TOPES SALARIALES.

Competitivos al extremo en la pista, como buenos corporativos, los equipos de Fórmula 1 no tardan en ponerse de acuerdo cuando se trata de proteger sus bolsillos, y especialmente a la hora limitar los sueldos de sus empleados.

En esa tarea están los muchachos y  tras la carrera de Portimao ya dieron un paso adelante con el acuerdo que establecieron para limitar sueldos y adecuarlos al difícil momento económico que vive el mundo por la pandemia del coronavirus y también para seguir el camino de la reducción presupuestaria establecida para cada equipo en 145 millones de dólares desde el próximo año.

Lewis Hamilton sigue las charlas con su jefe deportivo Toto Wolff para la renovación de su contrato con Mercedes Benz. El campeón no quiere un vinculo mayor a dos años.

Si bien todavía no se afinaron totalmente los números la idea es fijar un tope de 30 millones de dólares para el pago de sueldos de los pilotos. Esto incluiría a los dos integrantes del equipo y podrían desdoblarse en 20 y 10 millones respectivamente en los casos que hubiesen distintos niveles de jerarquía. Esta reducción de salarios incluirá asimismo a los otros tres personajes principales del equipo, o sea el director general, el responsable deportivo y el jefe técnico. No incluye los contratos firmados con antelación, lo que excluye a Max Verstappen que acordó con Red Bull hasta 2023 y a Charles Leclerc que prolongó su vinculación con Ferrari hasta 2024.

Es intención mayoritaria poner en práctica este proyecto, que deberá tener la aprobación del Consejo Mundial del Deporte del Motor, en la temporada 2023. Sin embargo Toto Wolff es partidario de aplicarlo desde 2024. “Hemos dicho que no queremos perder a las superestrellas de este deporte, por lo que debe ser una introducción gradual a partir de 2024 para que las futuras generaciones de pilotos acuerden un nivel más sensato de remuneraciones, considerando que tenemos un límite de costos en el equipo” explica el director deportivo de Mercedes Benz, que precisamente tiene en sus filas a Lewis Hamilton, el piloto con mayor remuneración de la actual Formula 1, con sus 50 millones de dólares como “salario” anual. Con todos sus pergaminos ¿aceptará mansamente el rebelde Lewis, una rebaja del 60% de su sueldo?. si es que sigue corriendo en 2023.

Charles Leclerc y Max Verstappen firmaron contratos a largo plazo con Ferrari y
Red Bull hasta el 2023 y 2024 respectivamente. Por eso en principio estarían exceptuados del tope salarial.

Tal vez esa extensión del plazo para la aplicación de los limites de remuneraciones propuesto por Wolff no sea casual, y si, su conocimiento que para el 2024, quienes actualmente son los mejores pagos (Hamilton Vettel) ya no formen parte de la Fórmula 1.

El tema ya tuvo repercusiones en el ambiente y entre los pilotos una de las voces escuchadas fue la de Romain Grosjean, integrante del equipo Haas y director de la Asociación de Pilotos de Grandes Premios. “Esto es algo que traerá debates y preocupaciones. No estoy totalmente en contra, porque no puede ser que Hamilton gane 50 millones de dólares y otros corredores apenas llegan a los 150.000 euros por año pero también sé que si limitamos los sueldos de los pilotos rompemos una escala en el automovilismo. Porque entonces ¿qué fabrica o manager invertirá fortunas en programas para pagar campañas de jóvenes pilotos para luego, y siempre si llegan a la Fórmula 1, llevarse en cambio el 20% de algo que está limitado” dijo el francés sobre un tema que dará que hablar.

Gunther Steiner y Romains Grosjean aportaron distintas visiones sobre el tope salarial. «Me parece lógico» comentó el director deportivo de Haas. «Romperá una escala en el automovilismo»» puntualizó el piloto francés

Del lado de los directores de equipo se pronunció, Gunther Steiner, jefe deportivo de Haas. “Un tope salarial es lógico en la nueva era de tope presupuestario de 145 millones de dólares de la Fórmula 1 que comienza el próximo año. Si quieres gastar mucho dinero en un conductor, no puedes hacer otras cosas» dijo Haas antes de estimar que «esto debería nivelar el campo de juego aún más y creo que los salarios se ajustarían por sí mismos y terminarán siendo más bajos de lo que son ahora».

A prepararse muchachos, el ajuste llegó también a la Fórmula 1. Y parece que para quedarse.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre