1000 KMS, ¿1000 HISTORIAS?

Lunes 07 de agosto de 2017
Comentá (7)

MEMORIA Y BALANCE.

Los 1000 Kms de TC, arrojaron un sinnúmero de derivaciones, de comentarios; hubo hechos y circunstancias para aplaudir y desde ya, otras para reprochar. Resultó un evento automovilístico que rompió el molde.

Vení, repasá ahora algunos de los tantos items que deparó la gran
carrera.

 

PÚBLICO, hinchas, fanas del TC que se suceden de generación en
generación, tapizaron el autódromo; no quedó un lugar sin cubrir y
de las tribunas nadie se movió en las cinco horas y media de
carrera. Los seguidores del TC, arribados desde distintos puntos,
incluso de distantes lugares del interior, ratificaron que son uno
de los bastiones del TC.

 

El gentío, los hinchas, la otra gran base en la que se apoya el TC desde hace tantísimos años (Foto Twitter esperanza dakar)

 

EL AUTÓDROMO remozado y presentado como se debía, dentro de lo que
son sus instalaciones actuales, le puso el marco ajustado al evento.
Amerita el Oscar y Juan Gálvez a futuro, inversiones importantes para reformas estructurales y ademas la repavimentación de circuitos. Diego Santilli, vice jefe de gobierno de la ciudad, dijo a VA “en 14 meses hemos invertido 22 millones de pesos, y continuaremos trabando por el autódromo”.

DESPUÉS de 5h30m de carrera, que la diferencia entre Silva y Ortelli
se haya estirado a tan solo 520/1000, habló a las claras de lo
entretenida que fue, con el vibrante final. Cinco autos arribaron
con el total de vueltas (178), Silva, Ortelli, Urcera, Ardusso y
Gini.

UN HECHO IRREFUTABLE. ¿En cuántos espectáculos masivos, deportivos,
musicales en el país, se reúnen 50-60 mil personas, y conviven en
paz?. Es uno de los capitales del TC y del automovilismo; en el
autódromo hubo miles desde el viernes, arribados desde distintos
puntos del interior, y la convivencia transcurrió como debía ser, en
calma y disfrutando el evento.

A LOS 44 AÑOS, el Pato Silva mostró que está vigente y con resto físico
(su condición magnífica) y mental para el automovilismo actual,
invadido por chicos tan jovenes y llenos de ínfulas, talento y dotes
conductivas. El chaqueño acumuló otro logro a su existosa campaña
deportiva, ganó en su debut en TC en 1998, se llevó la carrera
número 1000 en 2003 en Paraná, y esta vez abrochó los 1000 Kms.

 

El Pato en el podio, se tomó todo el champán; no quedó ni una gota como tampoco quedó en el tanque de nafta del Ford (Foto AIF).

JUAN TOMÁS CATALÁN MAGNI, se convirtió si bien en dupla con el Pato
Silva, en el ganador más joven en 80 años del TC. El inolvidable Loco Luis Di Palma lo era con 19 años y 8 meses. Ahora Juan Tomás pasó a serlo con 18 años y siete meses. Además se incorporó a la  lista de debutantes ganadores en TC. El pibe mostró que no le quedaba grande el saco, agarró el Ford en un momento caliente y lo llevó con prolijidad y sin errores. Cada vez pinta mejor el hijo del
Pinguino.

NO SE OLVIDÓ, Silva al hablar después de ganar, de su padre quien lo apoyó para que corriera; También evocó a Guido Falaschi, cuya muerte lo hizo dudar de seguir corriendo y a Julio Catalán Magni; el Pinguino lo instó a que no dejara de correr y lo convocó para su equipo.

UNA MÁS SOBRE el autódromo; no, no te vamos a sanatear acá a propósito del espaldarazo que le significó la concreción de los 1000 Kms de TC, con el remanido tema de la tan chamuyada vuelta de la F1 la Argentina.

“SEÑORES pilotos del Turismo Carretera, enciendan sus motores”, pidió el presidente Mauricio Macri por los altavoces, situado en el sector del podio, con los autos y pilotos en la grilla listos para largar. Antes no se escuchó por los altoparlantes, que iba a ser el presidente quien hiciera ese anuncio; cuando lo hizo se llevó alguna silbatina.

MARIANO WERNER estuvo brillante, quizá en uno de sus mejores días en
el manejo del Ford. A ritmo de un “sprint”, estuvo sentado frente al volante durante 3h12m. La estrategia la planteó el mismo; luego Marcos Muchuit y Juan Ronconi sus comparenos, acompañaron y bien. Lástima, la transmisión con Ronconi al volante los sacó de carrera cuando apenas restaban cinco giros!. Mariano fue sin dudas uno de los grandes protagonistas de los 1000, y porque no dio otro saltito hacia la idolatría que le pueden transmitir los hinchas de Ford. Puso huevos como le gusta a cualquier hincha.

JUAN MARTIN TRUCCO, emocionó también por su enorme entrega arriba
del Dodge; se mandó 4h15m manejándolo! y como premio recibió al bajarse, el cerrado y cálido aplauso que bajó de las tribunas para entregar la conducción al pibe Elio Craparo, el de Chacabuco lo hizo en gran forma como para mostrar ante el gran público su gran futuro. Una pena que no pudieran completar el recorrido, cuando manejaba Craparo la Dodge enmudeció a nomás de cuatro vueltas de la cuadriculada (quedaron décimos).

ESTEBAN GINI, así como Trucco y Werner, manejó más de tres horas si
parar hasta dejarle el puesto a su compañero Jonatan Vázquez. Sin
embargo, los medios no lo mencionamos tanto como se dio con sus dos
colegas. Llegaron quintos!. Eso sí, a Gini lo evaluaba la CAF por el tiempo que manejó sin cambiar de piloto, ¿y Trucco?

EL TAN ERRÁTICO andar del terceto compuesto por Cristian Dose, el
pseudónimo Patán y Marcelo Videle, se hizo notar en una salida de
pista en el curvón que llevó al ingreso del auto de seguridad, luego
cuando remolcaba el Chevrolet una camioneta de asistencia ya en la
calle de boxes, obstaculó la entrada del auto de Urcera y, más tarde
la completaron en la vuelta 131, cuando al producirse el
desbarajuste en la Hortuilla que involucró a varios autos, al salir
más lento de la curva (Patan al volante), luego que Gastón Mazzacane
tocara al Tati Angelini y Jonatan Castellano apretado por dos
coches, volará por el aire con su Dodge, Walter Hernández en la
Chevy de Christian Ledesma se lo llevó puesto cuando marchaban
porqué no con destino de podio.

LA LABOR de algunos invitados distó de la aprobación. Unos pilotos
de las divisiones “inferiores”, no estuvieron a la altura. Y aquí la
contradicción de la ACTC, defiende a capa y espada que hay que hacer
la “escuelita” para llegar al TC por más trayectoria y “chapa” que
tenga un driver que pretenda sumarse. Es decir pasar por TC Pista
Mouras, TC Mouras y TC Pista. Sin embargo, en los 1000 corrieron
pilotos sin experiencia alguna sobre un TC, con mínimos kilómetros
de rodaje. ¿Y la escuelita?, se notó que unos pasaron de grado de
una sin aprobar materias…

¿CHAU A LAS dudas sobre la duración de los motores?. Con 1000 kms
desandados, si bien transitando a ritmos más “calmos” que en los
habituales sprint domingueros (el regimen de vueltas fue de unas 400
rpm menos), no hubo casi problemas en los 24 válvulas. Citemos los
casos de Sergio Alaux, Leonel Pernía y Angelini, con problemas en
los entrenamientos, y en carrera a Gabriel Ponce de León y Mauro
Giallombardo. A ambos les repararon los daños luego de largos
tiempos en boxes, y pudieron regresar a la pista. Ponce quedó 31º a
57 vueltas, y Mauro 39º a 104 giros.

ALGO similar con los neumáticos que dispuso cada auto de 12 flamantes; un porcentaje muy menor fueron los que no aguantaron los 1000 kms.

LA RUEDA TRASERA desprendida del Ford de Mauricio Lambiris en la
vuelta 127 en la Chicana de Ascari, cortó la respiración por segundos ante la velocidad que tomó hasta impactar contra un guardrail al que abolló. Suerte que no pasó hacia donde había gente.

EL IMPRESIONANTE vuelco cuando sólo habían transcurrido siete vueltas, de José Savino al quedarse sin frenos al llegar a la Horquilla. Su Ford dio contra las cubiertas de contención del lado externo, colocadas, enzunchadas como debe ser, delante delguardrail, voló por el aire y cayó del otro lado. Por suerte al piloto no le pasó nada. Savino llegó con los billetes justos a los 1000 Kms, ¿seguirá?

A PROPÓSITO DE TRUCCO Y WERNER, y más allá de como se brindaron.
¿Acertaron con las estrategias de manejar tanto tiempo?

AH!, LOS ANEXOS al reglamento. El viernes en la reunión de los comisarios deportivos con pilotos, se dijo a modo de anexo “verbal” que en las detenciones para cargar nafta y cambiar cubiertas, también podían efecutarse cambios de pilotos al mismo tiempo, cuando el reglamento particular no lo estipulaba así.

HUBO NUEVE neutralizaciones, por despistes, choques y autos detenidos por fallas en pista. Luego del despiste de Diego Martínez, que dejó dos vueltas abajo a Ortelli (Valentín Aguirre, restante piloto), los ingresos de autos de seguridad le dieron el oxígeno al Guille para poder recuperarse y terminar peleándole la victoria a Silva.

ASTUTOS, el equipo de Catalán Magni, Guillermo Cruzetti a la cabeza en el terreno técnico, Matías Crespi (otro de los hijos del gran Tulio) y el Pato Silva. El chaqueño, sabedor de como se corren este tipo de carreras endurance que lo identifican más con su estilo (no es un velocista desde hace mucho), administró acelerador y llegó a reducir el consumo de nafta a 2,5-2,6 litros de nafta por vuelta, cuando los Ford, Torino y Dodge estimaban consumir en 3-3,5 litros contra  los 2,7-2,8 litros de los Chivos. La estrategia fue mantener un ritmo conservador, priorizando el consumo de combustible, estudiado con un elemento de medición especial como lo es el caudalímetro.

¿SIGUE LA RANA Giallombardo en el equipo del Gurí Martínez, o se llevaba sus pertenencias al de Walter Alifraco?

LOS RETORNOS de los accidentados en Olavarría en abril pasado, Santiago Mangoni y Mathías Nolesi, fueron mas fugaces de lo deseado. El de San Andrés de Giles, Nolesi, quedó 37º a 95 vueltas de los ganadores, y el balcarceño vaya curiosidad, atrás un puesto, 38º a 104 giros.

LOS 1000 fueron para algunos también la carrera del “millón” (de pesos) por el costo que demandaron para los que más pretensiones tuvieron. Excesivo, pero si mirás los costos de fierro por fierro, los números están ahí. Igual, sumas excesivas para el contexto del país pero bueh!, nada nuevo.

LA PROMOCIÓN de la carrera alcanzó un despliegue inusitado, a través
de distintos canales de comunicación y acciones vinculadas. Puso sobre el tapete una de las falencias que muestra el automovismo en este aspecto de mucha importancia, si de promociones se trata, suelen resultar rutinarias, sin alcance ni contenido para atraer al público. La ACTC puso toda la carne en el asador, ¿el ejemplo habrá servido?. Claro para este tipo de movidas, son necesarias creatividad, trabajo y dineros.

LA FIESTA de gala por los 80 años en Costa Salguero, a la que concurrieron unas 1000 personas, con organización muy aceitada, tuvo su pico más alto al comienzo, la apertura fue con un mapping muy creativo en el escenario, donde con imagenes evocativas de autos de todas las épocas, “hablaron” Fangio y Juan Gálvez e interactuando Guille Ortelli. Fátima Flores actuó y estuvo estupenda y “Campi” vestido de Tato Bores y con alusiones a historias del TC y de pilotos, disparó carcajadas. La presentación del reconocido historiador Felipe Pigna, no alcanzó la relevancia esperada, limitándose a un relato casi cronológico de los 80 años, que la inmensa mayoría conoce casi de memoria. Quizá haya faltado generar más emociones evocando algo más del sentir despertado en ocho décadas por el TC, y el reconocimiento a campeones y pilotos y ex
pilotos presentes. En el escenario, todos juntos, hubieran originado “la” foto y un aplauso inmenso.

60 MILLONES de pesos en viáticos, han sido entregados a los pilotos
de TC en concepto de viáticos desde que comenzó la gestión de Hugo Mazzacane al frente de la ACTC. Fue una de las menciones del platense, durante su minucioso discurso en el comienzo de la fiesta  de gala el Costa Salguero. También hizo referencia al valor que tienen los seguidores de la categoría y a los pilotos y aquellos que perdieran la vida.

LA PROMOCIÓN de la carrera alcanzó un despliegue inusitado, a través
de distintos canales de comunicación y acciones vinculadas. Puso sobre el tapete una de las falencias que muestra el automovismo en este aspecto de mucha importancia, si de promociones se trata, suelen resultar rutinarias, sin alcance ni contenido para atraer al público. La ACTC puso toda la carne en el asador, ¿el ejemplo habrá servido?. Claro para este tipo de movidas, son necesarias creatividad, trabajo y dineros.

EL ESTACIONAMIENTO de vehículos en el Parque Alte. Brown costó 200
pesitos por autito, ¿que destino se le dará a la jugosa recaudación, y quien la embolsó?

 

Por Carlos Saavedra

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

7 comentarios

08.08.17

No me da los números que están tirando, si gastaba 2,5 l. por vuelta y silva cargo 3 veces son 300l. mas 100l. de largada, total 400litros .. 178 vueltas y restamos 9 pace car a dos vueltas por cada neutralización son 18 vueltas a ritmo mas lentos, de los 178 quedan 160 vueltas a 2,5 litros, me da 400 litros y las vueltas lentas me faltan combustibles? son 18 vueltas ,… conclusión estaba gastando menos por vuelta 2,2, 2,3 litros por vuelta….

Responder
28.08.17

Victor, ahora todos reconocieron que los tanques cargan 115 o 120 litros entonces el pato pudo cargar entre 460 y 480 litros. ahi cierran todas las cuentas a 2,5 l x vuelta.
No entiendo porque algunos como trucco dice q solo carga 100 litros, es o se hace?

Responder
08.08.17

Que se permita la ayuda externa está bien.- Ahora que se remolque los autos, sin estar el auto de seguridad en pista, es jugar a la ruleta rusa, lo mas lógico es que si no pueden volver por sus propios medios a boxes, sean retirados. No hay que inventar la pólvora.-

Responder
08.08.17

Carlos, Mauro ya no esta mas en el equipo del Guri, esta en el de Mariano. Se te mezclaron los entrerrianos!

Responder
09.08.17

“cherto”, !!.

Responder
08.08.17

La temporada continua sería interesante conocer como quedaron las finanzas de los de los equipos del medio para atras…….despues de semejante gasto.

Responder
09.08.17

a la miseria…

Responder

ARTICULOS RELACIONADOS