YA SABÉS, ES CON MOTIVO DE LA PANDEMIA ORIGINADA POR EL CORONAVIRUS.

Postergaciones, suspensiones, cancelaciones han marcado en distintos deportes, la incidencia y creciente preocupación por la expansión del virus en muchos países, incluído La Argentina.

Grandes premios de Fórmula 1, Indycar, NASCAR, IMSA, Rally Mundial (el de México finalizó un día antes), MotoGP, WTCR, entre otras especialidades. Así como la NBA en Estados Unidos (se habla de una reducción de 500 millones de dólares en ingresos, y pérdidas estimadas en 200 millones), Euroliga de basquet, la Liga de Campeones de fútbol, la liga española, italiana.

SpeedAgro

Y en nuestro país, Turismo Carretera, Rally de Argentina, fecha mundialista; Super TC 2000, y se estimaba que otras se iban a sumar, y el fútbol encerrado en la polémica por el proceder de River de no presentarse a jugar por la Copa de la Super Liga ante Atlético de Tucumán, además del parate de las Eliminatorias para el Mundial en Qatar y el que se consideraba muy probale, la Copa de la Super Liga.

Encuentros, eventos realizados sin público, cambios de fechas, postergaciones o cancelaciones de los principales campeonatos en deportes masivo, que como correspondía, se han ajustado protocolos fijados. Eso sí, la inédita situación deparaba un impacto económico cuantioso, millonario.  La Champions League y la Eurocopa distribuyen entre los clubes, 2550 millones de euros, de los que restan por distribuir a los clubes que pasaran  las siguientes rondas, 166 millones en la Liga de Campeones y 34,6 millones en la Europa, sin contar eventuales pérdidas en patrocinios, venta de entradas, entre otros rubros.

En España, hablando de fútbol, la Federación puso al 25 de marzo como fecha para reevaluar la medida. Sino volviera a jugarse, los clubes podrían perder unos 678,4 millones de euros, en concepto de ingresos por televisión (549 millones) y los relacionados a venta de entradas y abonos (129,4 millones), sin contar consecuencias colaterales.

¿Cómo va a salir Liberty Media de tan descomunales interrogantes? (Foto gentileza diario AS)

Retornemos  a la F-1 y las implicancias del coronavirus. A modo de reseña, laverdadnoticias.com ha reflejaado que el GP de México del año anterior, en el Autódromo Hermanos Rodríguez, generó un movimiento económico de poco más de 221 millones de dólares. Si nos referimos al de la actual temporada, los patrocinios se han de ver afectados, y más aún en los casos de China, Bahein, Vietnam, cancelados. En China la no realización de la carrera ha supuesto una pérdida de 105 millones de dólares. Habrá que recordar que la construcción del circuito de Shanghái, en 2003, tuvo un costo de unos 300 millones de dólares, y que el alquiler del lugar para eventos deportivos como la F-1, ronda los 45 millones de dólares, por lo que se descuenta que el impacto negativo, se profundizaba.

En cuanto a Liberty Media, el conglomerado «dueño» de la F1, ha mencionado el sitio web motorlat.com, que sus acciones habían retrocedido a mínimos en la última parte de 2019, esa tendencia remarcó la caída de resultados en las metas previstas de los dueños de los derechos comerciales de la «máxima». Ante la aparición del coronavirus, en lo que hace a distintas fuentes de ingreso con que cuenta la F1, muchas dependen de que Liberty cumpla con su parte de los contratos, y que las pólizas de seguro cubran enfermedades tales como el Covid-19 (coronavirus). De no ser así, la F1 podría perder cientos de millones de dólares o más.

Aplicamos el ejemplo mencionado por el mismo portal motorlat, un equipo sensible al flujo de dinero en las últimas temporadas y en la actual, es el equipo Williams. Los de Frank, cuentan con unos 60 millones de dólares anuales de parte de Liberty, los que corresponden 30 millones a las tarifas de alojamiento de la carrera e ingresos de TV. Por lo tanto, una reducción en los ingresos en la F1 del 20%, afectaría a Williams en unos 6 millones. Todo esto asumiendo que la TV y otros medios que transmiten las carreras, continuasen pagando sus tarifas en forma total pesar de la reducción del calendario. De no ser así, la pérdida podría alcanzar los 12 millones o incluso más. Dado que el año pasado Williams registró una pérdida estimada en 25 millones de dólares, esos 12 millones que no ingresarían en sus cuentas, originaría otro un muy serio problema en Williams. Desde ya, las implicancias negativas, se extenderían a otras escuderías.

La postergación o cambios de circuitos y países de grandes premios, tampoco atenuaría en la forma deseada el revés económico. Además de imprescindible decisión unánime de los equipos, el hecho de que se tardara tres meses en organizarse y realizarse un GP en otro lugar, y la alta probabilidad de que el país al que se trasladara la carrera pudiera también sufrir los embates del coronavirus, hacen suponer que el paso no redundaría en solución alguna.

El circuito italiano de Ímola se habría propuesto para reemplazar a Shanghai, sin embaro los promotores del circuito no podrían pagar los 40 millones necesarios, de ahí que la alternativa aparecía complicada.

«Creo que Liberty Media, está lidiando con esto (coronavirus) a puerta cerrada porque todo lo que dices ahora, podría quedar obsoleto en una hora», dijo hace poco el jefe del equipo de Haas, Guenther Steiner y grafico luego, «miré las noticias tal vez a la hora del almuerzo, si ahora estoy seguro de que hay algo más”.

El coronavirus, otra forma de tsunami.

Por el momento, no hay más palabras señor juez…

 

Foto portada: gentileza actualidadmotor.com

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre