MIENTRAS NO CESAN LAS ESPECULACIONES EN TORNO A CUANDO VAN A VOLVER LAS CARRERAS…

La ACTC ha acelerado a fondo con la carta abierta difundida, donde se explaya con crudeza en torno a la situación tan compleja reinante, a consecuencia del coronavirus y la prolongada cuarentena.

El mensaje resuelta elocuente, la ACTC señala que «el automovilismo deportivo necesita continuar, para que muchas familias puedan vivir. Hoy, más que nunca».

El parate que vive el automovilismo argentino, tiene fecha incierta respecto a la vuelta a la actividad debido al pandemia. La consecuencia del paréntesis obligado del automovilismo, así como de múltiples actividades en el país desde pequeños comerciantes hasta grandes empresas, ha originado severísimos problemas económicos y sociales. Y cuanto más transcurren los días, el panorama se complica ante la multiplicad de factores en juego, y con la rueda económica en el país, funcionando aún en forma parcial agudizando las graves necesidades de la población.

La ACTC, mediante su presidente Hugo Mazzacane, ha mantenido reuniones virtuales con el ministro de turismo y deportes Matías Lammens, evaluaron el momento crítico del automovilismo, y habrían trazado líneas de acción para cuando las condiciones se encuentren dadas para el reinicio de la actividad, incluyéndose el comentado protocolo sanitario a aplicarse en ocasión de una carrera.

Las carreras, la velocidad, el público; una imagen que va a volver. Ahora bien, ¿cuando?, ¿cómo? (Foto gentileza TC La Revista)

A su vez, puertas adentro, la dirigencia de la ACTC, mantiene contacto con dueños de equipos, preparadores, técnicos y pilotos, a modo de elaborar estrategias en sintonía con la gravedad actual que lleva a que haya una diversidad de actores que hacen al TC y al resto de las categorías fiscalizadas por la ACTC, que atraviesen días por demás complejos. La carta abierta  de la ACTC ha sido más que explicita.

Acá la podés leer completa:

40 mil familias que necesitamos trabajar

El automovilismo deportivo necesita continuar para que muchas familias puedan vivir.

Somos más de 40.000 familias que formamos parte y tenemos como principal ingreso, y labor, al automovilismo deportivo a nivel nacional y zonal. La situación actual impacta fuertemente en cada familia, es nuestro trabajo y no tenemos ingresos económicos en nuestros hogares. Necesitamos trabajar para vivir. Cada uno de nosotros ejerce una función sumamente importante e imprescindible para que se lleven a cabo los eventos. El automovilismo deportivo necesita continuar para que muchas familias puedan vivir. Hoy, más que nunca.

Todas las familias afectadas:

– Personas destinadas a la tarea de autódromos y federaciones -entes organizadoras y reguladoras de categorías de nivel zonal en todo el país-, encargadas de recibir a cada uno de los eventos (bomberos, médicos, seguridad y técnicos, entre otros).

Son más de 40 los autódromos distribuidos en las provincias de nuestro país: San Nicolás, Olavarría, 9 de Julio, Dolores, Mar de Ajó, Bahía Blanca, Pigüé, Balcarce, Junín, Tandil, Arrecifes, Mar del Plata, La Plata y CABA (en la provincia de Buenos Aires). Paraná, Concordia y Concepción del Uruguay (Entre Ríos); El Calafate y Río Gallegos (Santa Cruz); Posadas y Oberá (Misiones); Villicum y El Zonda (San Juan); Rosendo Hernández, Villa Mercedes y Potrero de Los Funes (San Luis); Rosario, Rafaela y San Jorge (Santa Fe); Río IV y Alta Gracia (Córdoba); Comodoro Rivadavia y Trelew (Chubut); Viedma y Gral. Roca (Río Negro); Neuquén; La Pampa; Santiago del Estero; Mendoza; Chaco; Salta; La Rioja.

– Pilotos y equipos de competición (incluidos jefes de estructuras y mecánicos).
– Personas trabajando en las empresas forjadoras de elementos para las categorías. Por ejemplo: neumáticos, tapas de cilindros, bielas, baterías, pistones, blocks, botadores y radiadores, entre otros.
– Periodistas, fotógrafos, camarógrafos, entre otros, que se encargan de la cobertura de los eventos.
– Banderilleros en todo el país.
– Comisarios deportivos y cronometristas de pruebas.
– Promotoras y encargados de promoción a nivel nacional.
– Vendedores y encargados de control.
– Personal, en carrera, que corresponde a la Asociación Corredores Turismo Carretera.
– Rubro gastronómico en cada autódromo y de la venta de merchandising.
– Personal abocado a las transmisiones oficiales de los eventos por televisión.

—–

Has leído el abanico de aspectos contemplado por la misiva dada a conocer por la ACTC, apuntado a incluir a todos los sectores (ha sido mencionada hasta la prensa) vinculados a las carreras de autos.

Valdrá reflexionar acerca de las necesidades del automovilismo, evidentes por cierto; se suman a tantas que hacen a la vida misma en el marco del COVIT-19. Valdrá también tener en cuenta que semejante flagelo que ha llevado tantas vidas, va a quedar sorteado cuando los dictamenes de los especialistas en salud y las circunstancias que se deriven, así lo establezcan. De ese modo, la vida cotidiana irá retomando su ritmo habitual y por ende, el automovilismo volverá a encenderse con, producto de la crisis, los daños colaterales que se presumen…

 

Foto portada: gentileza cadena3motor.com
-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre