EN «LA VIDRIERA», te mostramos como marcha el armado del Ford de la Rana, aca mirá el Toro de Carlitos Okulovich.

El equipo con sede en Venado Tuerto como todos, trabaja sin descanso en el Ford y Torino para tenerlos listos para la apertura en Concordia el 22 de marzo, fecha que apremia a todos.

 

Horacio Soljan y su hijo Jorge, responsables del team, centralizan las tareas en el armado de los motores 24 válvulas, para variar, también como el resto. Los multiválvulas se han convertido en la gran preocupación del momento en el TC.

En el Torino de Okulovich en tanto se finalizba la etapa de pintura y avanzaban con detalles finales en trompas e interior y ploteo. En cuanto al Ford, su armado final comienza en unos pocos días.

Volvemos sobre los multiválvulas, dicen desde el Maquin, «están algo demorados, porque aún no se recibieron los inyectores de los pistones. Se estima que una vez que arriben a Venado Tuerto se trabajará sobre el conjunto y tratar de alcanzar el mejor potencial. Si todo va bien, este martes se escucharan los primeros rugidos del Cherokee en el banco de pruebas».

A su vez, se ha planificado que el motor del Ford se ponga en marcha a principios de la segunda semana de marzo; la demora se debe a que el block llegó al taller en los últimos días. «Los inconvenientes surgidos fueron menores, todos solucionables pero, consumen tiempo que evidentemente no tenemos…», han sostenido desde el Maquin.  La demora básica se debió a la tardía entrega del kit de Ford que, como el de Cherokee al resultar nuevos, obliga a todos los equipos y preparadores a analizar todos los detalles y ser más puntillosos aún. «No hay margen para el error, antes de poner los motores en el banco de pruebas debe estar todo bien chequeado», se ha escuchado decir también desde el equipo de los Soljan.

¿Probar?. Están condicionadas a la confiabilidad que arrojen los motores en los ensayos en el banco.

Por el equipo de VA
Foto: Prensa Maquin Parts

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre