UN PASO IMPORTANTE.

De manera inmediata, BMW Group comienza a abastecerse de aluminio producido utilizando energía solar, lo que representa un hito significativo en el camino de la compañía cuyo objetivo es la reducción de emisiones de CO2 en su red de proveedores en un 20% para 2030. Dado que la producción de aluminio demanda un consumo intenso de energía, el uso de energías verdes –tal el caso de la energía solar- ofrece un considerable potencial para reducir las emisiones de CO2.

Por esta razón, BMW Group adicionalmente planea abastecerse de aluminio producido con energía verde en el largo plazo habilitándolo a evitar emisiones de CO2 en aproximadamente 2.5 millones de toneladas durante los próximos diez años. Esto es el equivalente al 3% de los objetivos de los objetivos de CO2 que la compañía ha establecido para su red de proveedores.

El aluminio producido mediante energía solar es procesado en las fundiciones de metales ligeros de la planta de BMW Group de Landshut y es destinado a la producción de carrocerías y componentes de las transmisiones. Abasteciéndose de 43.000 toneladas de aluminio “solar” valuado en una cifra de tres dígitos de millones de euros proveerá cerca de la mitad de los requerimientos anuales de este metal liviano de la planta de Landshut.

BMW Group está dando el siguiente paso lógico con el abastecimiento de aluminio de energías verdes. Sucede que, a medida que la e-movilidad despegue, el aluminio será cada vez más importante por su condición de ser un material liviano que puede parcialmente compensar el elevado peso de las baterías de los autos eléctricos. Sin embargo, la producción de aluminio demanda elevadísimos niveles de energía.

La generación de la electricidad necesaria para producir aluminio primario, por ejemplo, el aluminio obtenido directamente del compuesto mineral alúmina es responsable, exclusivamente, de alrededor del 60% de las emisiones de gases de efecto invernadero de la industria del aluminio. El uso de electricidad solar es, por tanto, una herramienta eficaz para reducir las emisiones de CO2 asociadas a la fundición de aluminio.

“Aspiramos a liderar el camino en sustentabilidad e implementar nuestros objetivos de manera sistemática. Seremos capaces de alcanzar más del 50% de nuestros objetivos de CO2 para la red de proveedores, solamente con la utilización de energías verdes. El uso de la energía solar para la producción de aluminio en un enorme paso en esta dirección”, explicó el Dr. Andreas Wendt, miembro del Consejo Directivo de BMW AG y responsable de Compras y Red de Proveedores.

 

Fotos: prensa BMW Group.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre