APARECIÓ EL CAMPEÓN.

Era esperado el contrataque de Renault luego del opaco inicio de campeonato. Tal vez algunos no imaginaron que sería tan rápido, y mucho menos con la contundencia mostrada con el dominio en todo lo que hubo en juego en la cambiante jornada en el Gálvez. Arrancó con lluvia por la mañana con los entrenamientos dominados por Leonel Pernía, y avanzada la tarde culminó con una pista seca que presidió la carrera clasificatoria, ganada también por el campeón. Entre ambos hubo una clasificación con piso húmedo que mostró la superioridad de Facundo Ardusso, relegado luego al lugar en la grilla de la carrera por el estreno del sistema de recargo.

Leonel Pernía y Matías Milla concretaron el 1-2 de Renault en la carrera clasificatoria, por delante del terceto de Honda de Juan Angel Rosso, Juan Manuel Silva y Nicolás Moscardini.

«Tengo un buen ritmo pero mejorable», avisa Pernia con la vista puesta en carrera
final, más extensa y exigente. En principio tiene la espalda cubierta por su compañero Matías Milla, siempre y cuando no los sorprendan los de atrás como en la carrera clasificatoria lo sorprendió Franco Girolami para instalarse en la punta en las primeras cinco vueltas. Una pasada y un problema en la caja del Fiat Cronos,le quitaron esa preocupación a Pernía y le allanaron el camino a la victoria.

A la espera de alguien que le presente lucha a Leo, es cuestión de ver si los Honda
mantienen el nivel que con Rosso, Silva y Moscardini les permitió encolumnarse ordenadamente por detrás de los Renault. También quedÓa por saber si Matías Rossi (largó 11° y llegó) y Agustín Canapino (partió 12° y terminó ) guardaron para la final sus mejores cartas.

Rubens Barrichello protagonizó un toque con Hernán Palazzo «Cuando uno larga desde atrás se pelean más las posiciones», dijo el brasileño que fue excluido. Había llegado 15° en la pista..

¿Y Rubens Barrichello? Sigue aprendiendo como reconoce y a los golpes, como se ve. Esta vez las asperezas las tuvo con Hernán Palazzo, su compañero en el Toyota Gazoo Racing. Luego de un leve despiste Hernán intentó volver al circuito con el impulso de su juventud. Allí se encontró con el Toyota número 11 que llevado por con la experiencia y astucia de Rubinho, le cortó el camino con un toque y lo sacó de carrera.
«Se pasó y me llevó por delante pero creo que habrá sido sin querer», contó y estimó Palazzo. «Es un tema que discutimos dentro del equipo», se limitó a decir Barrichello.
No hubo mucho que discutir para los comisarios deportivos. Consideraron culpable a Barrichello, y lo excluyeron del 15° lugar obtenido en pista. Con sanciones también se aprende.

-publicidad-

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre