EL CALLEJERO LO AFRONTA…

…con tres pilotos el equipo oficial YPF Chevrolet. El indiscutido “1”, Agustín Canapino, Bernardo Llaver y el pibe Tomás Gagliardi Genné, el más recientemente incorporado.

Bernie Llaver junto a un simpatizante.

No ves como era habitual a los otros dos integrantes, Manuel Mallo y Facundo Conta. Primero Mallo y luego Conta, hace poco le comunicaron al director del equipo Luciano Monti, que dejaban libres sus butacas en los Cruze que conducían. Si bien no se han puntualizado las razones, se habrían entremezcado las económicas y deportivas y por ahí hasta se mencionan otras extradeportivas en particular en el caso de Conta. Ambos pilotos aportaban en cada carrera una cifra con cuatro ceros, y debido al crítico momento actual se les complicó continuar reuniendo el dinero. A su vez, también trascendió que fallas en los motores V8 de sus autos, también influyeron para sus desvinculaciones a la vez que por otro lado se rumoreó cierto malestar de Mallo y Conta por el funcionamiento mostrado por el Cruze de Gagliardi Genné, como te contamos, el último incorporado a la escuadra.

SpeedAgro

Monti había entendido cuando habló con visionauto, que para las carreras santafesinas era “poco probable que incorporásemos a dos nuevos pilotos, habida cuenta de que se trata de una fecha especial y difícil en las calles”. En tal caso esos dos pilotos, debían aquilatar cierta experiencia para salir a acelerar en el callejero. Así se ve que el equipo afrontaba la fecha con tres autos, especulándose que en la siguiente podrían sumarse los reemplazantes de Mallo (podría volver en otro equipo) y Conta (“decidí hacer un impasse”), siempre en condición de pilotos que deben aportar dinero para acceder a esas butacas. “Sí, en cierta manera nos tomó por sorpresa la decisión de Mallo primero, y luego Conta sin aviso previo, me comunicó que dejaba de correr en el equipo“, comentó Monti.

 

Fotos: Super TC 2000

Jeluz | Productos Eléctricos

2 COMENTARIOS

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre