PASEO NOCTURNO

Sábado 02 de septiembre de 2017
Comentá (0)

“HAY QUE SER INTELIGENTE”

La respuesta de Facundo Ardusso fue breve pero precisa ante la pregunta del millón luego que la cálida tarde santafesina mostrase el 1-2 clasificatorio de Renault, con Ardusso y Pernia. Un cheque al portador para repetirlo en la primera carrera de esta octava fecha en un trazado donde pese a la variante de la Curva de la Cervecería, los pilotos coincidieron en que sigue siendo complicado para los sobrepasos. Y había que ser inteligente en la estrategia, porque detrás estaba ese rival siempre  amenazante que es Matías Rossi, aunque este fin de semana su Toyota parece estar lejos de las contundencia de los Fluence.

Matías Rossi con su Toyota fue el permanente escolta de Ardusso tras el prematuro abandono de Pernía. "Nunca pude correrlo con firmeza" reconoció el Misil.

 

“Ahora habrá una reunión para decidir la estrategia” avisó Pernía, el mismo que minutos después en boxes admitía con su rostro serio el obvio resultado de esa reunión: darle prioridad a Ardusso. “Tengo que quedarme detrás de Facu y trabajar en función del equipo. A mi me hubiese gustado juego libre como tenían  Senna-Prost o Canapino.Girolami, pero son las órdenes del equipo. Hay que aceptarlas o de  lo contrario irse. A veces esos juego libres terminan con los autos contra el muro.” se descargó mientras la multitud (oficialmente se habló de 50.000 personas), reunida al amparo de una noche ideal,  confirmaba el atractivo único de esta carrera nocturna.

Vaya a saberse si el rápido abandono (sexta vuelta) por la rotura de suspensión, le dolió más a Pernia que el golpe que a su alto orgullo hubiese significado ser guardespaldas de Ardusso. Si, quedó claro que su retirada de la carrera  no animó a Rossi para ir al ataque. Ardusso lo mantuvo controlado y sólo paso un sofocón en la parte final, cuando tras la  entrada del auto de seguridad por el golpe de Damián Fineschi, el Toyota se puso cerca y en un momento el Fluence de Facu se movio más de los debido. Fueron unos segundos de dudas sobre el destino de  la carrera, los únicos.

"Fue maravilloso ganar ante tanto público, por eso me emocioné mucho" dijo Ardusso tras bajar del podio que compartió con Rossi y Canapino. "Le gané a los dos mejores pilotos del automoviimo argentino" destacó Facu.

 

“Perdí adherencia en el tren delantero y casi le pego al paredón” reveló Ardusso, ya con la tranquilidad del momento superado y el segundo triunfo en el callejero (había ganado en el 2015) en el bolsillo. A falta de otras emociones en la  punta las hubo un poco más atrás con las ásperas  luchas entre Milla, Llaver, Werner y Ponce de Léon. Todos terminaron retrasados, Milla por un artero toque de Llaver. Werner, por recargos y Ponce por dos fuertes golpes contra el muro que dañaron mucho su Toyota, equipo que asi vio esfumar un valioso 2-3-4-. Son las leyes del callejero, las mismas que permitieron que Agustín Canapino, que casi no larga ,por el golpe  (“fue un error mio”) contra el muro en clasificación, llegase al tercer escalón del podio.  Un mérito en el que Agustín hizo participe a  sus mecánicos por el casi inhumano trabajo para dejarle listo el Chevrolet. “Nunca vi hacer lo que hicieron mis mecánicos para que pudiese largar, se quemaron las manos  para terminar el auto a tiempo” contó el campeón, una vez superada la indisposición , por inhalación de gases, que obligaron a su atención  médica apenas terminada la carrera.

“Necesitaba esta victoria, porque las oportunidades hay que aprovecharas cuando se presentan” destacó Ardusso ya con la noche avanzada y como nuevo líder del campeonato. Un privilegio que en pocas horas  deberá confirmar en la carrera  diurna  amenazada por la lluvia..

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde  Santa Fé)

Fotos: AIF

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

0 comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS