AMBICIÓN ILIMITADA.

Es cosa seria este Valentín Aguirre. No cualquiera gana dos carreras seguidas
en el TC versión 2020, en circuitos tan diferentes como San Nicolás y el muy veloz
número 12 del Gálvez. Tampoco abundan los pilotos que mantienen altas sus ambiciones ganadoras, tras haber logrado la necesaria victoria que el TC le impone a los
pretendientes a su ansiada corona.

Valentín Aguirre mantuvo controlado a Juan Martín Trucco desde que en la S del Ciervo le quitó el liderazgo apenas iniciada la carrera. «Me superó bien», reconoció Trucco.

Valentin Aguirre llegó al retorno del TC con el Gálvez con el fresco antecedente de ser el último ganador del campeonato. Como otros casos, muchos lo imaginaron conformarse con sumar puntos para afianzarse en la cima del campeonato, sin tomar demasiados riesgos. Por ahora no es de esos Valentin. Lo mostró con esa atrevida y constante actitud ganadora, con la que salió a disputarle el liderazgo a Juan Martín Trucco. Y se lo ganó con una impecable maniobra en la S del Ciervo. Ahí comenzó a edificar el triunfo, que luego consolidó con similares actitudes de defensa de la punta, que no le dieron al entusiasta y aguerrido Trucco la chance de llegar luego de 145 presentaciones a su postergada primera victoria en el Turismo Carretera.

Ledesma presiona a Esteban Gini momento antes de superarlo para llegar a un destacado quinto puesto. Detrás avanza Diego Ciantini.(7°) quien terminó por delante de su compañero Facundo Ardusso.

Por el contrario, Aguirre pese a sus apenas 35 carreras ya suma cuatro
victorias en el TC, y dos sobre cinco fechas en tan atípico campeonato 2020. Parece destinado a ese futuro de campeón que su coterráneo, amigo y rival Agustín Canapino pronosticó apenas Valentín desembarco en el TC a principios del 2008. ¿Será en la actual  temporada? Por ahora Aguirre lidera la etapa regular con una comodidad (le lleva 35,50 puntos a Facundo Ardusso), facilitada por los abandonos de Juan Cruz Benvenuti (rompió el cardán) y Canapino. El campeón dejó la carrera por un trompo como consecuencia de la caída en sus neumáticos del agua desprendida de un radiador roto por una piedra del circuito.

Maldita piedra. Agustín la sostiene en su mano. Lo sacó de carrera (Foto Twitter Canapino).

Piloto de pocas palabras pero mucha acción, Aguirre se limitó a reconocer
que tuvo «un auto con un rendimiento impresionante», refiriéndose claro al veloz Dodge que le entrega el JP Carrera. El mismo equipo que colocó sus tres autos entre
los diez primeros, ya que al triunfo de Vale se agregaron el meritorio cuarto
puesto de Santiago Mangoni en su debut en la estructura dirigida por Gustavo Lema
y el noveno de Manuel Urcera.

Mariano Werner (Ford) completó el podio detrás de los dos pilotos de Dodge. «Me faltó un poco de velocidad final», comentó el entrerriano .

¿Qué dirá Guillermo Ortelli quien dejó el JP por falta de rendimiento?. No se escuchó comentario sobre el tema. En cambio, el Guille fue duro con Martin Ponte (lo excluyeron), por el toque que en su regreso al Dole lo sacó de carrera en la S del Ciervo que derivó en un choque con José Savino. Incidente que angustió por instantes cuando la Chevy de Guille quedó detenida y cruzada, a expensas del malón de autos que pasaba. El golpe más temido. «Ponte me pegó feo en un lugar feo, venía de una bloqueada y lo dejé entrar, pero me golpeó», disparó mientras regresaba a boxes enfundado en un buzo negro sin publicidades. Un fiel reflejo de su oscuro momento deportivo.

 

fotos: Prensa ACTC.

-publicidad-

1 COMENTARIO

  1. «Piloto de pocas palabras pero mucha accion».Muy acertada la definicion.El Kimi Raikonen de las pampas,morocho y con algunos kilos de mas,pero cuanto talento tiene…

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre