CONMOVEDORA TERAPIA se pone en práctica para intentar conseguir que Michael Schumacher despierte de un largo sueño que lleva ya más de dos meses…

La fuente es irreprochable, considerando el acceso que normalmente tenía al grupo en cuestión. Revela que los encargados de este intento, Jean Todt (el presidente de la FIA y ex director deportivo de Ferrari mientras Schumi fue piloto de Maranello) y Ross Brawn (el director técnico con el cual el alemán logró sus siete títulos, tanto en Benetton como en Ferrari) se reparten la tarea: un día cada uno.

SpeedAgro

Se sientan junto a la cama en la que permanece en coma el ex campeón mundial de Fórmula 1, en el hospital de Grenoble (Francia) y le hablan en inglés, el idioma que usaban durante sus días de trabajo y éxito en Ferrari. De fondo, hacen repicar con suavidad los sonidos de un motor de F-1 en acción, como los que aceleraba Schumi en las pistas. Cuando se llaman a silencio, le permiten escuchar conversaciones radiales, de las que el alemán mantenía con su box mientras estaba en la pista, grabadas oportunamente.

 

Jean Todt y su mujer, Michelle Yeoh, en el hospital de Grenoble.

 

La idea es reproducir de alguna manera los instantes más sabrosos de la actividad cotidiana de Schumacher, para inducirlo a despertar. Nadie está seguro que vaya  a dar resultado, pero el intento conmueve por la fe que implica y por la pasión que descansa en la filosofía de la prueba. Como si creyeran que el automovilismo es lo que verdaderamente puede salvarlo.

 

 

Lo reveló Pino Allievi, el periodista italiano de F-1 más influyente, que escribe en La Gazzetta dello Sport, el diario deportivo más leído en la península, «casualmente» propiedad de la misma familia que es dueña de Ferrari…

Por el equipo de VA

 

 

 

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre