DEBE SALIR CAMPEÓN UN TORINO.

Los planetas están alineados casi, listos. Desde ya, el margen de dudas no hay que dejarlo de lado, menos en el Turismo Carretera donde los imprevistos y golpes de escena, como marca su ADN, saben hacer de las suyas.

Los Toros han ganado seis de las trece carreras corridas, Julián Santero en la apertura, Josito Di Palma por dos y Emiliano Spataro por dos a los que se ha sumado como sabés, Facundo Ardusso en La Pampa.

SpeedAgro

Hay que remontarse mucho tiempo atrás, muchos no habían nacido en 1971 cuando los Toros ganaron nueve carreras ese año que coronó campeón a un tal Luis Di Palma, con Torino claro. Desde aquella vez, casi perdida en el tiempo, no ha surgido un campeón al volante del “auto nacional” como supo conocerselo en sus inicios.

Los planetas están alineados, Ardusso es el abanderado en pos de esa conquista que parece exorcizada para la marca como también para Renault en Súper TC2000, donde el de Las Parejas también está a punto caramelo. Si bien las particularidades matemáticas aceteístas, dejan la puerta abierta a otros candidatos metidos en la Copa de Oro, en la práctica, neófitos y entendidos (que suelen abundar), remarcan que en las dos restantes, Comodoro Rivadavia y el Mouras de La Plata, el duelo, el mano a mano ha de ser entre Ardusso y Agustín Canapino.

En Toay los dos muchachitos, se midieron, porfiaron, se corrieron no más de 300 metros. De ahí en adelante, Facundo en su Torino hizo lo que quiso aunque fuera un manojo de nervios. Canapa no terció, reiteró el casete conocido acaso para trasladarle esa pizca de presión, “Ardusso es el gran candidato al título y los Torino son superiores”. Hasta fue superado por Gastón Mazzacane. El Rayo aunque ganador de la serie inicial, perjudicado por abrir la pista, cedió sus grandes chances de debutar de una vez por todas como winner en TC.

 

Ardusso desde lo más alto en Toay, apabulló a Mazzacane (2º) y a Canapino (3º); Canapa "distraído", su enemigo máximo.

 

“Sí, soy el principal candidato, lo siento y lo digo como siempre hago”, mandó Ardusso en Toay una vez ganador, y con la mochila que le pesaba arrojada por la ventanilla del Torino, con el que sumó la cuarta victoria en la categoría, primera con la marca ya que las anteriores, fueron con Dodge: Termas de Río Hondo(2014), Viedma (2015), Termas (2016).

¿Es al final de cuentas Ardusso el elegido para exorcisar este año al Torino en TC y a Renault en Súper TC2000?. Ambas películas ambas, precisan de un final feliz…

 

Por Carlos Saavedra
Foto: ACTC

VisionAuto en Instagram

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre