EL ESPAÑOL ANTE SU PRIMER DAKAR.

Fernando Alonso se ha enfocado a full en la edición de enero próximo del Dakar que como sabés, se mudó desde Sudamérica a Arabia Saudita. Más que nunca una aventura para el puñado de argentinos que han de tomar parte.

El ex doble campeón de Fórmula 1, de reciente pasó por el Mundial de Resistencia donde acumuló otro título mundial dentro del Toyota Gazoo Racing, es consciente de su escasa experiencia en un formato tan disímil de automovilismo. “Sólo tengo la experiencia de dos días de rally en Sudáfrica, aunque no competía, y fueron días medio horribles y ahora en Marruecos”.

El español junto a sus compañeros especialistas en asuntos dakarianos, Al-Attiyah y su navegante y Marc Coma.
SpeedAgro

Su navegante el experimentado Marc Coma, ganador del Dakar en cinco ocasiones en motos, va a jugar un rol preponderante arriba de la Toyota Hilux que han de compartir. Gracias a su ayuda, Alonso mejora el manejo y se adapta a un mundo desconocido; de las pistas a la arena. «Cuando  aflojo un poco, cuando no sé lo que hay al otro lado de la duna, Marc es el primero en animarme a  no bajar la velocidad. Me explica todo lo que sabe de navegación, de dunas, su experiencia, me hace mejor piloto”.

De las pistas a la arena, y la inquietud reiterada. ¿Nunca más en la Fórmula 1?.  «No la tengo en mente”, ha dicho para al toque reiterar que su alejamiento de la máxima, es debido a la exigencia que supone,  «son casi 365 días al año, desayunando, andando en bici, analizando, todo orientado hacia la Fórmula 1”. Fernando ha pasado 18 años en la F-1, «casi la mitad de mi vida”, dice.

Sin embargo, luego de alejarse cuando culminó el campeonato de 2018, admite que la F-1 es donde mejor se siente. “En todos los lugares estoy fuera de lugar, aunque también es divertido”, piensa. “No hay ningún atleta en ningún deporte que haya estado ese tiempo continuamente a ese nivel. Todo el mundo ha tenido lesiones o han parado unos meses”, ha agregado y en tal sentido ejemplicó con el célebre jugador de basquet, quizá el mejor de todos los tiempos, Michael Jordan. El norteamericano estuvo alejado del juego por una lesión, y luego por su decisión personal (en ese lapso se volcó al béisbol).

Alonso se siente muy satisfecho con lo alcanzado desde que dejó la F-1, consiguió tres victorias conseguidas en las 24 Horas de Daytona, en las legendarias 24 Horas de Le Mans y se coronó en el Mundial de Resistencia (WEC). “Hice algo antiguo, que ya no se da” supo mencionar hace poco; aludió a que además de correr y triunfar en F-1, participó en especialidades muy diferentes a las que ahora le suma los rally raids, «antes los pilotos corrían cualquier carrera; ahora está todo muy profesionalizado”, sostiene.

¿Diferencias entre los distintos automovilismo en los que ha tomado parte y los rally raids?, «es como comparar la hípica con el basquet; la F-1 es un deporte de precisión, debes repetir una vuelta hasta lograr la perfección, en cambio en los rally se trata de improvisar, de actualizar constantemente el software de la cabeza para adaptarlo a los imprevistos”.

A cambiar el chip se ha dicho pues.

 

Fotos: Twitter Alonso.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre