LA DICHOSA DPI: DAYTONA PROTOYPE INTERNATIONAL.

Este año, la International Motor Sport Association (IMSA) cumple medio siglo celebrando competencias. Es la máxima referencia en los Estados Unidos en carreras de coches sport y de larga duración. Varias de las pruebas más importantes del mundo en ese sentido, como las 24 Horas de Daytona, las 12 Horas de Sebring, las 6 Horas de Watkins Glen o la Petit Le Mans (10 horas en Road Atlanta) engalanan su calendario.

SpeedAgro

Sin embargo, su clase superior es menos potente que el tope en el Mundial de Endurance (WEC). En efecto, hace años que, por cuestiones de costos, IMSA dejó de lado la clase LMP1 y creó una versión local de la siguiente división, LMP2, a la que bautizó como DPi; la sigla de Daytona Prototype International (prototipos internacionales de Daytona) que ves en las 24 Horas el finde.

¿Cuáles son las diferencias? La clase LMP2 es para prototipos de hasta 900 kilos, que solo pueden utilizar un motor V8 de 4.2 litros, fabricado en Inglaterra por Gibson; el chasis tampoco es libre: solo se admiten los producidos por cuatro fabricantes en particular: Oreca, Dallara, Ligier o Riley/Multimatic.

La variante DPi, entonces, no es la clase LMP1, sino una versión modificada de la LMP2. El fabricante puede usar su propio motor y modificar hasta cierto punto la aerodinámica de cualquiera de los cuatro chasis permitidos.

Así, por ejemplo, los Cadillac DPi V.R poseen la base del chasis Dallara P217, con un paquete aerodinámico propio, y el motor Cadillac V8 de 6.2 litros que eroga 600 HP. Pesan 930 kilos, un poco más que los LMP2. Es la dotación más nutrida: de los 6 alistados para las inminentes 24 Horas de Daytona, uno es el del Juncos Racing que va a compartir Agustín Canapino junto a sus tres compañeros, Owen, Kaiser y Binder.

El Cadillac DPi V.R del equipo de Wayne Taylor, con uno corre Fernando Alonso.

Los Acura ARX-05, alistados por el Team Penske en nombre de la subsidiaria de Honda en los EE.UU., están construidos sobre sendos chasis Oreca 07, con una aerodinamia delantera que sigue la línea de los Acura de serie, y llevan el motor V6 biturbo de la marca, de 3.5 litros.

Uno de los Acura del Team Penske

Los lindísimos Mazda RT24-P son alistados por el Team Joest, trece veces ganadores en las 24 Horas de Le Mans. Todavía no pudieron vencer en IMSA, pero se acercan a la punta: son oficiales de Multimatic y llevan un motorcito AER de 4 cilindros y dos litros, turbocomprimido.

El bonito -pero todavía poco efectivo- Mazda RT24-P

El único Nissan que interviene en Daytona fue basado, como es habitual, en un chasis Ligier JS P217, con el clásico biturbo V6 de 3.8 litros. Como se ve, mucha variedad en el campo de los impulsores, a diferencia de lo que es la Clase LMP2.

En total, hay 11 coches en la Clase DPi: 6 Cadillac, 2 Acura, 2 Mazda y un Nissan.

Hasta el 2018, las clases DPi y LMP2 corrían juntas en IMSA, gracias a un Balance de Performance. Esta vez, los LMP2 compiten en una división separada, sin chances de victoria en la general, al estilo Pro-Am (pilotos profesionales y amateurs en cada dotación), en la que sólo se presentan 4 coches Oreca.

¿Cómo los diferenciás en la pista? Los DPi van identificados con números pintados en blanco sobre fondo negro; los LMP2, en cambio, usan el fondo azul.

Los 47 inscriptos para las 24 Horas, incluyendo los autos de las clases GT Le Mans y GT Daytona (la más numerosa, con 18 máquinas), quedaron listos luego del “Roar before the 24”, las tradicionales pruebas que se llevan a cabo en el primer fin de semana del año.

¿Te va la data al estilo visión?

Fotos: John Dagys/Sportscar365, Cadillac, Acura y Mazda

1 COMENTARIO

  1. Enorme el Juncos Racing que sigue y sigue creciendo. Lo mejor para éste debut en IMSA. Saludos desde Argentina!!!.

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre