PECHITO LE JUEGA AL “9″

Miércoles 17 de mayo de 2017
Comentá (2)

EL GRAN ANHELO, EL SUEÑO de Pechito.

Lo ha admitido desde hace mucho; incluso desde que corría en La Argentina y la vuelta al automovilismo del mundo, parecía una quimera.

José María López acunaba el inmenso deseo de correr las 24 Horas de Le Mans, carrera estandarte, fenonemal, con una historia inmensamente rica. Parte de esa hipotética “triple corona”, completada por el Gran Premio de Mónaco de Fórmula 1 y las 500 Millas de Indianápolis.

Ese gran objetivo, cada vez más cercano, el cordobés lo va a cristalizar en junio. Entre el 17 y 18 en el fantástico circuito de La Sarthe, pegadito a Le Mans, a poco más de 200 kms al sur de París. En Le Mans, no corre un piloto argentino desde 1986, en aquella edición fue Oscar “Poppy” Larrauri compartió la conducción de un Porsche,  arribando segundo.

 

Hay equipo. Sarrazin, Conway y Kobayashi (izq.),Buemi, Davidson y Kazuki Nakajima (centro) y Pecho, Lapierre y Kunimoto (der.)

 

El Toyota Gazzo Racing del Mundial de Resistencia (WEC) que alista a Pecho y asoma como gran candidato a ganar el campeonato y por ende, antes las 24 Horas que se le escaparon por el canto de una uña en 2016, llega afilado a la tan tradicional cita. El obstáculo principal y puede decirse exclusivo en la Clase LMP1, la más importante, es el también oficial Porsche. La marca alemana abonada durante muchos años al triunfo en Le Mans, sabenj de su significado.

Toyota llega con sus prototipos TS50 híbridos en un gran momento, y para potenciar las chances concretas, ha sumado una tercera unidad. Debido al enrroque resuelto por la dirección del equipo de la marca japonesa, el tercer vehículo con el nº9, lo va a contar a Pechito entre sus conductores,  en tanto pasa del nº9 y al nº7, el francés Sthepane Sarrazin, auto con el que debutó el cordobés en Silvertone. Presentación que terminó en la fuerte piña sufrida que lo obligó a un reposo más extenso de lo previsto por culpa de dos vértebas maltrechas, y le impidió por recomendación médica, tomar parte de la segunda cita en Spa-Francorchamps, Bélgica.

Recién pudo volver Pechito y en la Fórmula E hace unos días en las calles de Mónaco en el auto del DS Virgin, donde por un roce en el inicio, quedó al margen.

 

El TS050 Híbrido nº9, la herramienta que aguarda al cordobés para afrontar las célebres 24 Horas de Le Mans.

 

Así que fijate entonces, de prototipo TS050 Hybrid nº7 compartido en Silverstone con Mike Conway y Kamui Kobayashi al, salta nº9 que conducirá junto a Nicolás Lapierre y Yuji Kunimoto. En tanto Sarrazin ocupará la butaca del nº7 con Conway y Kobayashi. A su vez, en el auto nº8, han de continuar Sébastien Buemi, Anthony Davidson y Kazuki Nakajima, ganadores en las dos fechas cumplidas (Silverstone y Spa-Francorchamps).

El director del equipo Toyota, Toshio Sato, al argumentar el cambio de tripulaciones sostuvo, “nuestras circunstancias cambiaron en las últimas semanas como consecuencia de la lesión de José María. Él está en la posición desafortunada, por haber completado muy pocas vueltas este año en el WEC. Por eso todos sentimos que era apropiado ajustar la alineación de pilotos. Estoy muy seguro de que Stéphane encajará bien en la alineación del TS050 nº7 para luchar por el triunfo y José María así como como Yuji (Kunimoto), va a aprender mucho en Le Mans este año, se familiarizará con la pista y el evento en general, y va a dar un paso importante para el futuro”.

Las 24 Horas  esperan a Pecho, el sueño a punto de hacerse realidad.

 

Por Carlos Saavedra

 

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

2 comentarios

18.05.17

Fangio fue octavo en 1993 con Toyota y Pérez Companc fue al podio en LMP2 en 2012

Responder
18.05.17

ok, buenos datos, se agradece

Responder

ARTICULOS RELACIONADOS