EL PRINCIPE QATARI FUE UNA DE LAS FIGURAS de este Dakar y lo demostró con sus actuaciones. Hace algunos días te contábamos cuáles eran los nombres que se habían anotado para esta edición y se notaba la ausencia de grandes nombres.

Por eso Nasser Al-Attiyah, con todo su carisma, sus habilidades para manejar en este tipo de  pruebas y con lo que significa ser Príncipe de uno de  los países más ricos del mundo -como Qatar-,se había vuelto un ídolo para los argentinos y los que siguen al Dakar.

Sin embargo, éste no fue su mejor enero. Desde que se fue el equipo oficial Volkswagen, con el que había ganado en 2011, buscó diferentes alternativas para defender su corona en la Argentina, ese país que tanto le gusta. Fue al X-raid con el título bajo el brazo, pero le pidieron un dineral. Off course, he is the Prince.

Finalmente, arregló con otro carismático: el estadounidense Robbie Gordon y se subió a una Hummer que probó por primera vez yendo a Mar del Plata para la largada. Ganó dos etapas y, sin duda, fue uno de los grandes animadores. Hasta hoy, porque abandonó por un problema en el alternador.

Igual, tranquilos. Este año lo volveremos a ver cuando venga a disputar la fecha del Rally Mundial en Córdoba con el Citroën DS3 oficial. Él mismo ya  lo avisó…

-publicidad-

2 COMENTARIOS

  1. Un fenómeno tufi meme. Acelera con los dos pies, es simpático, entrador, solidario. No hubiera estado mal que mencionen dentro de la nota que hace 3 días se puso con 100 lucas verdes para la fundacion un techo para mi pais, que se comenta que tiene campos en córdoba y que sueña ganar los juegos olímpicos en tiro al blanco que parece ser bueno para eso también.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre