Compartir

SIGUE  LOS GOLPES DE ESCENAS Y…

… los que duelen  en los huesos. Se vió en otra exigente etapa del Dakar 2018, como fue la cuarta que comenzó y concluyó en San Juan de Marcona, donde principal golpe, tanto deportivo como físico vino del lado de la motos con la caída del británico Sam Sunderland, (foto de apertura), quien con su contundente liderazgo transitaba sobre la KTM el camino para repetir su victoria del año pasado.

VisionAuto

 

A orillas del Oceáno Pacifico, Van Beveren y su Yamaha concretaron un gran avance que los proyectó al primer lugar en la etapa y la general.

 

Otra vez será, porque si bien Sunderland pudo recuperarse se quejó de fuertes dolores lumbares que motivaron que tras la revisación médica correspondiente no se  lo autorizase a continuar. Gran beneficiado fue el francés Adrian Van Beveren, quien sobre la Yamaha oficial de punta ya venía presionando a  Sunderland y ante su caída trepó al liderazgo. En cambio Kevin Benavides, hasta la anterior etapa  escolta de Sunderland, no logró usufructuar el infortunio del británico tras una discreta actuación sobre la Honda que lo vió llegar octavo en el parcial y caer hasta el tercer puesto en la general detrás de Van Beveren y el bicampeón mundial, el chileno Pablo Quintanilla (Husqvarna)

“Hay que saber esperar sin desesperar porque en el Dakar las cosas pueden cambiar de un día para el otro…”, destacó Kevin. Si lo sabrá Sam Sunderland…

 

Por el equipo de VA

Fotos: Prensa Dakar

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre