EL CORREDOR QUE CORRE COMO QUIERE LA GENTE

Martes 12 de diciembre de 2017
Comentá (11)

DEMOLEDOR.

Es así.

En el automovilismo y en los deportes. El que más desafía los límites y muchas veces los vence, despierta una admiración especial, casi veneración.

Para vos y tantísimos, aquel que juguetea al borde del precipicio y entrega hasta la última gota de la capacidad innata que el de Arriba le otorgó, se pone el ropaje de invencible, en el que muchos pueden y desean identificarse porque hace lo que a ellos, les hubiera gustado hacer, salir airosos más allá de los resultados, y recibir las mieles del soberano.

Para asumir esta conducta, y juguetear entre el placer de ganar y la frustración de la derrota, tus genes deben hacerte marcar diferencias sobre tus pares. En suma, si de carreras de autos hablamos, constituirte en un corredor “distinto”, que rompa los moldes.

Es porqué no acaso la síntesis de Agustín Canapino corredor de autos.

El festejo en el podio homenajeado por las banderas y los hinchas.

Un pibe que se hizo corredor desde los simuladores sin siquiera haber corrido en categorías escuela, y a contramano de lo que pretendía su padre Alberto, convertido ahora en su hincha número 1. Padre que recuerda este escriba, en los boxes del desaparecido Autódromo de Aldea Romana en Bahía Blanca, allá por el 2006 en ocasión de una carrera de TC2000, no dejaba de expresar el deseo de que su hijo pasara por la universidad, saliera con un título debajo del brazo y que en todo caso, se metiera en el árido mundillo tuerca pero como protagonista pero abajo de los autos.

Tanto va el cántaro a la fuente que las insistencias de Agustín que su padre no pudo contenerlas más; luego de los simuladores, la Copa Megane se convirtió en el escalón inicial y también después, en el primer título.

Una década después, ese pibe que pisaba los autódromos acompañando a su erudito padre, constructor-chasista que supo monopolizar al TC, se ha convertido a los 27 años en una figura excluyente como ratificó sin proponérselo, en el Mouras de La Plata. De esa pista-teceódromo, se fue bicampeón de Turismo Carretera. Y lo hizo luego de dictar cátedra de cómo se afronta y como se maneja en instancias donde la capacidad sin otros aditamentos, puede no resultar suficiente cuando merodea un título de campeón.

Desde ya, hablamos de carreras de autos; y si el fierro no te acompaña fuiste; o casi tratándose de Agustín. Para que vamos a reiterarte lo que hizo en La Plata antes de calzarse la corona de campeón. Se coronó fruto de una carrera demoledora, que la afrontó con su mentalidad ganadora que no decae ante los obstáculos, y con la determinación, garra y sus indiscutidas condiciones conductivas, propia de los grandes campeones. De esos pilotos diferentes que además de ser ganadores, tienen la estirpe de los que marcan diferencias..

¿Cuánto influye un piloto arriba de un auto de carrera?, para Facundo Ardusso, uno de sus derrotados en la final en La Plata (no fue el único), “el automovilismo es un deporte de conjunto, donde juega el auto, el equipo y el piloto; ¿que importancia le doy al piloto?, para mí es del 25-30%”.

El factor humano que tantos encabezados por el Flaco Traverso, y entre los que se anota quien te escribe pretenden que prevalezca, se ha visto minimizado en el automovilismo de los últimos años, plagado de avances tecnológicos. Sin embargo, es la variable que inclina la balanza. Canapino lo ratificó en el Mouras. Luego del trompo del viernes, unos estimaron que la coronación de Ardusso se había allanado. Sin embargo, no contaron con que Agustín se recargara a sí mismo y saliera encendido como un cazador que busca su presa, el sábado y domingo.

Esa determinación y convencimiento de que aún era posible la habrás palpado en cada vuelta que dio la Chevy de Canapa en la serie y final. Claro, mucho incidió el andar del auto apuntalado por su padre Alberto a la cabeza, ducho y experimentado en definiciones, algunas controversiales y Fernando García preparador del motor, tan silencioso como respetado.

La armada de los Torino (dominadores del año con ocho victorias en 15 carreras), encabezada por Ardusso, Josito Di Palma y Emiliano Spataro, pareció que iba a conseguir con uno de sus pilotos el ansiado título que el Toro no alcanza desde el ´71 con el Loco Luis Di Palma.

A ellos en el camino al título, se interpuso Agustín Canapino a menos de una vuelta de la caída del telón, cuando Alan Ruggiero en otro Toro, cayó rendido ante el Titán en el “ring” platense, al tomar el cuarto puesto se convirtió en bicampeón.

Enfrente tuvo a un Ardusso que cayó de pie “en la carrera más importante tuvo el peor auto del año y Canapino mejor”. Facundo acusó esa falta de rendimiento mortificado por la ida de cola que no pudo corregir el equipo Renault Torino. El de Las Parejas no traicionó sus convicciones, por ende no recurrió ante el pálido andar de su Torino, a deslealtades ni malas artes. “Es demasiado bueno, le falta “maldad”, la frase la dejó picando un morador del ambiente del TC, tantas veces bizarro, tantas veces inexplicable e imprevisible.

Facu no perdió sólo, “me quedé con las ganas de salir campeón”, admitió con la misma hidalguía que se conduce por la vida, una virtud que no suele abundar. En la derrota deportiva también tuvo una parte sustancial el equipo Renault Torino, avalado y respaldado por la marca del Rombo que dicho sea de paso, en el Súper TC2000 dispone de la grandísima chance después de 24 años para gritar “campeón!” con el mismo Ardusso.

El equipo en La Plata cuyo nacimiento impulsó Emiliano Spataro, encontró eco en el director comercial de Renault, Alejandro Reggi, y tuvo a Trotta como cabeza visible, careció del empuje, fuerza anímica y capacidad de reacción cuando más lo precisó. No consiguieron enderezar el rendimiento del Torino número 5, tampoco el de Emiliano, y cada vuelta por el ondulado circuito platense, fue convirtiéndose en un padecimiento. Faltó una conducción que tomase decisiones por ejemplo, que  levantara la voz ante el pasaje que pudo cambiar la historia. Te hablamos del “pase y siga” por boxes de Mauricio Lambiris, sancionado por el toque al Rayo Mazzacane al que le quitó la primera y por ahora esquiva victoria en TC. El uruguayo pasó como una luz por la calle de boxes y llegó un puesto justo delante de Ardusso. ¿La velocidad máxima?, bien gracias. ¿Cómo dejó pasar el equipo Renault Torino esta “oportunidad”? El anécdotario inagotable del TC, le guarda un espacio.

 

Mucho más grande y rutilante es el reservado para Agustín Canapino; a los 27 un Titán con mayúsculas. Si lo viera el gran Martín Karadagian!

 

Por Carlos Saavedra
Foto: AIF

¡Enviá tu comentario!

Aviso: Los comentarios con malas palabras, links a webs externas y off-topic podrán ser borrados. Los usuarios reincidentes podrán sufrir la anulación de sus cuentas.

Sitio web

 

11 comentarios

12.12.17

Esteban Trotta intentò denunciar a Lambiris. No estaba la persona encargada de controlar la velocidad en la calle de boxes. Y Vision deberia conocer esa circunstancia, que ahora sera negada por los responsables.-
No lei en VA ni escuche a ningun periodista hablar del 0,50 seg que Mazzacane le saco a toda la categoria en clasificaciòn, ni del sobrepaso a Lambiris usando el push to pass de su Chevy. Porque callan???
Tampoco menciòn alguna de los màs de 16 sobrepasos de Agustin Canapino en las dos ùltimas carreras. Los otros pilotos y tècnicos son incapaces? O hay autos con control de tracciòn?
Es cierto que los Torino oficiales fueron los màs lentos en La Plata y se defendieron durante todo el año con el motor, pero hay otras cuestiones que tambien deberìan ser denunciadas. Ahora se callan màs que con Aventìn. O estoy equivocado?

Responder
12.12.17

Marcos, empezamos por el final. Estas equivocado
Seguimos. Si nos seguis, verás que en VA nos ocupamos y pormenorizamos en temas que otros medios no pormenorizan. No callamos y hablamos, bah!, escribimos y colocamos nuestras firmas sin escudarnos en seudónimos.

Es obvio que no podemos saber todo, lo que si hacemos en preguntar. Y lo hacemos
Acerca de lo que comentas en relacion a Trotta, se supone que debió formalizar la denuncia en tal caso, y no quedarse en el intento.
ACerca de otras consideraciones, nuestra identidad periodistica elaborada en años, nos lleva a hablar o escribir afirmaciones, con conceptos y elementos de pruebas, de no ser así también lo hacemos a modo de trascendidos o versiones.
Marcos gracias por tu comentario, soy Carlos Saavedra

Responder
12.12.17

bueno, el domingo escuche a un fotografo de una revista muy importante de automovilismo, esbozar, que hay autos que tienen embrague de carbono…pero quien lo puede rectificar o ratificar? como el push to pass o el control de traccion del cual se menciona aqui.
El domingo cuando terminó la carrera, ARDUSSO declaró que faltaba la verificación técnica…QUE QUISO DECIR? No escuche a ningun periodista repreguntar ante esta declaracion…IGUALMENTE, CANAPA SE MANEJO TODO PARA SER CAMPEON…ASI QUE LA CUENTEN COMO QUIERAN. FUE MAS QUE EL RESTO, Y EL MAZAZO DE COMODORO TERMINANDO POR DELANTE DE ARDUSSO PREDIJO ESTE CAMPEONATO. EL AÑO QUE VIENE QUE LO SIENTEN A OKULOVICH EN UN TORINO OFICIAL. LO CUIDO MAS EL QUE SPATARO, SINO NO ESTABA OKULOVICH DETRAS DE ARDUSSO, CANAPINO SALIA CAMPEON POR ESCANDALO EN LA DIFERENCIA DE PUNTOS…

Responder
12.12.17

“No consiguieron enderezar el rendimiento del Torino número 5″, dice la nota. ¡No consiguieron… o no quisieron? Fue muy sugestivo cómo lo entregaron a Ardusso. Tuvieron 48 horas, de la primera práctica del viernes a la largada de la final, el domingo, para corregir una ida de cola que otros Torino de equipos más modestos no tenían. Ya aprendimos que cuando Ardusso dice públicamente “sí”, está diciendo “no”. Creo que sabe que lo mandaron al bombo y en su lenguaje hidalgo, como dice el señor Saavedra, lo está diciendo entre líneas.

Responder
12.12.17

Yo por otro lado felicito a Vision Auto y a Carlos Saavedra que pude saludar un par de veces, como fue en la presentacion del equipo Citroen de STC2000, aca en la fabrica de el Palomar.
Respecto a la definicion, se puede dividir en 2.
1 – Canapino venia corriendo a lo Canapino sabiendo que corria de atras, en la anterior de comodoro se manejo todo, bien jugado, y en La plata que mas, era plata o mierda, fue plata, lo felicito corrio para ir a buscar el campeonato y no esperarlo.
2 – No creo que Spataro le saco el torneo al flaco, al cual admiro y quiero mucho, ya que si ganaba podia estar pesado para las demas, o sea no se si tanto, si fue una jugada muy fea para un compañero de equipo. Por otro lado no quiero escuchar a Josito rasgarse las vestiduras por Torino, ya que el Y Ruggero tenian la oportunidad de ayudar a que Torino luego de 46 años volviera al campeonato, con una levantadita lo podian hacer, pero bue asi sera, se cagan en la marca.
Y por otro lado ojala la ACTC no cague mas a Dodge, tengo las bolas llenas que Dodge no tenga las mismas armas para pelear, y no es de ahora

Responder
12.12.17

Te faltó felicitar a okulovich que le cuidó las espaldas a Ardusso…

Responder
12.12.17

Parrafo aparte para le misionero Okulovich, oficiando de Guarda Espaldas, algo que en ningún caso hizo Spataro, y todos los demás para no pasar a esos 2 seudo Torinos, lamentablemente no paso

Responder
12.12.17

menos mal que okulovick “ofició” de “coequiper” de Ardusso…sino hubiera sido UN PAPELON QUE TERMINARA A MAS PUNTOS DE DIFERENCIA…

Responder
13.12.17

Oscar, tu reinado termino. Ahora…LTA!!

Responder
14.12.17

TU SEÑORA LTA

12.12.17

Me parece a mi o en el unico lugar donde la ACTC no puede influir mucho es en la pista desde el semaforo a la bandera a cuadros. Porque todo estaba “arreglado” para que ganara “el nene”, y saliera campeon un Torino, si no Renault no hubiera puesto la que puso, ni arriesgado su nombre.

Responder

ARTICULOS RELACIONADOS