JUNTITOS Y APRETADITOS

Lunes 13 de noviembre de 2017
Comentá (0)

NO FUE UN CARRERON PERO…

… la carrera de titulares de la clase 3 en el Gálvez tuvo destellos de esa fama de categoría más competitiva que tiene el Turismo Nacional. Fueron unos pocas vueltas al promediar la carrera pero bien valieron la pena por la alta competitividad y los “ohh”  de admiración que bajaron desde las tribunas ante la cerrada lucha que mantuvieron Carlos Okulovich, Jonatan Castellano y Leonel Larrauri por la victoria, que finalmente quedó en manos de Pinchito, que sumó su cuarto éxito del año y se convirtió en el más ganador, aunque paradójicamente en el que matemáticamente tiene menos chances para el campeonato que se definirá en Rosario el 3 de diciembre.

Mirá la secuencia de las maniobras que en ingreso y la salida de la horquilla comenzaron a definir esta 11ª fecha.

El Focus de Okulovich se defiende del ataque del Cruze de Castellano mientras unos metros atrás, Larrauri prepara su ataque. A la derecha ya se ve el avance por la parte interna del Honda del santafesino por sobre sus rivales.

 

El duelo alcanza su punto más emotivo e impresionante con los tres autos en una misma línea y buscando la mejor forma de encarar la zona de la horquilla. En la otra imagen aparece el Honda de Larrauri con una leve ventaja al momento de afrontar la curva que lo lleva a la recta principal.

 

Okulovich va quedando relegado mientras que Larrauri y Castellano transitan la horquilla en plena disputa del primer lugar. La imagen de la derecha muestra los dos líderes a punto de encarar la recta principal que transitaron juntos hasta que Castellano hizo prevalecer el mejor equilibrio de Cruze y tomó la punta para ya no dejarla más.

 

El motor roto del Toyota de Bessone regó la pista de aceite. Un situación decisiva para la carrera de los titulares, ya que perjudicó a Abdallah y Larrauri y favoreció al ganador Castellano y Werner.

Falta en estas secuencias el Focus de Hanna Abdallah. Autor de una gran largada,  que desde el tercer lugar lo proyectó al primero tras superar a Larrauri y Okulovich, fue uno de los grandes perjudicados por la presencia del aceite que dejó en pista el motor roto del Toyota Corolla de Tito Bessone y que tardó en ser señalizado También en esa trampa viscosa cayó Larrauri. Ambos iban en punta y al pisarlo quedaron relegados. Larrauri pudo recuperarse mejor pero perdió la chance de la victoria que deseaba para repetir lo realizado por  su invitado Facundo Ardusso en la carrera inicial.

“No ví el aceite, ni estaba marcado. Recién lo señalizaron a la vuelta siguiente pero ya era tarde…” lamentó con tono de queja Leo sin disimular su amargura por no coronar el doblete triunfal de su Honda Civic. “Quedé en deuda con Facundo” dijo como “disculpa” a su invitado Ardusso, que con  su victoria en la carrera de invitados le permitió largar desde la pole.

Como buenos anfitriones, los titulares Larrauri, Castellano y Werner compartieron el podio con sus invitados Ardusso (ganó su carrera), Fineschi (fue 4º) y Colombo Russell (llegó 6º)

 

A diferencia de  Larrauri que maldijo ese aceite, Mariano Werner lo halagó con un  insólito pero espontaneo “felicito al aceite porque me permitió ganar dos lugares…” Dos avances clave porque le posibilitaron llegar a la cima del campeonato con 3,50 puntos de ventaja (255,50 a 252) sobre un Emanuel Moriatis, que siguió complicado con el equilibrio de su Focus y terminó 5º  .

“Fue una carrera rara, porque la presencia del aceite que complicó a algunos de mis rivales me dio posibilidades que en condiciones normales no hubiese tenido” reconoció Castellano, desde su lugar de ganador. Igual estuvo  más ubicado que Werner porque en vez de felicitar al aceite, felicitó a su equipo.

 

Por Miguel Sebastián

Fotos: Mónica  Paz

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

0 comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS