“¿Y QUÉ PUEDO HACER?»

La pregunta de moda en estos tiempos de cuarentena por la pandemia de corona virus se la larga Javier Ciabattari a visionauto desde su residencia en Falda del Carmen, Córdoba, sede de su equipo FDC de Súper y TC 2000.

“Hay que esperar y ver qué pasa, Es un situación atípica y seria que ha complicado a todo el mundo. No hay que subestimarla porque es un virus muy grave que mata” se contesta, antes de contar su actualidad en este difícil e incierto momento.

“Tengo 30 empleados y hasta ahora he podido mantenerme sin grandes problemas gracias a la ayuda del estado, créditos que tomé y el aporte de gente conocida.  Sin cargas sociales y con el acuerdo que hizo SMATA para rebajar en un 30% los sueldos de los mecánicos, me queda para pagar un 25%. Igual no es una situación para que se prolongue mucho en el tiempo” dice Javier.

Javier Ciabattari tiene previsto participar este año con los Citroen de su equipo FDC en el Súper TC 2000 y TC 2000.»El retorno a la actividad debe ser con todos los protocolos y sin público» dice..

¿Y para cuándo y cómo imaginas el retorno del automovilismo?   

“No sé, pero por lo menos no lo veo hasta mediados o fines de agosto por decir una fecha. Por supuesto que sin público y con todos los protocolos de estricto cumplimiento. Igual volver para el automovilismo no será como para otras actividades, como por ejemplo una carnicería, zapatería, que levantan la persiana y listo. Llevará su tiempo porque moviliza mucha gente”.

Por eso entonces habrá que extremar los cuidados más que en otras actividades…

“Sin dudas y por eso prefiero que se arranque un poco más tarde y con todo el protocolo necesario que apurarse y que al poco tiempo haya un caso de corona virus entre la gente de las carreras. En mi equipo tengo a Cachi Scarazzini que por su edad es una persona de riesgo para el corona virus ¿Qué hago si lo hago ir a las carreras y le pasa algo?  Es muy fácil hablar desde afuera y decir que hay que volver a las carreras pero no sé si todos los que hablan van a ir a las carreras cuando vuelvan. De mi parte voy a ir porque no puedo mandar a exponerse a mi gente y no estar yo”.

«Tengo que cuidarlo» dice Ciabattari sobre Alberto Scarazzini,  director deportivo de su equipo. Por su edad el experimentado Cachi está en el grupo de riesgo para el corona virus.

¿Qué le faltó a la gente del automovilismo para manejar mejor esta situación? 

“Le faltó la unión de los equipos y constructores para formar una verdadera asociación e ir a plantear en forma conjunta sus problemas y necesidades a las autoridades nacionales como hicieron otras asociaciones y pymes. Esto pasó por la ignorancia de los dirigentes que desde hace años fueron anulando las distintas asociaciones de piloto y equipos por el temor a que pudiesen complicarle o sacarle el control de las categorías. Tener una asociación de equipos, constructores o pilotos hubiese sido importante para que la gente del automovilismo pudiera haber llegado a tener la ayuda estatal que corresponde como la tuvieron algunas pymes. Lamentablemente faltó unión y la desunión muchas veces lleva a la muerte”.

¿Aguanta el automovilismo argentino el resto del año sin carreras?

“Para nada, pero no creo que se llegará a esa situación. No sé, como tampoco sé cuántas categorías pilotos, equipos y patrocinantes estarán en condiciones de volver. Conozco y entiendo que haya presiones para volver cuanto antes a la actividad porque hay mucha gente que vive del automovilismo pero no hay que apurarse porque la situación es muy seria. Si no hay carreras habrá que reconvertirse y buscar otras alternativas para subsistir hasta que vuelva la normalidad. En nuestro caso tenemos una persona en el taller que se encarga del mantenimiento y el resto está con otras tareas externas como pintura, mantenimientos de edificios”.

¿Y los pilotos que harán sin carreras, ya que también en la mayoría de los casos, tiene en el automovilismo su medio de vida?

“Los pilotos también tendrán que ir a trabajar y reconvertirse. Si no hay carreras tendrá que ir a manejar un Uber, un camión, un remis, que se yo…” 

Ganador debutante en el Súper TC en 2019, Marcelo Ciarrocchi tiene un lugar confirmado en Citroen para el 2020. Mientras espera el inicio de la actividad sigue manejando el camión de su empresa de venta de frutas y verduras.

  

¿Te imaginas a Canapino, Rossi, Ardusso, por citar algunos, manejando un Uber, un camión o un remis?

“No, pero llegado el caso de la necesidad lo tendrán que hacer. No es ninguna deshonra, ni se le van a caer los anillos a nadie… En nuestro equipo está Marcelo Ciarrocchi, que desde hace años cuando no tiene carreras se sube al camión de la empresa familiar y sale a repartir frutas y verduras…”

¿Qué sabes de algo que se habla muy poco, como es el futuro del TC 2000 y el Súper, categorías donde participan tus equipos?

“Estoy en permanente contacto con Juan Pablo Friedrich (uno de los representantes del Grupo Clarín, el dueño de esas categorías) y él me dice que siguen trabajando y a la espera que el gobierno le marque los tiempos y los protocolos para volver a la actividad. Repito la situación no es fácil porque el corona virus es algo muy grave. En Europa hizo estragos y murió mucha gente entre ellos algunos conocidos míos como un ex director técnico de Dallara. De a poco están viendo como vuelven a la normalidad y las carreras, pero a pesar de la progresiva apertura el panorama sigue complicado porque no hay consumo y además la gente está asustada. Sabe que el corona virus es algo serio y mata.”

Javier Ciabattari no se guarda nada, ni en tiempos de cuarentena

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre