“ES ALGO ESPECIAL GANAR EN MONZA”.

No tuvieron demasiada originalidad pero si, una gran dosis de emoción, las palabras de Mick Schumacher tras lograr ese triunfo que tanto esperaba y necesitaba en la Fórmula 2 en Monza. Justo en Monza, el mismo escenario donde su padre Michael festejó cinco victorias en la época de gloria de Ferrari.

Una buena largada que del 7°lugar lo hizo escalar al comenzó a construir el gran día de Mick, que luego tuvo el oportunismo para aprovechar un retraso del hasta entonces líder Callum Illot en su ingreso a boxes. A partir de ese momento, el andar del hijo de Michael no tuvo mayores complicaciones y así llegó a su segundo triunfo en la categoría (el año pasado había vencido en el Hungaroring) con 3s 185/1000 sobre Luca Ghiotto.

Sobre el auto del Prema Racing, Mick Schumacher logró una importante victoria en la carrera inicial de la octava fecha del campeonato de Fórmula 2

Tuvo un importante doble rédito esta victoria de Mick. En función del campeonato le permitió trepar el tercer lugar con 131 puntos a sólo 3 de ruso Robert Shwartzman, su compañero en el Prema Racing que llegó y el británico Ilot que termino , y disponer en la segunda carrera del fin de  semana de la chance de escalar a la cima del campeonato.

De cara al futuro, este éxito de Mick potenció su motivación y las expectativas del ambiente para una próxima prueba sobre un Alfa Romeo de Fórmula 1. Pruebas que también compartirá con Shwartzman e Illot, pero donde el peso de su apellido le otorga una gran ventaja a la hora de imaginar quién de ellos se subirá en el 2021 al Alfa Romeo.

 

Fotos: twitterformula 1.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre