FELIZ PERO MOLESTO.

Necesitaba alguna turbulencia la excesiva calma con la que el TC transitaba desde su arranque esta cuarta fecha con sede en el Autódromo Rosendo Hernández de San Luis. Y el movimiento llegó cuando en pleno recinto técnico apareció Alberto Canapino para controlar la legalidad de los difusores del rojinegro Chevrolet con el que el actual líder del campeonato Manuel Urcera terminaba de conseguir su 2ª pole de la temporada y la en 66 presentaciones en el TC.

La contundencia del andar del Chevrolet de Urcera preocupa a sus rivales. «Será difícil correrlo pero lo intentaré» adelanta Matias Rossi que larga detrás de Manu en la serie inicial.
SpeedAgro

“Es lógico que cuando un auto marca un superioridad grande, haya quienes quieran verlo”, señaló Guillermo Kissling, responsable técnico del JP Carrera, el equipo de Urcera. “Alberto Canapino se nos puso al lado del auto y comenzó a mirarlo por todos lados”, comentó un mecánico de JP mientras empujaba el Chevrolet al lugar de la foto oficial junto a sus dos escoltas, los otros “chivos» de Santiago Mangoni y Gastón Mazzacane.

No hubo ninguna objeción oficial y esto redondeó el sábado feliz de Urcera, pero sin quitarle alguna dosis de bronca por la actitud de Canapino padre, responsable técnico del equipo de su hijo Agustín, a la que horas más tarde, el técnico de la ACTC, Alejandro Iuliano, relativizó, «suele darse que preparadores vengan a la técnica a preguntar acerca de ciertas dudas que puedan tener, Canapino me las planteó, le respondí y nada más. ¿Si debió hacer la denuncia?, puede ser; es la otra opción, pero en este caso no llegó a eso».

Mariano Werner clasificó 6º y confíaba en el buen ritmo de su Ford para acceder a uno de los escalones del podio.

“No sé lo que quería ver porque yo estaba dentro del auto. Pienso que Canapino buscó algo para denunciarme. Soy de ver muchas películas y creo que generalmente los que buscan objeciones en los demás, lo hacen para justificarse porque no le salen las cosas”, le contestó Urcera a visionauto, algo sorprendido por la pregunta, recordando con su último concepto, el actual opaco momento del campeón Agustín Canapino, que en clasificación de San Luis tuvo un pequeño repunte con su 13er lugar.

Hubo más Urcera sobre esta situación. “No me molesta que me revisen el auto, me molesta que no se cumplan los procedimientos que indican que para objetar a otro auto tenés que hacer una denuncia y pagar. No me importa que sea Canapino u otro, porque de lo contrario todos los rivales que tienen dudas sobre un auto, se pararían en la técnica para protestar y sería una locura. Además no sólo mi Chevrolet estuvo adelante, también anduvieron los de Mangonio y Gastón”, agregó Manu, a quien algunos allegados escucharon en privado, declaraciones mucho más duras sobre el tema.

Tres pilotos de Chevrolet, Urcera, Mangoni y Mazzacane, coparon las primeras posiciones y largaban adelante en sus respectivas series. La marca del moño es la que más veces (6) ganó en el Rosendo Hernández.

“No pienso decir nada…”, se limitó a comentar un parco Alberto Canapino, sobre la situación que confirmó la mala relación entre los Urcera y los Canapino. Tiene como origenes algunos toques entre Manu y Agustín en el Súper TC 2000, y el agravamiento en la carrera final del TC en San Nicolas 2018, cuando tras un toque entre ambos en la serie, Alberto Canapino largó duros tuits contra Urcera.

Santiago Mangoni y Gastón Mazzacane completaron el teórico podio clasificatorio a puro “chivo”. Ambos están en busca de su primera victoria en el TC, y reconocieron al contundente Chevrolet de Urcera como el gran escollo. Igual no pierden la fe. “Confío en que pueda ser un gran domingo..”, avisó Gastón. “Tengo ansiedad por ganar pero más deseo tener un buen resultado”, marcó Mangoni con lagrimas de emoción, propias de quien con limitados recursos económicos pudo intercalarse entre dos poderosos. No ocurre todos los días.

 

(Especial desde San Luis)

Fotos: Prensa ACTC y PrensaPro.  

3 COMENTARIOS

  1. Siempre con la billetera este muchacho….Parece que no se puede ni siquiera mirarle el auto.
    Que se cuide Canapino,no sea que Urcera lo trompee como hizo con Echeverria en el TCPista,lo insulte como a Chapur en el TC2000 o directamente lo atropelle con su cuatriciclo como al Guarda Ambiental de Las Grutas(salvo su condena con jugosa fianza).Tremendo soberbio este regular piloto,digno hijo de su padre.
    Un segundo de diferencia con su coequiper Ortelli??Muy llamativo,no?
    Saludos desde el sur.

  2. che pingüino, sos un impresentable que no te quiere nadie…con que pagaste el auto que tenés? con un pozo petrolifero?

  3. canapino fue revisar los difusores del carburador donde el antes hacia la diferencia y lo descubrieron y ahora se arrastra

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre