TANITO CON HONDA

Lunes 21 de agosto de 2017
Comentá (1)

DEJÓ ATRÁS EL LASTREGATE…

Y ganó con mucho oficio una competencia electrizante del Turismo Nacional. Así, Leonel Pernía se olvidó del mal trago que significó aquella polémica que se generó en Termas cuando, sobre el final de la calle de boxes y tras haber culminado la carrera, uno de los mecánicos del Chetta Racing le colocó un lastre al Civic que, en realidad, debió haber llevado en la carrera.

Pero en Toay (8° fecha), el Tanito protagonizó una entretenida carrera en la Clase 3 en la que debió defenderse de los embates de Leonel Larrauri, quien terminó como escolta con otro Civic, pero del viejo modelo; de Mariano Werner que, por la exclusión de Jerónimo Teti por pegarle de atrás con el Cruze al C4 Lounge de Christian Ledesma, heredó el tercer puesto; y de Julián Santero, uno de los grandes animadores de la final con un Focus que anduvo muy bien todo el fin de semana.

Larrauri lo buscó por todos lados pero Pernía tuvo una carrera perfecta.

 

“El auto funcionó bárbaro. El secreto fue el motor que nos dio Sergio Torres. Esto es una revancha por el error que nos pasó en Termas. Nadie de nosotros merecíamos lo que ocurrió. Además, esto demuestra que el equipo está bien”, manifestó Pernía que, hacía un par de semanas atrás, también había ganado en el Súper TC 2000 y que ahora se dio el gusto de darle el primer triunfo al nuevo Civic.

Emanuel Moriatis no pudo lograr el objetivo de ganar con el Focus del Martos al llegar 8°, pero tuvo dos noticias positivas: una, que estiró unos puntitos más su ventaja en el campeonato y, la otra, que descargó otros 15 kilos de lastre y en la próxima carrera llevará 25. Jonatan Castellano, quien pelea palmo a palmo por el título, arribo 9° con el Cruze.

El Tanito le dio la primera victoria al nuevo Civic en una carrera entretenida.

 

Así las cosas, Moriatis mantuvo la cima y ahora tiene 184 puntos, seguido por el Pinchito con 174, Werner 172, Larrauri 166 y, más alejado, Luciano Ventricelli (121) quien, una vez más, participó de una carambola en pista con Santero que lo retrasó para llegar 18°.

Al que le salió todo redondito fue a Alejandro Bucci, que no sólo volvió a ganar y a mostrarse contundente con el Fiesta, sino que además recuperó algo que le había pertenecido durante varias fechas: la punta del campeonato de la Clase 2. Al santafesino lo escoltaron Marcos Fernández y Juan Ortega, ambos con Clio. Ariel Michieletto, con el 208 llegó 4° y Pablo Ortega, con el Palio, fue 5° y los dos siguen en el lote de punta. Tomás Bergallo (Clio), otro de los que pelea por el título, abandonó en el 10° giro y dejó puntos preciosos en el camino.

Ahora, Bucci manda en el campeonato con 175 unidades y su escolta es Michieletto con 154. Detrás aparecen Bergallo 146, Pablo Ortega 144, Fernández 131 y Maxi Fontana y Juan Ortega 111. La próxima fecha, el 17 de septiembre en Viedma.

Bucci recuperó la punta del campeonato y sacó una buena diferencia.

 

 

Por Cristian Re.

Fotos: gentileza AIF.

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

1 comentarios

22.08.17

No tendría que haber corrido Pernía… Una joda barbara las ultimas decisiones de la CDA. Tendría que estar suspendido él, el auto parado o al menos atendido por otro equipo, el único que quedó en la casa fue Porfiri… Cualquiera.
O chetta pone mucha plata, o hubo intervención divina de otra terminal/marca en donde corre Pernia para evitar una sanción que arrastrara a esa categoría tmb (por ser el mismo ente fiscalizador).
Una mancha al TN, categoría que me fascina y está por encima del resto hace años.

Responder

ARTICULOS RELACIONADOS