LEONES EN LA TORMENTA

Lunes 09 de octubre de 2017
Comentá (0)

SOBREVIVIERON Y FESTEJARON.

Si por algo van a quedar en el recuerdo estas 100 Millas del TC 2000 en el Cabalén (9° fecha), es porque pasó de todo: desde un despiste múltiple que eliminó casi en la largada a varios de los candidatos -incluido el líder del campeonato- hasta un intenso granizo que sorprendió en mitad de la carrera. Y, claro, por la gran remontada y victoria conseguida por Hanna Abdallah y su invitado Matías Muñoz Marchesi con el Peugeot 408 del DTA.

Apenas largada la carrera, un toque entre varios autos dejó fuera de carrera a dos Fluence: el de Peluche Cáceres, invitado del líder del campeonato Manuel Luque, y el de Ignacio Julián, al mando del auto de Mariano Pernía, además del Linea del poleman Rudi Bundziak, con Gianfranco Collino, y del Focus de los hermanos Santiago y Manuel Mallo.

El binomio Abdallah-Muñoz Marchesi supo utilizar a su favor todas la condiciones adversas.

 

Y el campeonato parecía tomar otra perspectiva, porque la punta de la carrera había quedado en manos de Marcelo Ciarrocchi (tuvo como invitado a Ricardo Risatti), quien podía reducir casi a la mitad la diferencia que Luque le llevaba en el campeonato. Pero terminó en el 9° lugar.

El binomio ganador llegó a la punta a mitad de carrera, cuando se hizo el cambio de pilotos y, a la vez, apareció el granizo. Otra vez el caos invadió boxes y, el relanzamiento, se realizó con seis autos en pista y el resto partiendo desde la calle interna. En ese momento, el binomio Gabriel Gandulia-Antonino García, con el Fluence, pero recibieron bandera negra por no respetar la señal de banderillero en boxes.

La punta cayó en mano de Abdallah-Muñoz Marchesi que, habiendo largado del puesto 27, se encontraron con un triunfo inesperado y muy festejado. El podio lo completaron Martín Chialvo-Juan Ángel Rosso con el Ford Focus de la Escudería Fela, y Alan Castellano-Carlos Javier Merlo, con el Fiat Linea.

Hannah y Matías festejan la victoria con todo su equipo, una parte clave.

 

“Fue una carrera increíble, veníamos muy complicados, pero se dieron varios factores que nunca me había tocado vivir: lluvia, viento y granizo. Trate de avanzar lo más que podía, sin romper el auto, para dejarlo a Mati lo más adelante posible”, analizó Abdallah. “Hanna hizo un gran trabajo, le agradezco a él por su rendimiento. Me dejó el auto impecable, fue una carrera muy loca, pero el auto me dio mucha confianza en todo momento”, agregó Muñoz Marchesi.

El campeonato sigue siendo encabezado por Luque con 292 puntos, seguido por Ciarrocchi con 221, Iribarne con 199 y Pernía con 179. La próxima carrera será el 29 de octubre en el autódromo de San Martín, Mendoza.

La inmensa alegría de Chialvo, alzado por el Colo Rosso que logró su segundo podio en una semana.

 

 

Por Cristian Re.

Fotos: prensa TC 2000.

 

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

0 comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS