UNA VUELTA ¿CON DOBLE INTENCIÓN?

Martes 22 de agosto de 2017
Comentá (2)

EN LA QUE VIENE.

Desconectado supuestamente del automovilismo, luego de sus últimos y tempestuosos pasos como vicepresidente de la ACTC, Diego Aventin “avisó” que, pese a negativas que manifestara en alguna de sus contadas apariciones después que se alejara del ambiente,  las ganas de correr persistían.

Esas ganas se agrandaron luego de probar un par de veces en el Autódromo de Junín, el Mercedes del equipo de Top Race V6 de Gustavo Tadei. Y quedaron destinadas a cobrar forma en la que viene del TRV6, el 17 de setiembre en Gral Roca.

 

El regreso del Pumita al automovilismo, da tela para cortar.

 

Es un dato que para algunos va más allá de un hecho deportivo, habida cuenta de lo que ha encerrado el apellido Aventin en el automovilismo, y desde ya en forma muy especial en el Turismo Carretera. La categoría que su padre Oscar al frente de la ACTC hasta que se produjo el tsunami de hace tres años, manejó con mano rígida su devenir durante casi tres décadas.

Se abren interrogantes en torno al regreso del Pumita a las carreras; interrogantes que tratándose de el, taciturno y poco expresivo y hasta de actitud ausente sobretodo cuando enfrenta a la prensa “no amiga”, no han de resultar sencillas para desentrañar.

¿Vuelve acaso por el mero deseo deportivo de volver a correr?, o acaso ¿en su fuero íntimo encierra el deseo de motivar a su padre el Puma, desde hace tiempo repartiendo su tiempo entre su amplia y confortable casona en un country cercano a Morón y San Martín de los Andes donde ha desarrollado emprendimientos inmobiliarios, para que también se suba otra vez al tren fierrero. Puede anhelar acaso un retorno de su padre a las lides teceístas, de las que se alejó en forma tumultuosa luego del durísimo enfrentamiento con Hugo Mazzacane, quien tomó el timón para enfilar hacia otro rumbo, tras una disputa interna eclosionada por el manejo del moronense de la ACTC y de sus números?

“Creo que si el TC lo necesita y como lo conozco, seguro vuelve. Como siempre tiene la cabeza gigante y con todas las ganas de seguir adelante con su vida”, ha marcado sin dudarlo Diego en declaraciones publicadas por la revista Crono (mirá la reproducción). “Está activo cien por cien”, agregó.

Esa eventual vuelta al ruedo de su padre que el Pumita sólo confiesa con su almohada, no contaría con el respaldo del resto de la familia. En especial la hija mayor y Lidia, esposa de Oscar, no quieren saber nada con que reavive su vínculo no sólo con el TC, si no con el automovilismo todo. Diego no piensa igual al resto de la flia.

 


También Crono ha reflejado otros dichos que en el marco de su vuelta como corredor, deparan una lectura especial. Sobre los 80 años cumplidos por el TC ha afirmado Diego estar “muy contento de que la categoría (TC) llegue a las ocho décadas, y que siga dando que hablar; no nos llegó la invitación (a las celebraciones por los 80 años) ni a mi papá ni a mí, pero nos ponen feliz los festejos. Lo lamento por mi viejo que le dio la vida a la categoría y mucho más a la ACTC”. Y sobre la actual conducción, el Pumita reconoció, “hay una  dirigencia que está ejerciendo su mandato, tratan de hacer lo mejor que pueden y no sé que opina mi viejo, habría que preguntárselo a el, ahora son otros tiempos, otros pensamientos”.

Ahora bien, si volvemos al retorno a las carreras de Diego, puede haber influído la buena acogida brindada por Alejandro Urtubey. El salteño y Aventin padre supieron atravesar años separados, enfrentados por agudas diferencias que más de una vez explicitaron, Diego claro avalando a su padre. “Océano” que, de la misma manera que con la productora que televisa las carreras de TRV6 en la actualidad, una vez se diluyó y dio paso a una etapa como la actual, de armonía. Memoriosos recuerdan hace un par de años, cuando alejado del ambiente, el Pumita concitó miradas en un conferencia de prensa encabezada por Urtubey en un coqueto sitio de Puerto Madero, convocada para el lanzamieto de la temporada de Top Race.

Fue acaso uno de los pasos incipientes de la nueva relación Aventin-Urtubey que en 2017, queda reafirmada, consolidada con el hecho que Diego se coloque el casco y el buzo antiflama para correr en TRV6. A este convite del salteño a Diego, ¿podría sucederle otro a su padre?

 

Por Carlos Saavedra

Foto: gentileza Pistas Argentinas

 

 

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

2 comentarios

22.08.17

Volve Puma!!! Desde que se fue, nada mejoró ni hay nada nuevo en el automovilismo.Tambien se alejó Peón, que solía innovar.

Responder
22.08.17

Obvio que quieren volver…
Hay muchísimo odio y sed de venganza por delante

Responder

ARTICULOS RELACIONADOS