Un colectivo automático apuntado a achicar costos de mantenimiento

Viernes 07 de julio de 2017
Comentá (0)

COMENZO A EXPERIMENTARSE hace más de un año, luego que el proyecto comenzara a gestarse a mediados de 2014.

Una unidad de la empresa de ómnibus La Nueva Metropol dotada con caja de cambios automática a lo que suma el sistema de retardador.  En las instalaciones de Colcar en Moreno, se hizo la presentación oficial de la tecnología aplicada.

 

Larossa explica sobre el colectivo en movimiento, el funcionamiento del retardador. VA observa.
Larossa explica sobre el mismo omnibus en movimiento, el funcionamiento del retardador.

Mercedes-Benz Argentina y su concesionario oficial Colcar, líder en la comercialización de ómnibus y colectivos, se unieron a principios de 2014 a la empresa de origen estadounidense, Allison Transmission (presente en nuestro país desde 1947), para desarrollar un nuevo ómnibus para el transporte público de pasajeros.

Como acabamos de decirte, la unidad fue probada antes de que comenzara a venderse a principios de año. Esos test se extendieron durante 17 meses en la unidad de La Nueva Metropol, lo que supuso que fueron recorrido por dicho colectivo en 90 y 100 mil kilómetros por año.

Se trata del vehículo OF1621, equipado con la transmisión Allison T270R totalmente automática, destacada por la incorporación de un retardador para prolongar la vida de los frenos, y por ende “disminuye gastos de mantenimiento, preventivos y correctivos, para conseguir de esa forma el objetivo principal”, coincidieron al explicar la tecnología, Evaldo Oliveira (Director Regional Sudamérica), Roberto Larossa (Gerente Regional Cono Sur), ambos de Allison Transmisión; Roberto Pachame (Gerente Técnico de Mercedes Benz Argentina y Presidente de la Asociación de Ingenieros y Tecnicos Automotores de la Argentina) y Daniel Dobrilovich (Gerente de Post Venta de Colcar).

Allison Automatics fue diseñada para ofrecer confiabilidad y durabilidad, mientras ayuda a proteger la transmisión de un colectivo cuyos choferes efectúan entre 100 y 130 mil cambios de marcha por año. En cuanto a optimizar costos, leit motiv del sistema desarrollado e implementado luego de un prolongado y minucioso proceso de análisis y consultas en particular con la filial brasileña de Mercedes, fue comentado que en tan sentido han calculado que considerándose 100 unidades con este equipamiento, en el lapso de seis años, el ahorro de dinero alcanzado ascenderá a 23.944.200 de pesos.

El retardador Allison que equipa a unidades con caja automática

La ingeniería y la fabricación de transmisiones seguras y totalmente automáticas, benefician a los clientes ya que en caso de ingresos de unidades a un taller, pueden efectuarse más tareas en menos tiempo.

El ómnibus del que te hablamos, y que abordó Visión en Moreno efectuándose un breve recorrido a modo de comprobar el funcionamiento del retardador, está impulsado por un motor delantero (disposición que no es habitual en los colectivos urbanos) Mercedes-Benz OM 924 LA con 208 CV de potencia y par motor de 780 Nm, que cumple las normas de emisión de contaminantes Euro V. A su vez, la inyección electrónica, asegura un máximo desempeño con reducido consumo de combustible y alto torque a bajas vueltas.

Las transmisiones Allison con el convertidor de torque, multiplican suave el par motor y ofrecen más potencia a las ruedas, como se mostró en la prueba que participamos sobre el ómnibus.

Roberto Larossa, Roberto Pachame, Evaldo Oliveira y Daniel Dobrilovich.

Con el sistema Continuous Power Technology, los conductores de colectivos disponen de una aceleración más rápida, mayor flexibilidad operativa y mayor productividad. Esto también permite a Allison Automatics superar las transmisiones manuales y automatizadas (AMT), que pierden potencia con cada cambio y ocasionan como consecuencia el desperdicio de combustible y tiempo.

Además, se destaca que el convertidor de torque, genera muy poco desgaste y de esa forma, las transmisiones pasan a requierir sólo algunos cambios periódicos de fluidos y filtros para mantener el máximo rendimiento de un ómnibus cuya vida útil está estimada en los 10 años. Al optimizarase costos en el ciclo de la ajetreada vida de un ómnibus, incluyendo la reducción del mantenimiento y el aumento de la productividad, un colectivo equipado con Allison Automatic permite reducir el costo operativo. Mirá este ejemplo, la duración de las cintas de frenos en el caso de una unidad con caja automática es de unos 170.000 kms, en cambio si hablamos de una con caja manual no pasan de los 30.000 kms.

Fijate, las cajas de velocidades mecánicas y las AMTs, dependen de un embrague, y viste?, con el tiempo y el uso intensivo suele quemarse lo que deriva en que la unidad deba “pararse” para llevarla al taller, derivando en un mayor tiempo de inactividad para su reparación. En cambio con la caja automática Allison T270R, el retardador hidráulico reduce aún más el tiempo de inactividad, y aumenta la vida de los frenos hasta cuatro veces más. Por otro lado, las transmisiones de Allison, hicieron saber, también ayudan a retener a los conductores.

Bus stop. A punto de comenzar la prueba sobre el omnibús, representantes de medios de prensa suben. Corriéndose hacia el interior, señores...

Los automovilistas actuales, menos familiarizados con las transmisiones manuales, se ven beneficiados con las totalmente automáticas, fáciles de conducir. Incluso los más experimentados aprovechan las ventajas ofrecidas en materia de precisión, seguridad y mayor comodidad otorgadas por las transmisiones totalmente automáticas.

No se habló del precio de un colectivo equipado con la caja automática y el retardador, sólo se deslizó que “costaría un 2% menos con respecto al que dispone la caja convencional”.

 

Por Carlos Saavedra
Fotos:  ICC BARALDO Consultores de Comunicación   y visionauto

Comentarios cerrados

ARTICULOS RELACIONADOS