PERSONAJE MULTIFACÉTICO.

Es el colombiano Ricardo Soler. Periodista deportivo, empresario y presidente del TC 2000 de su país. Habló con Vision Auto Radio en uno de los habituales y comentados podcasts. Soler entusiasta, con la visión de un automovilismo que difiere del nuestro, cuenta, más allá de las circunstancias que han aquejado a 2020 por la pandemia, los pasos firmes que despliega el deporte motor en su país e incluso otros países latinoamericanos.

Ha contado además los contactos mantenidos hace un par de años con el TC 2000/Super 2000 argentino, incluyendo recorridas por circuitos de nuestro país hace un par de años junto a nuestro compatriota Gustavo Donadio (como te hemos contado, radicado en Perú hace una década, y con diversificada actividad profesional en el mundo motor de Colombia, Guatemala, Perú, entre otros países), quien lo puso en contacto con dirigentes. Soler ha manifestado sus intenciones de relacionar a su categoría con el automovilismo nacional. Acá repasamos sus principales conceptos.

«El TC 2000 colombiano reúne entre 130 y 140 autos en sus cinco categorías. «Es un desafío mantener esa cifra» ,señala Ricardo Soler.

¿CÓMO ES EL TC 2000 COLOMBIANO?

 “El TC 2000 colombiano más que una categoría es una estructura deportiva. Arrancamos con una categoría que es una academia y por eso la llamamos Academia TC 2000. Es un campeonato donde probamos muchachos que están empezando a meterse en el automovilismo y le enseñamos las pautas y secretos de las carreras., En la reanudación tuvimos 46 inscriptos en la Academia. La escalera sigue con las clases B y A, luego con el TC Junior y termina a nivel profesional con el TC 2000 Colombiano. Todas son muy parejas y en conjunto reúnen 130/140 pilotos. Entre las fábricas la participación más importante es la de Renault con el equipo Autostop. También Mini tiene un piloto oficial. Años atrás estaban Toyota y Chevrolet pero se fueron”.

LA FALTA DE CIRCUITOS

“En épocas normales, la temporada dura 7 meses con una pausa intermedia de un mes y medio. El calendario es de 7 fechas dobles y el gran problema es que tenemos un solo circuito. Es el de Togancipá, en Bogotá, y lo utilizamos con distintas variantes. Estamos trabajando en un segundo circuito en Medellín y también nos han hablado de hacer un callejero en Calí. Sin embargo no lo hemos considerado mucho por el tema de la seguridad. Cuando le decimos a sus impulsores que hay que poner los elementos de seguridad adecuados nos dicen que no, porque no tienen presupuesto. No tienen gente o lo que es peor, no tienen la predisposición para ponerse a trabajar y montar un espectáculo. Nos gustaría correr en un callejero, pero siempre con la máxima seguridad”.

  EL APORTE DE DONADIO

“Gustavo Donadio compartió y aportó varias cosas para el automovilismo colombiano. Por la pandemia del coronavirus pasamos 336 días esperando volver a correr y trabajamos con la Federación Colombiana y el Autódromo de Togancipá buscando la forma de hacerlo de la mejor manera. Pudimos concretarlo y nos sorprendió positivamente la respuesta de los pilotos de las distintas categorías. Hubo una participación importante con grillas casi completas. Y si bien cuando no se corre durante tanto tiempo se pierde en parte el ritmo competitivo y técnico, los resultados fueron buenos”.

Periodista, y presidente del TC 2000 Colombiano, Soler dice tener capacidad para compatibilizar ambas actividades, sin perder la objetividad en sus acciones .¿Imaginás un caso similar en Argentina?

 EL TERCER DEPORTE

“La gente en Colombia apoya al automovilismo y como en Argentina va a las carreras a comer sus chivitos (asados) y alentar con sus banderas a los pilotos y marcas. Igual estamos lejos de la atracción que tiene en Argentina pero vamos en camino.  En la reciente carrera a puertas cerradas tuvimos unas 600 mil personas que, de una manera u otras siguieron las transmisiones de las carreras por los distintos medios informativos. Esto fue muy bueno y muestra que estamos en el camino correcto. Tenemos argumentos para pelear por ser el tercer deporte en Colombia, por detrás del fútbol y el ciclismo, que indiscutidamente son los dos primeros.”.  

LA INFLUENCIA DE MONTOYA

“La llegada de Juan Pablo Montoya a la Fórmula 1 y el CART con todos sus éxitos provocó una reacción positiva que se puede separar en dos caminos. Por uno, las categorías y la actividad comenzaron a crecer. Por el otro los políticos los tomaron como algo propio pero no aprovecharon la situación para construir nuevos circuitos y para que las empresas se vinculasen más con la actividad local. El automovilismo de Colombia tendría que haber sido más grande luego de haber tenido a un piloto que luchó rueda a rueda con Michael Schumacher, Fernando Alonso y Kimi Raikkonen”.

 EL PERIODISTA Y EL DIRIGENTE

“El periodismo es mi verdadera profesión pero como soy un poco irreverente y disconforme, hace un tiempo me propuse aportarle algo a mi país en la parte deportiva y vi que a Colombia le hacia falta una alternativa en el automovilismo. La gente me conocía desde la época que relataba las carreras de Montoya y por eso me metí en la dirigencia. Así hice muchas cosas pero sin olvidarme que el periodismo es mi esencia. Por eso trato de compatibilizar las tareas de periodista y dirigente. No es sencillo, pero cuando estoy relatando la objetividad es total y si algo está mal o veo errores, los señalo. Por si fuese poco tengo a mi esposa que corre en la clase A, y además gana carreras y pelea campeonatos. Igual estoy al margen y ella se arregla sola con el equipo”.

 

Tatiana Calderón y Juan Pablo Montoya son los grandes referentes colombianos en el automovilismo internacional. «No se aprovechó debidamente lo que produjo Montoya», asegura Soler que ve a Tatiana como «la mujer que está más cerca de llegar a la Fórmula 1».

LAS MUJERES Y TATIANA CALDERÓN

“Las mujeres han mostrado gran interés por participar en las carreras y tenemos 14 en las distintas categorías No solo corren por correr, sino que también ganan carreras y campeonatos y además en su mayoría son bonitas… Todo eso favorece la difusión de los espectáculos y la llegada a otros ámbitos fuera del automovilismo. Además y esto es importante, tenemos en el ámbito internacional la presencia de Tatiana Calderón. Actualmente es la principal carta para que en un futuro cercano, una mujer corra en la Fórmula 1. Esto es un gran orgullo”.

LA VINCULACIÓN CON PABLO PEÓN

“Decidí meterme como dirigente inspirado en lo que había aprendido en mi contacto con la gente del TC 2000 de Argentina. Hablaba mucho con Pablo Peón, cuando él era presidente de la categoría, Una vez estando en Río Hondo me dijo cordialmente que le estábamos copiando algunas cosas. Le respondí que era una simple coincidencia, y que la sigla TC tenía un significado diferente en cada país, ya que para nosotros es Turismo de Calle mientras que para los argentinos es Turismo Competición. Y en cuanto al 2000, viene porque es la máxima cilindrada de nuestros motores atmosféricos. Detalles y bromas aparte, aprendimos mucho del TC 2000 argentino”,

EL INTERÉS POR PILOTOS ARGENTINOS

“Hace tiempo estoy gestionando la posibilidad que pilotos argentinos vengan a correr a Colombia (existían conversaciones concretas con un piloto conocido). La vez que estuve en una carrera de TC 2000 en Argentina, llegué al box de Honda y ahí estaban Pechito López, Juan Manuel Silva y Leonel Pernía. Al entrar y presentarme como presidente del TC 2000 colombiano, se me acercó el Pato Silva, alguien que me gusta por la forma en que corre y su vida profesional, me muestra su licencia y me dice: «vos sos el presidente del TC 2000 colombiano, yo soy piloto libre, llévame a correr, je…». Sólo atiné a decir, esto no es real, es un sueño… Por encima de la anécdota hace un mes recibí un llamado de un par de pilotos del Súper TC 2000 y estamos y trabajando en un proyecto”.

Ricardo Soler. Sin dudas. un personaje multifacético

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre