TARDÓ EN LLEGAR, PERO SALDÓ LA DEUDA.

Terminó siendo el muchachito de la película, ese que se lleva todas las miradas por convertirse en el héroe de la jornada. Y sí, ganó la carrera que todos quieren ganar, esa que es como un campeonato dentro de un campeonato. Porque desde ahora, el rostro de Will Power quedará para siempre en el trofeo Borg-Warner junto con los otros 65 vencedores de las 500 Millas de Indianápolis de la IndyCar, tal vez, el mayor espectáculo automovilístico del mundo.

A los 37 años este australiano, el primero de su país en ganar las 500, hizo una sólida carrera, gozó de una estrategia perfecta y, también, de la porción de fortuna necesaria en estos casos, combo que entró acción en las últimas 4 de las 200 vueltas que dieron sobre el Indianápolis Motor Speedway, que “estalló” con más de 300.000 personas. ¿Por que? A 10 giros para el final, y con el español Oriol Servià liderando, un golpe de Tony Kanaan provocó la neutralización de la carrera, algo necesario no sólo para el puntero, sino también para Stefan Wilson y Jack Harvey, que llegaban flojitos de combustible, no así Power.

La grilla de partida, momentos antes de que se iniciara la carrera.
SpeedAgro

La apuesta era que la neutralización durase más de las tres vueltas que, finalmente duró por lo que, en el relanzamiento, si bien Power quedó en el cuarto lugar con el Chevrolet, Wilson, HarveyServià se vieron obligados, a falta de cuatro rondas, a meterse a repostar, por lo que el piloto del equipo de Roger Penske quedó como líder absoluto y con una buena diferencia sobre el poleman Ed Carpenter. Desde ese momento, el campeón de la Indy 2014 se dedicó a meter las últimas aceleradas para cumplir con el gran objetivo que le quedaba en su carrera, dejando sin chances al local Carpenter ni a Scott Dixon.

“En el último relanzamiento me dije: ‘tengo que rebasar a estos chicos, no sé cuánto combustible tienen, pero es el reinicio tras una bandera amarilla de mi vida’. He tenido muchas victorias, muchas poles, pero todo el mundo siempre habla de las 500 Millas… Yo nunca pensé que ganaría en frente de tanta gente. La Indy 500 es increíble. Me encanta eso”, reflexionó Power. Y, emocionado, agregó que “simplemente no lo puedo creer. Cambié mucho mi actitud después de Barber, he sido muy positivo, he tenido un buen mes… no lo puedo describir. ¡Quiero llorar!”.

Power celebra con su equipo, pieza clave en su victoria en las 500.

Esta victoria de Power, la primera para él en las 500 y la 34° de su campaña en la Indy, significó la 17° coronación para el Team Penske, cuyo último festejo en esta cita había sido en 2015 de la mano del colombiano Juan Pablo Montoya. “Ganó esta carrera porque era el mejor, no hay dudas sobre la velocidad al final. Frente al equipo me quito el sombrero, porque teníamos cuatro autos geniales. Eso es lo que tienes que tener aquí. Tienes que tener cuatro balas, tres balas, lo que sea necesario”, celebró Roger Penske, duelo del equipo.

El que vio truncado su deseo de finalizar la carrera luego de una buena clasificación (17°) fue Kyle Kayser, que condujo el único auto, un Chevrolet, que puso en pista el Juncos Racing, del argentino Ricardo Juncos. Cuando transcurría la vuelta 110, la rotura del motor dejó afuera a Kayser que, antes, en la primera de sus paradas, se pasó y apretó contra la pared a dos mecánicos que, por fortuna, no sufrieron lastimaduras. Para la próxima cita, en Detroit, René Binder será el encargado de pilotar el monoplaza del equipo argentino.

Los otros abandonos significativos fueron el del ganador de la edición 2017, el japonés Takuma Sato, quien se llevó puesto a James Davidson en la vuelta 45; Danica Patrick, en su última participación en las 500, que terminó estrellada contra el paredón; el brasileño Helio Castroneves, que se quedó con las ganas de festejar por cuarta vez, y Sebastien Bourdais que, recordarás, el año pasado sufrió un tremendo accidente en la clasificación para esta carrera, que lo dejó un tiempo considerable sin poder correr.

De yapa, te dejamos el resumen de la carrera:

Fotos: IndyCar.com

Jeluz | Productos Eléctricos

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre