UN CAMBIO QUE LO SALVÓ A GASTÓN

Miércoles 22 de noviembre de 2017
Comentá (0)

“ERA  EL DESTINO…”.

Con esta simple reflexión, Hugo Mazzacane recordó ante Visión aquel duro golpe que hace hoy un cuarto de siglo recibió con la muerte de Roberto Mouras en plena disputa de la Vuelta de Lobos de TC. Ambos tenían una estrecha relación, más allá que habían sido colegas en los semipermanentes y las pistas,  y que el actual presidente de la ACTC ocupó durante varias temporadas la butaca derecha de los autos de Mouras. Eran amigos de la vida. “Fue una gran persona y un gran piloto”, sentencia Mazzacane, quien honró la memoria de su amigo al colocarle su nombre al Autódromo de La Plata, y también con la creación de dos de las categorías promocionales de la ACTC, como el TC Mouras y el TC Pista Mouras.

Ante la imposibilidad de Gastón Mazzacane, el "Huevo" González acompañó a Mouras en la trágica carrera de Lobos. Murió dos días después que el piloto de Carlos Casares.

 

Fue un duro golpe para Mazzacane aquel del 22 de noviembre de 1992. Pero, como todo, pudo ser peor, mucho peor, desde el punto de vista afectivo. Otra  vida  pudo haberse inmolado en la butaca derecha, como ese día se inmoló Amadeo González. Esa vida pudo ser la de Gastón Mazzacane. Si, el hijo de Hugo, el mismo Gastón que hoy ves en el TC , el que hasta ahora es  el último argentino que largó un Gran Premio de Fórmula 1, y el que está al frente del autÓdromo que lleva el nombre del “Príncipe de Carlos Casares”.

Amigo de Mouras, Hugo Mazzacane recibió sus consejos al iniciarse como piloto y luego fue su acompañante.Leé lo que cuenta  Hugo Mazzacane:

“Por entonces con 17 años, Gastón estaba corriendo  con un Datsun 280 en el Club Argentino de Pilotos. La idea  era que se subiera como acompañante de Roberto para la carrera de TC en Buenos Aires, que se corría en julio. Ahí fue cuando el Huevo (apodo de Amadeo González), nos pidió que lo dejáramos correr a él porque intuía que podían andar bien (Mouras ganó esa carrera ), y no quería perderse la oportunidad. Dejamos que corriese y pasamos el debut de  Gastón como acompañante para Lobos. Sin embargo unos días antes, Gastón tuvo una buena actuación con los Datsun en una carrera en Río Cuarto, y prefirió dedicarse a pleno a esa categoría. Por eso no estuvo en Lobos  como acompañante de Roberto, que volvió a ser  acompañado por el Huevo González…”.

Hugo, ¿qué sensación te quedó después de todo lo que pasó sobre lo que pudo haber pasado si corría Gastón? 

“Nada. Simplemente, que era el destino…”.

 

Por Miguel Sebastián

Fotos: fotolog.com e historiatc.com.ar

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

0 comentarios

ARTICULOS RELACIONADOS