EL”MONITO” Y SUS ANDANZAS

ejana en el tiempo quedó aquella imagen de un juvenil (17 años) Mariano Altuna, ganador primerizo en el TC 2000 en Trelew a fines de agosto del 1999, cuando todavía cursaba la escuela secundaria.

El Top Race es la actividad automovilística central de Altuna en esta temporada. Marcha 5º en el campeonato por detrás de Franco Girolami, Agustín Canapino, Néstor Girolami y  Matías Rossi.
SpeedAgro

Pasaron casi 20 años, y tras una fugaz experiencia internacional junto a Pechito López y Esteban Guerrieri en aquel gran proyecto del Lincoln Sport, Mariano se reinsertó en el automovilismo nacional con un tránsito por las principales categorías, que actualmente quedó reducido a Top Race, tras su alejamiento del Turismo Carretera, donde era una de las figuras, hace poco más de un año .

“Estar sólo en el Top Race es salud para mí porque voy y disfruto de las carreras y otras cosas. Por eso generalmente llegó uno o dos días antes y visito lugares tradicionales que me interesan. En las carreras corro sin presiones, sin cobrar pero también sin tener que aportar dinero. Tengo lugares para mis publicidades y con eso me alcanza” le cuenta a visionauto un distendido y verborrágico Altuna, quien más allá de las carreras ayuda a su padre,el ex piloto del  TC de los 80 Francico Altuna, en la empresa de fumigación en su Lobería natal.

Decís que el Top Race es salud, ¿no lo era el TC?

“No, porque tenía que hacer muchas cosas y hasta locuras para conseguir el presupuesto para correr. Me ocupaba toda la semana e incluso muchas veces al llegar a los circuitos y casi a punto de subirme a los autos, recién terminaban mis charlas telefónicas con los gerentes de los bancos para que me extendieran los plazos de los préstamos para correr. Era una locura, que ni siquiera te hacia olvidar un buen resultado, porque el domingo apenas terminada la carrera ya comenzaba a pensar cómo iba a hacer para cubrir todo lo que había quedado en descubierto…Y ni que hablar si te iba mal en la carrera ó rompías el auto.”  

Sobre un Chevrolet, Altuna participó con continuidad en el TC hasta fines del 2016. Volvió fugazmente en las dos ediciones de los 1.000 Km. “Comprobé que seguía siendo competitivo” destacó sobre estas últimas experiencias.

¿Pero no extrañas al TC, ni te dan ganas de volver?

 “No digo que no me gustaría volver porque sin dudas el TC es la categoría que te hace más conocido. Pero no volvería en las condiciones en que estaba corriendo. Aguanté lo que pude pero decidí parar porque ya tenía varias deudas y se seguía se me iban a  ampliar y hacer casi impagables. Pude vender el auto de carrera e ir acomodándome económicamente. Todavía me falta pero estoy más tranquilo. No quería seguir corriendo y que me señalaran que debía plata”

¿Y no sufrís viéndolo desde afuera?

“No, porque estando afuera del TC descubrí cosas que no veía antes en el alocado andar por conseguir los presupuestos. Descubrí que hay vida más allá del TC…  Seguramente esto no lo ven muchos pilotos que actualmente están en ese ritmo enloquecedor para conseguir presupuestos. A veces, como me pasaba a mí, hacen cientos de kilómetros, gastan mucha plata en combustible y cuando llegan, el patrocinante les dice que vuelva la semana que viene…”

“No volveria al TC con las condiciones en que estaba” le reconoció Altuna a visionauto con el recuerdo de los esforzados movimientos realizados para conseguir los presupuestos.

Tampoco estás en el Súper TC 2000…

“Y si, porque el Súper TC 2000 es una categoría donde para entrar tenés que poner plata. Sólo hay 3 ó 4 pilotos que cobran un sueldo. El resto aporta. Esta es una política que muchas veces te sale más cara que pagar a un piloto, porque esos corredores que vienen con dinero, generalmente son inexpertos y te rompen los autos. Igual ahora voy a estar en los 200 Km. acompañando a Facundo Ardusso en uno de los Renault. Acepté el ofrecimiento, porque como pasó en los 1.000 Km de TC, además de resultarme económicamente, sólo tengo que ir y manejar. Y esto es lo que me sirve en estos momentos ya que tengo  otras actividades que me demandan un tiempo que no puedo perder con el automovilismo. ”

Ganaste y  fuiste protagonista en todas las categorías, pero no saliste campeón en ninguna. ¿Es una deuda pendiente?

“Para nada porque gané, hice poles y en los últimos dos años estuve cerca del título en el Top Race. Tal vez un gran deuda que tengo es la de manejar un auto de gran potencia, por ejemplo de unos 600 HP. Un auto donde el piloto sea el jinete de un potro y no el jinete de un caballo de desfile… Que se noten las diferencia de manejo. Por ese lado tiene que ir el automovilismo para recuperar su atracción en la gente.”

¿Y qué otras cosas más hacen falta para levantar al automovilismo nacional?

“Veo que en el automovilismo falta alguien que entienda lo que pasa y quiera cambiar lo que hace falta cambiar. Estuve en Brasil con el Stock Car y es otra cosa. Al piloto se le da más importancia y también se tiene muy en cuenta al público con las firmas de autógrafos que son ordenadas y nadie se te tira encima.  En Brasil hay pocas categorías, con relación a la Argentina, pero buenas, y lo mismo pasa con los autódromos. Creo que una buena idea para atraer más gente seria hacer festivales de automovilismo y acercar los pilotos a la gente”.

Mariano Altuna. Distendido y verborrágico.

 

Fotos: PrensaPro y Prensa ACTC

Jeluz | Productos Eléctricos

1 COMENTARIO

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre