¿CAMPEONATO DEFINIDO?

No, porque las carreras hay correrlas, pero casi que lo está  porque con la cuarta  pole  consecutiva,  Facundo Ardusso, sacó con esa vuelta de una carambola a dos de sus tres rivales: Matías Rossi y Agustín, Canapino, éste ultimo el único que llegó con reales motivaciones para atrapar una corona que parece imposible pueda caerse de la cabeza del piloto de Las Parejas. De no ser así, resultaría imperdonable para el equipo Renault.

La pole de Ardusso eliminó el "fantasma" de Canapino y le dio más tranquilidad al piloto de Las Parejas.
SpeedAgro


“Tengo un 92,5 % del título en el bolsillo pero me falta lo más importante que es correr la carrerea..” le admitió a Visión, un Ardusso sonriente y distendido. Nada que ver con el preocupado y serio de una semana en el Mouras tras la clasificación del Turismo Carretera– Tal como aquel  día intuyó la frustración que se le venía, es posible que ahora presienta el festejo de su primer título grande en el automovilismo argentino.

“Fue la pole que más festejé…” destacó Ardusso sobre esa vuelta que con una temperatura ambiente de 40 grados, que sobre la pista y dentro de su Renault Fluence trepó a los 60, resultó un paso clave para la consagración que deberá  cerrar en una carrera que Facu promete no realizar a la defensiva pero sin excesos y con el objetivo de  sumar  los puntos necesarios. El festejo también tuvo alta temperatura en el box de Renault. Es que el fantasma de una posible pole de Canapino había desaparecido. Al mism tiempo se evaporó el repotenciamiento del interés por una definición de campeonato que de esta manera parece sellada

“Me sacó el sombrero ante Facundo que es un crack…” elogio un sero  Canapino quien admitió que tras transitar el segundo parcial se dio cuenta que sería imposible arrebatarle la pole a Facundo.”Ardusso es letal en clasificación” había anticipado Agustín el viernes y lo comprobó en la pista con esa pole del rival que sepultó sus débiles ilusiones al tricampeonato.

Werner reconoce no tener un auto para ganarle a Ardusso, pero confia en que la pronosticada lluvia juegue a su favor.

 

Ahora con 37 puntos de ventaja con 40 en juego, sólo queda Mariano Werner con su Peugeot 408  en  el camino de Ardusso rumbo a  su ansiado primer título grande y de Renault para cerrar los 24 años que  pasaron de su última conquista lograda con la legendaria Fuego con Juan María Traverso, el mismo que anda por los boxes  del  Cabalén, paradójicamente como embajador deportivo de Peugeot… Un Werner que  entró con lo justo en la decena de autos que definieron la clasificación donde inicialmente quedó 6ª pero subió un auto ante la exclusión de Matías Rossi por no respetar su debutante Toyota la altura del paragolpes. Para festejar su primer corona en el Súper TC 2000 y la segunda del año (se consagró en la clase 3 del Turismo Nacional), el entrerriano deberá ganar y que Ardusso no termine entre los primeros 14 lugares. Inicialmente para llegar a ese lugar de lider y esperar lo que haga su rival, Werner deberá superar a Fineschi, Guerrieri, Pernia (uno de los compañeros de Ardusso que hizo una sugestiva advertencia sobre un problema en el motor de su Fluence), Canapino y el propio Ardusso.

“Voy a luchas mientras tenga chances, pero  hasta ahora no tengo un auto para ganar” le confesó Mariano a Visión al término de la clasificación, aunque con una aclaración conocida en estos casos: “Creo en los milagros y a veces se dan en el automovilismo…”

¿Campeonato definido ? Casi…

 

Por Miguel Sebastián (Especial desde Alta Gracia, Córdoba)

Fotos: AIF

VisionAuto

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre