DOS ACTITUDES

¿Quién el mejor piloto argentino?  ¿Matias Rossi? ¿Agustín Canapino? Es tan atractiva como interminable la discusión cuyas distintas conclusiones suelen estar enlazadas con el momento deportivo de cada uno. En algún momento el elegido resultó Matías, ahora es tiempo de Agustín. Por encima de lo imprudente que es una sentencia terminante, el espectacular estilo de Canapino de ir siempre al frente es un punto a su favor. Rossi tiene otro estilo.

Chapur acecha a Canapino y prepara el sobrepaso en la noche santafesina. Agustin no se lo bancó y vino el toque que perjudicó a los dos.
SpeedAgro

Quiso el destino que en el fin de semana del Súper TC 2000 en el callejero santafesino quedaran bien marcadas esas diferencias de estilos y encima para hacer más valedera hubo un parámetro común. Ese fue Facundo Chapur, otro piloto de primer nivel  y encima alguien que no da, ni pide tregua en las maniobras.

En la fría noche del sábado, Agustín no se bancó que Chapur le quitase el liderazgo que disfrutaba desde la pole. Lo porfió con un toque que lo tuvo como primer perjudicado con su pronto abandono pero cuyas consecuencias también alcanzaron al cordobés que quedó al margen cinco vueltas más tarde con la suspensión rota de su Citroen. “Fue un toque evitable, pero son decisiones que se toman en ese momento y ahí decidí conservar la punta”  reconoció el Titán antes de sumar esta reflexión: “Con el diario del lunes hubiese levantado y pensado en el campeonato, pero decidí otra cosa….”

El Citroen de Chapur ya tiene en la mira a Rossi y Pernia para concretar metros más adelante un gran sobrepaso. A diferencia de Canapino, el Misil pensó en el campeonato y no forzó un toque.

Bajo el sol dominguero, Chapur se encontró con Rossi y Pernia en su camino a medirse nuevamente con Canapino. Superó a ambos casi con una sola maniobra que resultó bastante áspera cuando debió toparse con el piloto de Toyota.”No estoy conforme con la manera en que me pasó Chapur. Me fue pegando en plena recta y me dejó sin radio “ se quejó Rossi antes de explicar cómo resolvió la situación: “Levanté y lo dejé ir a Facundo porque no quise entrar en roces innecesarios ya que nuestra prioridad es sumar puntos para el campeonato…”    

Como verás dos actitudes bien distintas frente a una situación similar. Buscá por ahí las grandes diferencias conductivas entre Agustin y Matías sin que por esto uno sea mejor que el otro. Los dos son muy buenos pilotos. Uno es más espectacular, otro más pensante. Si alguien no lo sabía, Chapur se encargó de marcarlas.

 

Fotos: Prensa Súper TC 2000

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre