YA NO ES EL HIJO DE….

«Cuaterno». Más claro…, Agustín, cuatro veces campeón de TC.

Si quedaban dudas que Agustín Canapino tenía nombre propio dentro el automovilismo argentino, el cuarto titulo de Turismo Carretera, y tercero consecutivo, terminó de despejarla.

SpeedAgro

“Canapino dejó de ser el hijo de Alberto. Por el contrario, Alberto pasó a ser el padre  de Agustin”, contaba un allegado al Titán, en alusión a como la exitosa  historia de Agustin como piloto inclinó para su lado, el peso del apellido dentro de la categoría.

Volvió a festejar Agustin. Como nunca manteniendo la condición de líder con al que había llegado a esta carrera final en Neuquen. Como siempre con esa cuota de buena fortuna dada en este caso por el polémico relanzamiento con bandera en lugar de semaforo, tras un corte de luz que complicó a los equipos y el ssitema de control, y que en la pista sacó de la punta a Valentín Aguirre y le quitó a la definición el calor que merecía y que por otro lado no le dieron Mariano Werner y Manuel Urcera, los otros candidatos con chances reales.Pasaron casi desapercibidos.

Aguirre encabeza el pelotón, luego sorprendido en el primer relanzamiento, perdió casi todas las chances. Canapa más atrás aceleró y además corrió con la cabeza.

«No me avisaron nada  y esperaba el semaforo verde cuando de pronto veo la sombra del auto de Silva que me pasa» relató Valentin con una bronca más evidente que la euforia de Agustín por el titulo. Sin embargo Aguirre descartó cualquier reclamo con un forzado «no voy a culpar a la mala suerte, ni a un decisión de las autoridades. Por eso no haré ningún reclamo. Las carreras se ganan en la pista. Esto es asunto terminado y a pensar en el año que viene» sentenció con firmeza antes de su apurada retirada de la sala de conferencia de prensa, donde el Pato Silva celebraba su retornoa  la victoria tras poco más de dos años y Lionel Ugalde su regreso al podio.

Nada invalidó la justicia del nuevo título de Canapino.Ya son cuatro los trofeos de campeón que Agustin tiene en sus vitarinas. Y aunque está casi en la mitad del camino del por ahora inalcanzable Juan Gálvez (nueve campeonatos) porqué no pensar que en unos años pueda alcanzarlo.

(Especial desde Centenario, Neuquén)

Fotos: ACTC

4 COMENTARIOS

  1. Muy contento del cuarto titulo de Agustin. La sancion a su padre ya quedo en la historia (sea justa o no….sea intensionada o no). Tanto el como el resto del equipo que asistia a cada carrera mostraron un gran crecimiento, organizacion, estrategia y frialdad a la hora de salir a competir cada serie o cada final, fueron los que menos se equivocaron.
    Esperemos que no se «retoque» el reglamento para que el año que viene salga otra marca…que iluso soy…

  2. Que crack que sos cabezón ! Que gladiador, chabón !. Nunca pasas desapercibido, estes acá o en otras tierras donde vas a lucirte y a dejarnos bien representados. Salud campeón !

  3. Canapino padre e hijo son la sociedad perfecta,me parece un ejercicio futil tratar de discernir quien prevalece.El conocimiento de Alberto,el timing justo para tomar decisiones(por ej el momento del año para hacer el auto nuevo)es tan decisivo como la capacidad conductiva de Agustin(por ej la frialdad con la que avanza posiciones sin enredarse en series y finales sobre todo cuando no clasifica entre los primeros).Las dos partes de la ecuacion son fundamentales y los pilotos rivales(Rossi,Ardusso,Werner,etc)necesitan hermanarse con la parte tecnica tal como lo hizo Agustin si quieren ganarle.Rossi estaria mas cerca de lograrlo si tiene un equipo tecnico competente,pero Ardusso y Werner ademas tienen que mejorar su avance en carrera,ahi Canapino los aventaja por ahora.
    Juan Galvez reunia la excelencia tecnica de los preparadores de antaño con la maestria conductiva(tambien sabia como avanzar desde el fondo cuando no largaba primero en la ruta,sin chocar o complicarse demasiado) en una sola persona y por eso gano 9 campeonatos.
    Como le dije el sabado a Miguel en el autodromo,los felicito por el laburo que hacen y los escucho mañana en Vision Radio.
    Saludos desde el sur.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre