicial negativa de la ACTC. “Antes tenés que hacer un año de TC Mouras”  fue la dura contestación que encontraron Julián y su padre Luis. Sonó injusta pero fue real para los particulares parámetros  que maneja la ACTC. A la calentura y portazo inicial, siguió la reflexión y la nueva esperanza nacida con el consejo surgido desde el nivel oficial de la categoría  y que pronosticó que  ”con una buena temporada en  el TC Mouras, en dos años estas en el TC…”

“No me sorprende este victoria de Julián, si me sorprendió la primera vez que se subió a un TC Mouras y donde sin pruebas previas ni experiencia en tracción trasera, hizo los mejores tiempos. Ahí me demostró que era un distinto…” recordaba en la agradable y ventosa mediodía de Viedma. Marco Jakos, director del Dole Racing, sobre aquellos primeros días de Santero sobre un TC Mouras en el comienzo del 2015. El título de campeón  en esa temporada fue la lógica consecuencia y le otorgó el pasaporte al TC, pero con obligado paso por el TC Pista. Quedar con las ganas de un nuevo título, que peleó hasta la fecha final en el 2016, no cortó su ascenso al objetivo deseadoy prometido : el Turismo Carretera.

Dos sobrepasos al mismo tiempo hizo Agustín Canapino en la maniobra con la que superó a Lambiris y Ledesma para escalar al segundo lugar final.

 

“La mejor virtud de Julián, junto con su talento, es la de hacer todo en forma natural, sencilla y con gran tranquilidad” agregó  Jakos,  ya con la satisfacción de haber logrado con el triunfo de Santero, un festejo en el TC que su equipo no celebraba desde que Norberto Fontana ganó en Junín en septiembre del 2012.

Ese talento adosado de naturalidad y tranquilidad, mas la experiencia  ganada en las categorías teloneras, fueron determinantes para que Santero venciese de punta a punta en una carrera complicada por  el viento y una pista sucia que motivo varios despistes. También esas virtudes le permitieron contener los ásperos  ataques de Nicolás González en la largada y los dos relanzamientos y no desesperarse cuando en la vueltas  finales apareció un extraño humo en el habitáculo. “La pasé mal y no sabía si llegaba” conto Julián luego de descargar su tensión en un emocionado festejo ante la orgullosa mirada de su padre. Una carrera soñada, como la definió el propio Santero, que así se graduó de ganador en el TC con las mejores notas. Un triunfo a lo campeón.

El Toro de Santero fue el único auto de la marca que mantuvo el nivel dominante de los días previos. Se quedó con una merecida victoria, la primera de los Toros en Viedma.

 

“Santero se manejó todo”  elogio Christian Ledesma, desde un afortunado tercer escalón del podio al que llegó tras aprovechar el recargo a Facundo Ardusso, por el toque que sacó de pista a Nicolás González, cuando el rafaelino escoltaba a Santero y se conformaba con el segundo puesto y su primer podio en el TC. Un lugar de escolta que fue para Agustín Canapino, quien tampoco ahorró elogios para Santero. “Es lo que esperaba de Julian a esta altura de su campaña luego de ver sus grandes condiciones cuando hace dos años compartimos el equipo Peugeot. Tiene todo para ser un gran campeón” reconoció el Titán con el recuerdo del trabajo que por aquel tiempo le dio el jovencito Santero.

Matías Rossi cumplió el objetivo de llegar en su debut con Ford pero el 18º lugar obliga a seguir trabajando para mejorar la potencia del motor y el rendimiento del chasis.

 

“ Y… si, esta victoria  tiene un poco de revancha por todo lo que pasé en aquel tiempo y la forma en que me tuve que ir del Súper TC 2000…”,  admitió Santero, para enseguida darle un matiz  mas positivo a su mensaje con  un simple y reiterado “esto  me hace bien…”.

Muchas veces tarda, pero el tiempo pone las cosas en su lugar. La llegada de Julián Santero al lugar que merece en el automovilismo nacional tardó dos años.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Viedma)

Fotos: AIF  

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

3 comentarios

21.02.17

CLARO ESPERO POR QUE EL MISMO SANTERO DIJO ALGUNA VEZ Q MAZACANE LO APRETO PARA QUE VAYA A SU CATEGORIA EL TC MOURAS Q NO PODIA IR AL TCPISTA DIRECTO Y LO OBLIGO IR AL DOLE RACING, CUANDO TENIA TODO ARREGLADO CON EL JET RACING. SERA QUE AHORA DESPUES DE LOS APRIETES MAZACANE LOS PREMIA?. OBVIO NO HAY DUDAS LA CASUALIDAD SIEMPRE EN EL TC , Y TB DE CASUALIDAD SU APAÑADO ALAN RUGGIERO ANDA ADELANTE EN LA PRIMERA CARRERA, SERA QUE MAZACANE PERRENDO ESOS AUTOS QUIERE DEMOSTRAR Q HAY IR PRIMERO A SU CATEGORIA EL TC MOURAS DEMASIADAS CASUALIDADES , BASTA DE CASUALIDADES COMO TERMINO EL AÑO PASADO X CASUALIDAD WERNER LO TIRO A LA MIERDA A ROSSI PARA QUE SALGA CAMPEON ORTELLI BASTA CON EL TECHE MUCHACHOS ESTA TODO ARREGLADO BASTA DE CASUALIDADES X FAVORRRR X EL BIEN DEL TECHE TOMAN A TODO EL MUNDO DE BOLUDOS…..

Responder
22.02.17

tal cual.

Responder
23.02.17

Coincido en todo con el forista José

Responder

ARTICULOS RELACIONADOS