NO FALTO A LA CITA Y FUE JUNTO A SUS HIJOS.

Marcos Di Palma como tantos vecinos de Arrecifes, aguardó la llegada de Agustín Canapino en la noche del domingo último a la Cuna de Campeones, para festejar el cuarto campeonato de Turismo Carretera, conseguido en Neuquén.

Eufórico Marcos, actual diputado provincial, no tuvo dudas: «Canapino es más grande que Traverso y que mi viejo», dijo en Radio Uno (100.1), en declaraciones también publicadas por el sitio web www.arrecifesnoticias.com. Marquitos ratificó la afirmación y la argumentó: «No tengo ninguna duda de que Agustín es el más grande de la historia del automovilismo nacional. No lo mido cuantitativamente, porque si vamos a la cantidad de títulos el mejor debería ser Gabriel Raies, y no lo es. De todos modos, yo no sé cuántos títulos tenían ganados Juan María Traverso y mi viejo Luis Di Palma a los 30 años; calculo que menos que Agustín».

Marcos, elogió pleno hacia Agustín.
SpeedAgro

«Agustín es el mejor, el más completo, también por la época en la que corre. Antes había carreras en que mi viejo o Traverso ganaban sacándole una vuelta al segundo. Hoy esa diferencia no existe: el automovilismo argentino, internamente es uno de los más competitivos y difíciles del mundo. Y Canapino concentrado y profesional como lo está desde hace varios años, ratifica a cada paso que es el mejor de todos. Conductiva y mentalmente, no tiene rivales. Yo lo admiro», señaló Marcos.

Acá mirá el tuit de Alberto Canapino, en el momento que el Titán ganó el campeonato. Locura!

 

Después en la nota mencionada, recordó cuando lo llevó a Agustín a su primera prueba, los tiempos aquellos en los que Alberto su padre, se negaba a que corriera, «fuimos a San Jorge a probar un Mégane azul de la Copa Mégane. Agustín se subió, por primera vez a un auto de carrera, e hizo 1m27s4. Luego me subí yo, que estaba en mi mejor momento como piloto, ganando carreras de TC, y pensé que le iba a sacar tres segundos, que era lo lógico; sin embargo cuando paré me avisaron que había hecho el mismo tiempo que él; no lo podía creer!. Me volví a subir y salí con el cuchillo entre los dientes, porque todavía podía mejorar un poco, y bajé tres décimas. Terminé haciendo 1m27s1. No pude sacarle casi nada. Ahí dije ‘éste es bueno en serio’», contó Marcos. Al toque recordó «de inmediato lo llamé a Alberto y le dije que si no lo dejaba correr, estaba loco. Ahí fue cuando arrancó Agustín. Está claro que no me equivoqué, y me llena de orgullo ver su actualidad y disfrutar de verlo manejar».

Y mirá como Marco participó del recibimiento en Arrecifes al flamante tatracampeón:

 

Foto portada: ACTC

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre