ALONSO PATEÓ EL TABLERO

Miércoles 12 de abril de 2017
Comentá (0)

NO ASOMBRA POR SU PRESENTE en la Fórmula 1.

Es verdad que arrancó con abandonos en Australia y China pero, a la vez, resulta inesperado que Fernando Alonso haya renunciado al GP de Mónaco, la cita más glamorosa de la máxima, en pos  de un nuevo desafío: ganar las 500 Millas de Indianápolis, cuya edición 101 se corre el 28 de mayo, para llenar el segundo casillero de la triple corona que ansía.

Es que el asturiano tuvo el privilegio de ganar dos veces en Montecarlo y, a esto, quiere sumarle una carrera legendaria como las 500 Millas. ¿Cuál es la tercera pata de este triple objetivo que se ha planteado el bicampeón mundial? Conquistar las 24 Horas de Le Mans.

“He ganado dos veces el Gran Premio de Mónaco y una de mis ambiciones es ganar la Triple Corona (Mónaco, las 500 Millas de Indianápolis y las 24 Horas de Le Mans), un logro que solo ha conseguido un piloto en la historia del automovilismo: Graham Hill. Es todo un desafío, un duro reto, pero estoy dispuesto a intentarlo. No sé cuándo voy a correr en Le Mans, pero intentaré hacerlo algún día. Solo tengo 35 años… tengo mucho tiempo para eso”, explicó Alonso.

Alonso, feliz por embarcarse en un objetivo que anhela: ganar las 500 Millas de Indianápolis (Foto: Marca).

 

Y esto marca también el retorno de McLaren a la IndyCar, que competirá dentro de la estructura de Michael Andretti y, lógicamente, utilizará un motor Honda biturbo V6 de 2,2 litros, limitado a 12.000rpm. El chasis es un Dallara DW12. “Tenemos ganas de darle a Fernando la oportunidad de alcanzar uno de los grandes objetivos de su carrera, que gane las 500 millas”, comentó Andretti.

Acordate de que en las 500 de este año, como te adelantamos, además, habrá presencia argentina, debutará el equipo de Ricardo Juncos con dos autos que le adquirió al ex equipo de Jimmy Vasser.

Y volviendo al cimbronazo que ha producido Alonso, el mismo se encargó de avisar que Mónaco será la única carrera que se perderá de la F1: “Es una pena que no vaya a poder pilotar este año en Mónaco, pero Mónaco será el único Gran Premio que me pierda y volveré al cockpit del MCL32 para el GP de Canadá en Montreal, a principios de junio”.

Mark Donohue, en 1972, fue el primero en ganar la Indy 500 con un McLaren.

 

Podría decirse que esta aventura en la Indy es como un mimo de McLaren y Honda para Fernando, bastante desilusionado con otro inicio olvidable del equipo en la F1, donde los motores japoneses aparecen como la pata menos confiable de la estructura. No vaya a ser que se le ocurra pegar el portazo…

Más allá de esto, el español sabe que deberá adaptarse a nuevas circunstancias: “Nunca he pilotado en un coche de IndyCar antes y tampoco lo he hecho en un súper circuito de velocidad, pero confío en que tomaré las riendas muy rápido. Se requiere una gran precisión para competir muy cerca de los otros coches a 354 km/h”. Y agregó: “Volaré a Indianápolis desde Barcelona inmediatamente después del Gran Premio de España, para practicar con nuestro coche McLaren-Honda-Andretti desde el 15 de mayo en adelante”.

 

 

Por Cristian Re.

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

0 comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS