NINGUNO DE LOS  actuales pilotos de Fórmula 1 corrió tantos Grands Prix como Michael Schumacher, que este fin de semana en Spa llega a una cifra redonda.

En el circuito belga, el alemán se siente local. A menos de cien kilómetros de las ciudades en las que nació y creció, la historia de Schumi en la F-1 está irremediablemente unida al asfalto de las Ardenas en el que debutó, en el que consiguió su primera victoria veinte años atrás, en el que amasó seis triunfos (el último hace exactamente una década) y en el que el domingo disputará su Grand Prix número 300.

SpeedAgro

Tanta ligazón no podía ser ignorada por las autoridades locales, que este fin de semana lo hacen Ciudadano Ilustre de Spa. Allí debutó en 1991 con un Jordan-Ford (y solo duró 500 metros), allí logró al año siguiente, en 1992, su primer triunfo en Fórmula 1 (podés verla en el video) sobre los Williams de Nigel Mansell y Riccardo Patrese, y ahora disputará su Grand Prix nº 300, de los cuales más de la mitad (155) terminó en el podio, habiendo ganado casi la tercera parte (91) de todos ellos.

httpv://youtu.be/Sdj_nhOcj64

“Spa es como el living de mi casa –señala Schumacher- Claramente es la mejor pista del mundo. Es increíble como siempre tengo grandes momentos allí: mi debut, mi primera victoria, un título mundial, ahora mi Grand Prix número 300… Soy el segundo piloto en la historia que alcanza esta marca y agradezco que sea en Spa”. El primero fue Rubens Barrichello, que llegó hasta los 326 GGPP.

Allí en Spa-Francorchamps delineó alguna genialidad, como cuando ganó en 1995 después de largar 16º con el Benetton-Ford, el año en que logró su segundo título con un auto que no era el mejor de la categoría; ganó tres GGPP de Bélgica en sucesión, hasta 1997, y luego conquistó las ediciones de 2001 (que le permitió transformarse en el piloto más ganador de la historia del Mundial, superando a Alain Prost) y 2002. Nadie nunca ganó tanto en Spa en F-1 como él: Ayrton Senna se quedó con cinco triunfos… Inclusive, su última corona mundial la ganó allí, en 2004.

Allí también cometió algún error grosero, como cuando se llevó por delante a David Coulthard en 1998, en una pista anegada, perdiendo los puntos que a fin de temporada le impidieron ganar su primer título para Ferrari. Ese año el torneo lo ganó Mika Hakkinen, que le infligió en Spa una de las humillaciones más grandes de su campaña, en 2000, cuando le ganó la punta al superar ambos a un rezagado Ricardo Zonta, una vuelta después de que el alemán lo apretara contra la banquina.

httpv://youtu.be/-eE3gCy5zvM

¿Podrá ganar este fin de semana como mejor homenaje a sí mismo? Hmmmm, difícil. No ha logrado un solo triunfo desde que volvió a correr. “Haré todo lo que pueda para hacer una carrera fuerte” apenas promete. El año pasado fue quinto…

Por el equipo de VA

 

 

 

 

2 COMENTARIOS

  1. para schummy, un podio sería como una victoria. pero ya vimos que el mercedes se cae a pedazos. ojalá gane kimi, que tambien me cae bien.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre