INOLVIDABLE.

Fue una batalla deslumbrante, con todos los condimentos esperados, varios que no estaban en los planes, con una situación histórica… ¿y con otra fractura en la relación Márquez-Rossi? En medio de ese torbellino de circunstancias, apareció el británico Cal Crutchlow, con la Honda satélite, para conseguir la victoria en el Gran Premio de la República Argentina del MotoGP, una carrera que quedará marcada a fuego en la memoria como una de las más emocionantes que se hayan disputado en Termas de Río Hondo.

El primer hito se dio antes de la largada: cuando ya estaban todas las motos engrilladas y la lluvia había pasado de ser una amenaza a ser una lejana posibilidad, todos los pilotos entraron en malón a los boxes para cambiar de máquina, ya que habían salido con neumáticos para lluvia. Todos, menos uno: Jack Miller, el poleman, quien había elegido neumáticos para piso seco, por lo que se quedó esperando con su Ducati en el cajón de largada.

Crutchlow pegó el sorpasso sobre el final y se llevó todo.
SpeedAgro

Ante esta eventualidad, los comisarios deportivos optaron porque el australiano largase desde su lugar, mientras que el resto de los pilotos lo hicieron a partir del cajón 25, algo que ocurrió por primera vez en la historia del MotoGP. Y allí, otro momento desconcertante: a Marc Márquez se le paró la Honda, se corrió de su lugar de largada para volver a encenderla y, aunque un auxiliar de pista quiso retenerlo, el de Cervera se “escapó” y se volvió a acomodar. Claro, no le salió gratis.

Miller aprovechó la soledad para afirmarse en la punta mientras que, antes de terminar la primera vuelta, un toque entre Johann Zarco, con Yamaha, y Dani Pedrosa (Honda) hizo volar al este último por el aire, obligándolo al abandono (se fracturó la muñeca). Mientras, un enjundioso Márquez saltó al primer puesto y comenzó a escaparse. Pero en el 5º giro llegó otro golpe de escena: por aquel desplante en la grilla, Marc fue sancionado con un pase y siga por boxes, por lo que cayó al 19º lugar.

Adelante, Miller comenzó a librar una ardiente batalla con la Suzuki del español Alex Rins, mientras que Zarco y Crutchlow también luchaban por el tercer puesto. Atrás, Valentino Rossi, con una Yamaha que nunca estuvo para ganar, comenzó un lento pero sostenido avance hasta meterse 6º.

Del giro 14 en más, la carrera entró en su punto máximo. Porque Miller y Rins se intercambiaron el liderazgo varias veces y, por errores, ambos terminaron resignándolo. Ahí entró en escena Zarco, que tomó la punta y parecía conseguir su primera victoria en la categoría reina. Pero la carrera tenía otra sorpresa por entregar: antes de entrar a la última vuelta, Crutchlow aprovechó el hueco que le dejó el francés, tomó la vanguardia y aguantó las embestidas para no sólo subirse a lo más alto del podio por primera vez en Argentina, sino también, para pasar a comandar el campeonato.

Zarco y Crutchlow tuvieron un duelo apasionante por la victoria.

Como si todo lo ocurrido no fuese suficiente, la carrera tenía deparado otro momento de tensión: en la vuelta 20, Márquez (7º) quiso superar a Valentino (6º) por un lugar imposible, ambos se tocaron, el italiano terminó en el suelo y, aunque pudo seguir, cayó al 19º puesto. Al final de la prueba, el español volvió a ser sancionado, esta vez con 30 segundos de recargo, por lo que cayó del 5º al 18º puesto. Sin embargo, lo más significativo ocurrió en boxes, cuando Márquez se acercó al de Rossi para disculparse por la maniobra y fue echado del lugar por Uccio Salucci, íntimo amigo y confidente del italiano, que observó el momento desde el fondo del lugar. Claro, este fue sólo el principio…

El que tuvo una jornada positiva al entrar en la zona de puntos por primera vez desde que visita Termas de Río Hondo con el Moto3 fue Gabriel Rodrigo que, con la KTM, finalizó 9º en la carrera donde el italiano Marco Bezzecchi, también con KTM, logró su primera victoria en el Mundial de Motociclismo. El hijo de padre argentino y madre uruguaya largó 3º y, enseguida, logró meterse como escolta de un Bezzecchi que, desde el vamos, se escapó en el liderazgo e hizo una diferencia demoledora.

Por eso, lo mejor de la carrera se vio atrás. Allí, Rodrigo fue perdiendo ritmo con el correr de las vueltas, cayó hasta el puesto 11 y, sobre el final, pudo remontar un par de lugares para terminar 9º y sumar 7 puntos. El español Aron Canet, con Honda, finalizó 2° y trepó a la punta del campeonato, mientras que otro italiano, Fabio Di Giannantonio (Honda) llegó 3°.

Rodrigo se dio gusto de sumar por primera vez en Termas.

En tanto, en una emocionante final en la que la disputa por la victoria llegó hasta los metros finales y donde todos llegaron separados por escasas décimas, Mattia Pasini (Kalex) se llevó el triunfo en Moto2 y, además, lidera la tabla. Al de Rimini lo escoltaron el español Xavi Vierge, también con Kalex, y el portugués Miguel Oliveira, con una KTM. 

 

Por Cristian Re (Especial desde Termas de Río Hondo).

Fotos: MotoGP y Argentina MotoGP.

 

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre