LE GANÓ AL VIENTO PERO LO TAPÓ LA TIERRA

Sábado 11 de marzo de 2017
Comentá (0)

JOSITO CONTRA TODOS

Para los pilotos, Neuquén no supone una carrera sólo contra los rivales. También hay que tener en cuenta a dos protagonistas casi infaltables como lo son el viento y la tierra, circundante en gran parte del circuito, y que vuela complicando la visión e invadiendo la pista. Aparecen en cualquier momento y derrumban planes y estrategias.

El Ford de Matías Rossi encontró una pista sucia por la tierra y no pudo mejorar su tiempo del viernes

 

“A esta hora (16,13 de la tarde de ayer) te digo que no se puede correr pero puede cambar en cualquier momento…” le reconoció a Josito Di Palma a Visión, en uno de los momentos de la tarde donde el viento sopló con más intensidad creando una preocupante inestabilidad en las carpas y acumulando mucha tierra en la pista. “Es una locura salir a correr en estas condiciones, pero si deciden que hay que correr, habrá que correr…” decía preocupado y resignado, Juan Cruz Benvenutti, piloto de TC Pista, mientras esperaba al decisión sobre el futuro de las series de la categoría. Mejoraron un poco las condiciones y se corrieron las series ganadas por Valentín Aguirre y Nicolás Pezzucchi.

El viento y la tierra aportaron su molesta y peligrosa presencia en la calle de boxes en plena clasificación del TC.

 

Tuvo suerte Josito en  girar en el primero de los cuartos clasificatorios. Encontró un viento menos intenso y una pista más limpia y esto junto al buen andar de su Torino le permitieron adueñarse de su segunda pole consecutiva. Igual no escapó a un paseo por la tierra. “Tenía el uno, pero quíse hacer el cero y me fui afuera” contó con el humor sello Di Palma antes de destacar, con un desafiante “¿y ahora qué dicen que no hay tantos Torino adelante?”, el trabajo en su Toro del equipo , el Laboritto Junior, a cargo de Fernando Laboritto, el hijo de Johnny, que obviamente es su motorista.

“Ah, no sé, eso lo dijo Ruggiero…” aclaró Josito con énfasis, ante la consulta sobre los dichos de Alan Ruggiero, su compañero de equipo. “Hay que traer un lanzallamas, quemar todo y no venir nunca más a este autódromo…” disparó Ruggiero ante los colegas de Vuelta  Previa molesto por las complicaciones con el viento y la tierra. Expresó una queja que seguramente suscribieron varios de sus colegas pero sin atreverse a manifestarla públicamente.

El poleman Josito Di Palma, con su pequeño hijo Valentino, charla con Norberto Fontana, clasificado 21º, lejos de sus expectativas.

Nade piensa pueda llegar de esa forma  el final de esta Autódromo de Neuquen, ubicado, según muchos lugareños, en una de las peores terrenos de la zona “porque es alto y no tiene protección contra los vientos…” Un autódromo con una buena infraestructura pero con accesos que muestran con crudeza la agreste geografía patagónica. Quizá su futuro peligre en la medida que se vayan descubriendo explotaciones petrolíferas como algunas que se ven a la distancia. Mientras tanta se mantendrá en el calendario (se rumorea que junto con Viedma ya tiene su lugar como segunda fecha del calendario 2018) sostenido por el fuerte aporte económico de la gobernación provincial. Un argumento a prueba de los vientos más fuertes y las tormentas de tierra más intensas.

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Neuquen)

Fotos: Prensapro y AIF

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

0 comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS