REGALO DE REYES

No podía pedir más el peruano Nicolás Fuchs para esta etapa inicial del Dakar.

El argentino Fernando Mussano (navegante) y el peruano Nicolás Fuchs (piloto) conforman uno de los binomios más sólidos del Dakar.
SpeedAgro

 

Es que con su tercer puesto detrás de los Toyota Hilux de Nasser  Al Ayttiyah y el holandés Bernhard Ten Brinke entusiasmó a sus compatriotas y confirmó las buenas expectativas que acumulaba sobre el prototipo BX7  DRK de Borgward Racing Team que comparte con el argentino Fernando Mussano, su habitual navegante en sus participaciones en el Mundia de Rally, como asimismo el año pasado en su digno (terminó 12º) debut en el Dakar.

“Largar el Dakar en mi país es un sueño cumplido, había muchos espectadores en todo el camino. Estoy contento con el equipo, con el auto, con Fernando. Si bien fue una etapa corta, te indica lo que será el rally en Perú. Nos fue bastante bien. Soy peruano y me gustan las dunas. Esta zona la conozco muy bien” declaró Fuchs al llegar al campamento de Pisco.

El británico Sam Sunderland (KTM) arrancó adelante con ganas de repetir la victoria del 2017 entre las motos donde Franco Caimi (7º) resultó el mejor argentino.

 

“Es increíble ser piloto oficial de Borgward”  agregó  Fuchs  quien tiene un especial recuerdo familiar de la marca alemana que en este Dakar concreta su retorno a la actividad deportiva. Es que décadas atrás fue su abuela la primera persona que en Perú manejó una Combi  Isabella. Un hecho que marcó su niñez y  motivó su emocionado recuerdo cuando el transcurrir de los años lo volvió a  reencontrar, aunque de una manera totalmente diferente, con la marca alemana.

 

El Principe Nasser Al Attiyah saluda en la largada en Lima, paso prevo a su victoria en el primer tramo veloz del Dakar.

 

“No será fácil darle pelea a los equipos más poderosos pero para eso hemos trabajado bastante  en el  motor, las suspensiones y el chasis. Además este año hemos incorporado un mochilero (vehículo de apoyo) y esto nos dará mayor seguridad” agregó Fuchs, sin dudas la figura destacada en este corto tramo inicial (31 Km) de competencia, donde como contrapartida se los vio mansos a los Leones de Peugeot, al punto que el múltiple ganador del Dakar, el francés  Stephane Peterhansel apenas quedó 11º, por encima de sus compañeros Cyryl Despres (15º) y Carlos Sainz (16º).¿Táctica o anticipo de un Dakar poco feliz para la marca francesa?

 Peor le fue a Sebastien Loeb (21º), complicado con los frenos en su Peugeot. “Andar en las dunas, sin frenos es una mierda…” disparó Loeb sin vueltas. Patético.

 

Por el equipo de VA

Fotos: Prensa Borgward y Dakar

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre