DESDE EL PRINCIPIO HASTA EL FINAL

Así fue el dominio de Juan Cruz Benvenuti en Neuquén en la segunda cita del TC. Sólo Valentín Aguirre pudo arrebatarle el honor de la serie más veloz, y el liderazgo hasta la curva inicial de la final, pero sin que le quitase a Juan Cruz el papel de gran candidato que mostró desde el viernes. Fue cuando comenzó a construir la victoria con una pole provisoria que, por su amplia diferencia (638/1000) asustó y preocupó a todos y abrió suspicacias en algunos.

SpeedAgro

Igual no todo pasó por la contundencia del Torino, atendido por los hermanos Laboritto. Como exigía una carrera especial, con obligatoria detención para el cambio de los neumáticos derechos, hubo una eficiente y ágil tarea del equipo para devolverlo a pista sin perder el liderazgo, sacando rédito de los dos segundos de ventaja que habia sacado en la pista. Y como siempre se necesita un auto contundente para ser aprovechado, estuvo la muñeca y temple del piloto. Pese a sus jóvenes 23 años, Benvenuti se bancó y ganó con la frialdad de un veterano los duelos con el campeón Agustín Canapino (serie), el impetuoso Valentín Aguirre (largada de la final), el siempre áspero Mariano Werner (ultima parte de la final) y la incertidumbre generada por los rezagados Dose y Alaux en los metros finales.

Juan Cruz  Benvenuti descarga su emoción en el podio rodeado de sus escoltas Mariano Werner y Agustín Canapino.

Asi Benvenuti redondeó un fin de semana perfecto, con una victoria que confirmó el pálpito que el viernes le había hecho al gobernador neuquino Omar Gutiérrez, hombre clave en las visitas del TC a la provincia sureña. Fue la segunda victoria (la anterior la había obtenido el año pasado en Concepción del Uruguay) de Juan Cruz en apenas 17 presentaciones en el TC desde su debut en Viedma 2019. No es un dato menor. Sí, una base para tenerlo en cuenta como una futura figura del automovilismo nacional, y en función de presente la confirmación de la buena escuela que son las categorías promocionales de la ACTC (Benvenuti fue campeón de TC Pista en 2018) que tanto destaca su presidente Hugo Mazzacane.

“Juan Cruz fue superior y no pude intentar nada porque cuando me acercaba, mi auto perdía carga”, contó Werner, satisfecho con su lugar de escolta sobre el Ford que le sirvió para recuperarse tras su desclasificación en Viedma. De atropellada, Agustín Canapino (Chevrolet) completó el podio multimarca tras su agónicos y estupendos sobrepasos a Gastón Mazzacane y Santiago Mangoni.

Con un tiempo de 43s 347/1000, Facundo Ardusso (Torino), su equipo, fue el que menor tiempo empleó en la detención en boxes para el obligatorio cambio de neumáticos. Terminó 7° y sigue al frente del campeonato.

Por encima del mérito de Canapino, merecía Mangoni un lugar en ese podio por los esfuerzos que hizo para correr. Pudo estar en Neuquén porque un amigo le prestó un salón, donde organizó una cena que entre distintos amigos y patrocinantes le permitió juntar los 180.000 pesos, que necesitaba para reparar el auto dañado en Viedma. Como en los viejos tiempos del TC de las peñas de los pueblos. Una muestra de la vigencia de la pasión por el TC, que provoca que en épocas de crisis económicas como las actuales se vean grillas pobladas (47 autos) como las que hubo en Neuquén.

 

Fotos: Prensa ACTC.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre