LA «OTRA» PROBLEMÁTICA, ESTÁ CLARO, DE UNA SERIEDAD EXTREMA.

Hay que referise a las consecuencias financieras/económicas y sociales, que se van a expander sobre la Argentina (en realidad, ya se sienten con nitidez). Del tema y de los procederes que había mostrado la dirigencia del automovilismo argentino (imperceptibles en los días anteriores transcurridos), en visionauto nos adelantamos al ocuparnos.

La capacidad de reacción de los conductores del deporte motor en nuestro país, patentizada en ideas, alternativas, que puedan trabajarse para remar semejante embate general provocado por la pandemia, se ha tornado imprescindible que se pusiera en marcha, a modo de armar estrategicas y acciones para soportar el que podría considerarse el «coronavirus II», que pueda abatirse sobre una Argentina demasiado vulnerable.

En una nota reciente que publicamos en visión, quedó reflejado el programa de asistencia que ha fijado para el deporte nacional ante semejante presente, el ministerio de turismo y deportes de la nación, como también la secretaría de deportes.

En tal sentido, hacia organismos del Estado, habrían estado apelando directivos del automovilismo, con el fin de transmitir la gran incertidumbre y suma preocupación que rodea al deporte motor nacional. Situación vulnerableque se estima, se agudizará en el corto plazo, digamos mayo y junio, meses de invierno, cuando es aguardado el pico de coronavirus en la Argentina. Estimaciones indican, según ha sabido vision, que ascienden a unas 26 mil personas cabezas de familias, las que trabajan en los distintos sectores del automovilismo argentino, afirmado en las décadas recientes como una importante fuente de trabajo.

La inquietud, la intención de dirigentes del automovilismo, estaría centrada en lograr que el gobierno prestara una ayuda financiera mediante un subsidio a ser reembolsado a futuro con el fin excluyente de pagar sueldos. En equipos y empresas proveedoras (no puede asegurarse que haya ocurrido en la totalidad), han sido abonados saliarios salarios correspondientes al mes de marzo. Hecho que muchos dudan en poder repetirlo en abril, «hemos estado facturando cero», argumentan.

Los contactos y conversaciones de dirigentes se han dado con altos estamentos del gobierno nacional, e iban a continuar. La complejidad presentada y remarcada por la interrupción de ingresos y a la vez, obligaciones a pagar, no ha hecho más que profundizar la crisis en el automovilismo de nuestro país en general.

Una muestra de la envergadura que tiene el automovilismo nacional, como te lo hemos reflejado antes, es la cantidad de personas que trabajan. Como dato ilustrativo puede mencionarse que en el ámbito de la ACTC, que incluye al TC, TC Pista, TC Mouras, TC Pista Mouras y TC Pickups, pueden contarse unos 150 vehículos de competición, sobre los que pueden contabilizarse unos cuatro mecánicos por auto, totalizando pues unas 600 personas ocupadas en forma directa.

Personas que reciben mes a mes sus salarios, que ante la crisis producidas por el coronavirus, corren serios riesgos de continuar percibiéndolos en forma total, parcial o, incluso, no cobrar directamente. «Yo tengo mi equipo, en el que trabajan en forma permanente, seis personas. A todas pude pagarles los sueldos de marzo, pero me veo muy, muy complicado para abonar abril con las puertas cerradas del taller y el panorama tan duro que se nota en el país, en lo económico», ha dicho a vision el director de ese equipo.

El Turismo en La Pedrera, San Luis, corrió sin público. Es probable que no haya sido la última a puertas cerradas (Foto gentileza eldiariodelarepublica.com)

«Nos vamos a encontrar como ya estamos viendo, con un país muy vapuleado en lo económico y social, incluso con empresas muy complicadas para seguir funcionando. Lo que viene es sumamente preocupante, de ahí que pensar en volver a correr resulta aventurado. Desde ya, no cabe ninguna duda, total prioridad es la salud de todos; por eso hay que ser muy cautelosos. No se debe correr ni por asomo el eje de las prioridades, como bien las indican las autoridades sanitarias. Fijate si hubiera carreras incluso a puertas cerradas como es muy probable que así se produzca, con sólo los corredores, mecánicos, dueños de equipos, dirigentes, personal de seguridad limitado y prensa tal vez; ¿que ocurriría si apareciera una persona contagiadaa?…», le ha soltado a vision, otro muy preocupado referente del automovilismo nuestro.

¿Fechas compartidas en lo que vendrá?, o bien dobles fechas entre viernes sábados y domingos… Así como también te adelantamos, son barajados para reavivar el ruido, circuitos más cercanos a Buenos Aires. , Se apuntaría en tal caso, a reducir costos, logística y tendrían que ver por otro lado, razones políticas ante el contexto tan difícil en el que se mueven gobernaciones, que saben contratar competencias automovilísticas. Es más, no descartes que haya carreras en un mismo fin de semana de dos categorías desde acaso julio o agosto. Veamos, en tren de suponer: TC y TN; ¿donde?, ¿en el Mouras de La Plata?..

Cuanta agua falta que pase por debajo del puente…

 

Foto portada: gentileza motorsport.com

 

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre