AUTOCLASICA SE CONVIRTIO ESTE AÑO en el paraíso de los amantes de la mítica categoría Sport Prototipo, los dinosaurios del automovilismo argentino…

Se expusieron apretaditos en la misma carpa, allí dónde todos los años brillan los monopostos. Les faltó un poquito más de despliegue, pero su exhibición resultó una magnífica oportunidad para refrescar cómo se corría 40 años atrás, y para que los jóvenes pudiesen admirar qué autos se hacían en la Argentina cuando a la creatividad le dejaban la rienda suelta…

La de arriba es una réplica del Berta LR de 1970, que compitió en los 1.000 Kilómetros de Nurburgring por el Mundial de Marcas de aquel año, con Luis Di Palma y Carlos Marincovich al volante. La barra antivuelco no es original, por supuesto.

Más de Berta: el prototipo con motor Tornado, en versión 1972, así como Luis Di Palma lo llevó al título de aquel año.

 

Otro Berta-Tornado, el que conducía Jorge Omar Del Río en 1972 y 1973, el último año en el que los SP hicieron apenas tres carreras.

 

Este es el primer Baufer vencedor en SP: Jorge Cupeiro lo hizo debutar en TC a fines de 1968, y al año siguiente ganó la segunda carrera del torneo de SP, en el «Oscar Cabalén» de Córdoba. Llevaba motor Chevrolet 250.

 

Otro Baufer, recientemente restaurado: el que corría Juan Manuel Bordeu en SP pero que utilizaba motor Dodge. Bordeu lo corrió muy poquito, a causa del accidente que sufrió en julio de 1969 en Los Cóndores TC.

 

El rinconcito de Ford: en primer término, el Halcón, un habitué de estas reuniones, que se usaba en el TC; más atrás, el Huayra, el SP de Ford para 1969, ambos coches concebidos por Heriberto Pronello.

 

El Panizza-Tornado en su concepción original para TC: corrió a fines de 1968 y principios de 1969, y recién apareció en SP sobre fines de 1970 completamente modificado, no en esta forma.

 

De este coche te hablamos hace poco acá: es el Numa IIIB, que corrió bajo esa denominación en SP durante 1970, derivado del «Televisor», el TC que Carlos Ruesch preparó en 1968. Así lo encontraron sus actuales dueños, que se lanzan a la cíclopea tarea de restaurarlo.

Es cierto que hoy resultaría imposible liberar las restricciones reglamentarias bajo la absoluta certeza de que los costos se dispararían (y algo de eso fue lo que sucedió entonces…), pero no deja de ser interesante soñar qué pasaría con algunas categorías, como por ejemplo el TRV6, si sus coches especialmente construidos para correr, como éstos, en lugar de motor delantero y carrocerías derivadas de serie de alta gama, tuvieran motor central y carrocerías de Gran Turismo o similares… 

Por el equipo de VA (complacido con Autoclásica)

Fotos: MCFPress y Autoclásica

 

 

 

 

12 COMENTARIOS

  1. Habría que ver hasta donde se dispararían los costos que Uds. dicen, de hecho los TC de hoy no distan mucho de ser Sport Prototipos de motor delantero «forrados» con chapas que los convierten en Chevys, Falcon, Torino o GTX.

    Berta competía de igual a igual con los Porsche 908, los Lola, Alfa, etc., pero de todas formas en nuestro país siempre se encuentra una excusa para emparejar hacia abajo, como se hizo en los ’70.

    Uds. mismos dan las cifras que se manejan hoy en TC, por ejemplo, y no parecería ser que fueran chicas….se habla de bajar costos y se hacen cosas rídiculas como el sorteo de los motores de un mismo preparador, metiéndose en la privacidad de las personas, o se hacen tapas de 24V antes de liberar la carburación o volver a aumentar la cilindarda.

    El problema es que en términos generales nuestra dirigencia atrasa 40 años.

    Vamos a ver como es el reino del revés…..

    Un abrazo. Jorge.

  2. Si yo mal no recuerdo, la muerte del SP se debió en buena parte al cambio permanente del reglamento y ello llamaba al recambio total del parque, pasando a ser inservibles los autos del año pasado. ¿Qué chances podía tener un Baufer contra un Berta-Tornado motor trasero?Inclusive, ¿Qué chances podía tener un Berta-Tornado motor trasero vs. uno motor delantero?

    Así los autos que no servían más, tampoco servían en ninguna otra categoría (los constructores contentos, pero si el cambio no estaba acorde al contexto económico de la categoría, la misma moriría y es lo que sucedió).

    El SP era una categoría que nació de un desmanejo reglamentario del TC. Se lo pretendió solucionar dejando el TC con un reglamento y creando una nueva categoría (SP) y ¿había lugar para una más? Algo así como un error arreglado con error…

    Además creo que influyeron otros aspectos, como los premios, la inflación y restricciones aduaneras, que hacían imposible tener dos juegos de gomas para una carrera.

    En cuanto al costo de cualquier categoría deportiva, el mismo se define y regula con el reglamento técnico. El costo de la categoría no es algo inmanejable o que se le pueda salir de las manos a una categoría ni a su dirigencia. Cualquier piloto o constructor sabe dónde se va el dinero y cuándo la categoría pasa a ser una competencia de recursos económicos y no un deporte de hombre/máquina. Manejar bien este asunto, sólo depende de que los que lo realicen sepan de estas materias.

    Si el costo que cada reglamento técnico permite no está acorde con los premios o con la publicidad que se puede vender para esa categoría, la misma tiene su suerte sellada.

    En cuanto a la nostalgia, indudablemente es inevirable; pero no es sólo aquí, en el resto del mundo también ya hay voces que llaman a retomar la buena senda del deporte automotor (hoy seriamente jaqueada por el show).

    El SP Argentino, como la Mécanica Argentina F1 fueron intentos malogrados de avanzar en el automovilismo argentino. La exposición de esas máquinas, permite disfrutarlas y sufrir una vez más a nuestra incapacidad para construir.

    Saludos,

    Pablo.

  3. Realmente entrar en esa reducida carpa,llenaba de nostalgia,aunque tambien de tristeza,al ver lo que se podía hacer en este país hace 40 años,y que se perdió para siempre.
    Se perdió la sorpresa,q1ue causaban cada vez que uno de estos autos aparecía por priemr vez en un autódromo.Hoy en día cuando un piloto dice que va a extrenar un nuevo TC,sabemos que solamente cambió los caños de la jaula.
    Estos maravillosos autos,no solo «Eran» autos de carrera ,sino que «parecían» autos de carrera.Los actuales solo «son»,porque su imagen dista de «parecer» un auto de competición.
    En la actualidad no hay espacio para la creatividad respecto al diseño,todo esta uniformado y reglamentado, solo 4 modelos en el TC.
    Coincido en que el Top Race perdió una gran oportunidad de crear una categoría distinta,y solo agregó una repetida y poco novedosa oferta de «auto de calle que parece uno de carrera».
    Que pena da este presente.

    • Existe una categoria que corre generalmente en el mouras muy similar andan muy fuerte los motores estan limitados creo que son vw 2000 TSI (los del Vento) se llama GT 2000 pero no la van a ver ni los familiares.

  4. Coincido con los comentarios, y tal vez resumo en estas palabras, es la carpa de lo pudimo ser y no fuimos, por las razones expuestas por Jorge, Pablo y Frenando, no queda casi nada por agregar, lleve a mi hijo por primera vez a Autoclasica, me comento : «Papa, los autos de antes eran más lindos y son autos de carrera…», los chicos dicen siempres la verdad. Saludos.

  5. Entre esta nota y la del V8 Australiano, vemos todos los «porque» del fracaso del automovilismo argentino de los últimos tiempos, ese que algunos tildan de exitoso (por la cantidad de autos) y otros decimos que es un fracaso por las bajas audiencias, el hastío de los fanáticos y la cada vez menos presencia en los autodromos.

  6. Hoy el TRV6 podría liberar las carrocerías, sin ninguna otra modificación reglamentaria, y obtendría la imagen propia que le falta, además de salir del ridículo de los actuales prototipos con carrocerías de autos turismos, que no tienen nada que ver.- El costo sería mínimo.-

  7. En la misma carpa donde estaban los SP estaban los MA F1 y como bien dice Pablo también fue un intento malogrado de avanzar en el automovilismo argentino, de hecho Berta (¿cuando no?) hizo un auto para Fórmula 5000 que si mal no recuerdo llegó a correr en alguna carrera y también si la memoria no me falla hubo algunas conversaciones con él (Berta) para estudiar la posibilidad de intervenir en la F1…….conclusión más que la carpa de la nostalgia, era la carpa donde daban ganas de…..mejor lo dejo ahí.

    Un abrazo.

  8. en el automovilismo para todos, de vez en cuando daban algún compacto del gt2000. la verdad, autitos muy muy lindos. son mini prototipos. una lástima que no logren mayor difusión…

DEJÁ UN COMENTARIO

Por favor escribí tu comentario
Por favor ingresá tu nombre